Ecuador
Lasso busca inversiones en España y despierta las críticas de la oposición ecuatoriana
La visita del presidente de Ecuador generó el entusiasmo de los empresarios españoles y los reproches de la oposición de su país, en medio de protestas por su política económica y de las investigaciones por los Pandora Papers.

La llegada del presidente ecuatoriano a España despertó el entusiasmo de los empresarios españoles y los reproches de parte de la oposición de su país, por realizar una gira en medio de las protestas por su política económica. Pero lo cierto es que el mandatario tenía en mente visitar Europa desde su asunción, en mayo pasado, para vender el programa de inversiones y privatizaciones que prometió en sus primeros días de gobierno.

Tensión en Ecuador: Lasso declaró el estado de excepción y evalúa cerrar el Congreso

Lasso fue recibido la semana pasada por el rey Felipe VI, el presidente Pedro Sánchez, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. A todos ellos le presentó su plan estratégico de recuperación post pandemia valuado en 25.800 millones de euros (30 mil millones de dólares), con el que busca atraer a los inversores españoles.

Sin embargo, el encuentro más importante para Lasso fue con los empresarios en la sede de la Cámara de Comercio. Allí el jefe de Estado ecuatoriano promocionó su modelo de "alianzas público privadas" y alentó a los presentes a seguir el camino de Mapfre, Telefónica y Acciona, entre las 150 empresas españolas que operan en Ecuador. El proyecto estrella de su plan estratégico, el metro de Quito, está en manos de un consorcio español que maneja un presupuesto de 1.700 millones de euros. Y quiere que sirva de modelo para nuevos inversores.

Guillermo Lasso junto a la secretaria de Estado de Comercio de España, Xiana Méndez, en la Cámara de Comercio de España. 

Ambos países tienen firmado un tratado bilateral de inversiones y están interesados en renovarlo el próximo año. España se posiciona como segundo inversor extranjero en territorio ecuatoriano, después Canadá, y el primero de Europa, de acuerdo al Banco de Ecuador. En Madrid, Lasso se refirió a la intención de su gobierno de privatizar el Banco del Pacífico en 2022, entre otras empresas públicas.

Carlos Rabascall, excandidato a la vicepresidencia de Ecuador en la fórmula con Andrés Arauz, dice a LPO que el viaje de Lasso "responde a la agenda de la derecha ecuatoriana en temas de atracción de inversiones a través de procesos privatizadores de las áreas estratégicas". Además, asegura que el mandatario pretende "suscribir 10 acuerdos comerciales dentro de su período gubernamental", entre ellos uno con México previsto para finales de este año, "como paso previo a su incorporación a la Alianza del Pacífico". "Esta política pone en riesgo a sostenibilidad de la producción nacional". 

Lasso tratará de concesionar por medio de la figura de articulación público-privada a largo plazo los sectores de hidrocarburos, minería, energía, telecomunicaciones e infraestructura

Con todo, señala que la Constitución ecuatoriana prohíbe la privatización de esas áreas estratégicas, por lo que Lasso "tratará de concesionar por medio de la figura de articulación público-privada a largo plazo los sectores de hidrocarburos, minería, energía, telecomunicaciones e infraestructura". "Este objetivo de deshacerse de los principales activos del Ecuador responde a su visión de apertura comercial indiscriminada", apunta Rabascall.

Asediado por los Pandora Papers, Lasso denuncia una "triple conspiración" para derrocarlo

Las promesas del presidente de Ecuador merecieron la aprobación de los empresarios españoles. El número dos de la CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, celebró el discurso de Lasso, que anunció una serie de reformas tributarias y laborales, tachadas de flexibilizadoras por la oposición ecuatoriana, para crear un clima favorable a los capitales extranjeros. El mandatario llevó la misma idea al "Foro ABC España-Ecuador", donde también participó el expresidente José María Aznar.

 El foro organizado por el diario español fue quizás el momento más incómodo de la gira que concluyó el sábado pasado. Luego de que Aznar lo presentara como un "gran amigo", Lasso se metió en la discusión sobre la colonización de América. "No estoy de acuerdo con esas ideas extremas de que España nos tiene que pedir perdón", sostuvo el presidente, quien alegó que se trataba de un tema promovido por "grupos de extrema" izquierda. 

José María Aznar y Guillermo Lasso. 

Estas declaraciones despertaron el enejo en su país. Por caso, el excandidato presidencial indígena Yaku Pérez, declaró que los comentarios de Lasso dejan "estupefactos" a los ecuatorianos. "Usted parece no entender el epistemicidio, genocidio y ecocidio provocado por la masacre española o su ignorancia es enciclopédica. Ahora es menos, pero los ecuatorianos son negados la visa Schengen a España. Una tristeza", escribió en Twitter.

Las protestas se desencadenaron por la reforma laboral, la suba decretada para el diésel y la nafta y el acuerdo alcanzado por el FMI que, en cambio, recibió elogios por parte de Sánchez y el empresariado español

Lasso viajó a Europa -hizo escala primero en la COP26 de Glasgow- en medio de un clima de movilización de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), seguidos por grupos de estudiantes y sindicatos, pese al estado de excepción que impuso para contener el crimen organizado. Las protestas se desencadenaron por la reforma laboral, la suba decretada para el diésel y la nafta y el acuerdo alcanzado por el FMI que, en cambio, recibió elogios por parte de Sánchez y el empresariado español.

Movimientos indígenas de Ecuador amenazan con radicalizarse si Lasso no cambia el rumbo económico

El presidente también decidió alejarse de su país para escapar del escándalo de los Pandora Papers, que lo señalan como propietario de unas 14 sociedades offshore que cerró luego de que el expresidente Rafael Correa aprobara una ley en 2017 que prohibía a los aspirantes a la Presidencia ocultar activos en paraísos fiscales. Lasso se excusó, pero la sospecha ya circulaba. Y el malestar social fue lastrando su popularidad.

"El viaje del presidente Lasso es inoportuno y responde a un efecto distractor. Además de las movilizaciones, la salida se da en medio de los cuestionamientos e investigaciones de la Asamblea Nacional. De comprobarse que el presidente mantiene patrimonio en paraísos fiscales estaría incurso en causales de destitución del cargo para el cual fue elegido", advierte Rabascall. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.