Tucumán
Manzur analiza hacer la "Gran Cristina" para derrotar a Jaldo
El gobernador de Tucumán podría ir como segundo del histórico dirigente Fernando Juri en el 2023. Así sortearía el impedimento constitucional y podría enfrentar a su actual vice, Osvaldo Jaldo.

Manzur sacó un conejo de la galera, o mas bien un lobo, para asustar a su vice Osvaldo Jaldo, quien lo desafió en la reciente elección del Defensor del Pueblo y anticipó que no iba a habilitar una reforma de la Constitución provincial para que Manzur pueda competir por un tercer mandato. Fue la gota que rebalsó el vaso de una relación que venía tensa.

Desde ese momento, Manzur recibió un apoyo contundente de su amigo Alberto Fernández, pero también de Cristina Kirchner. Sus dos ministros en el gabinete salieron a respaldar al gobernador tucumano. El primero fue Wado de Pedro a través de una serie de tuits públicos en el que condenó la rebeldía de Jaldo. Y la semana pasada, Jorge Ferraresi visitó Tucumán y junto a Manzur y los sindicatos de Tucumán anunció la construcción de 7.200 viviendas, que podrían duplicarse si le consiguen los terrenos.

Alberto y Cristina salieron a bancar a Manzur después de la rebelión de Jaldo 

También fueron enviados a Tucumán los ministros Ely Gómez Alcorta y Matías Lammens y el presidente del bloque de legisladores porteños del peronismo, Claudio Ferreño, uno de los hombres de mayor confianza de Alberto Fernández.

El respaldo de la fórmula presidencial fue devastador para Jaldo que empezó a sufrir un goteo de dirigentes, legisladores y hasta concejales que empezaron a emigrar a las filas de Manzur. Pero el gobernador mantenía un problema político de fondo: como garantizar que seguía siendo un proyecto político viable más allá del fin de su mandato. Para decirlo claro, el problema de Jaldo era el presente, el de Manzur el futuro. Y como dijo en su momento Néstor Kirchner, la política es dinero y expectativa.

Este último tramo de la ecuación es el que acaba de abordar Manzur. En el peronismo de Tucumán este lunes circuló la versión de una posible fórmula Manzur-Juri para el 2023. En efecto, la Constitución provincial no impide al gobernador presentarse como vice.

Fernando Juri y Osvaldo Jaldo, cuando el ahora presidente del Concejo Deliberante de San Miguel fue electo autoridad de la Legislatura provincial.

El candidato elegido estuvo bien pensado. Fernando Juri es hijo del mítico gobernador de los setenta, Amado Juri y sobrino del también gobernador, Fernando Riera. Dos próceres del peronismo tucumano. 

Juri, actual presidente del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán, es querido por casi todos los sectores del peronismo tucumano y tiene una larga trayectoria política, fue vicegobernador de José Alperovich y autoridad de la Legislatura que encabeza Jaldo. 

"Es una jugada brillante, Fernando es de los pocos que no genera resistencia en casi ningún sector", afirmó a LPO un dirigente importante del peronismo tucumano.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.