Diputados
Negocian correcciones a la ley del aborto en la reglamentación para sancionarla el 29
Son las que pidió Weretilneck y consisten en restringir las intervenciones que ya son legales durante todo el embarazo. Tensión en la Rosada para llegar con los votos.

El senador rionegrino Alberto Weretilneck recibe desde el pasado viernes llamados de sus pares oficialistas con una propuesta: aprobar la ley del aborto que se tratará el martes 29 y aceptar que la reglamentación contemple sus sugerencias, como restringir las intervenciones que ya son legales en cualquier momento del embarazo para los casos de violación y riesgo de salud. 

El ex gobernador es un habitual aliado del oficialismo, sin su voto las chances de sancionar la ley se reducen, pero aún así nadie lo tuvo en cuenta cuando se pasó listado de modificaciones para el dictamen de Diputados. Tanta es la tensión, que Alberto Fernández llama y recibe a senadores oficialistas que están en contra para convencerlos de votar a favor.

El jueves pasado, mientras se emitía el dictamen, le concedió una audiencia al salteño Sergio Leavy y quedó confiado en que mutará de celeste a verde, como le había sugerido en charlas de febrero. En declaraciones a la televisión de su provincia confesó que es una posibilidad. "Estamos debatiendo: algunos militantes nos piden una cosa; otros otra. Me hubiera gustado un plebiscito. He estado reunido con diferentes sectores porque hay una realidad: uno no quiere que se mueran bebés, pero tampoco mujeres sin acceso a la salud", señaló.  

Las gestiones del presidente lograron que el dictamen tuviera dos firmas que no estaban confirmadas: la rionegrina Silvina García Larraburu y el entrerriano Edgardo Kueider, ambos del Frente de Todos, aunque el último lo hizo en disidencia. 

Exclusivo: cómo impacta la salud de Menem en la sesión del aborto

Pero el presidente no contemplaba una rebelión de senadores que se habían declarado verdes y ahora piden modificaciones que obligarían a retornar el debate a Diputados, una posibilidad que no está en sus planes de fin de año. 

Para evitarlo trabajan la vicejefa del oficialismo Anabel Fernández Sagasti y sus pares María de los Ángeles Sacnun y Oscar Parrilli, para quienes Weretilneck resultó ser el hueso más duro de roer: sorprendió enviándoles una carta con artículos reescritos como condición para apoyar. Por si fuera poco, su rebelión animó a los verdes de Cambiemos a exigir condiciones. 

Weretilneck podría aceptar que la reglamentación restrinja los abortos ante riesgo de salud en cualquier momento del embarazo, que ya son legales. Pide limitarlos a los casos en que esté en juego la vida y no pueda preservarse de otra manera.  

Por si alguien no lo tomaba en serio, el ex gobernador se negó a firmar el dictamen y empezó una negociación que por ahora sigue irresuelta, en la que le proponen aceptar que una parte de sus propuestas sean contempladas en la futura reglamentación de la ley y de ese modo evitar que el proyecto vuelva a Diputados. Necesita confiar en que le cumplan y en el Senado sobran sospechas sobre una negociación paralela para conseguir beneficios para Río Negro.  

Lo curioso es que no objeta el eje del proyecto, que es legalizar la interrupción del embarazo hasta la semana 14 de gestación. Su principal demanda es aplicar nuevas reglas para los abortos que ya son legales en cualquier momento de gestación por tratarse de casos de violación y/o riesgo de salud, una interpretación que hizo en 2012 la Corte Suprema del texto del Código Penal, esta ley busca clarificar y para el rionegrino tiene alcances desmesurados e imposibles de cumplir.  

Oscar Parrilli. <\/p>

Pide que sólo se interrumpan esos embarazos si hubiera "peligro de vida o salud física" y no de "salud integral", una definición de la OMS que contempla cualquier problema psico-social y el senador asegura que elevó la demanda en los últimos años. Además, pretende que en ningún caso haya abortos luego de la semana 22 de gestación. 

Otro de sus reclamos es reducir las sanciones a los médicos por demoras en la intervención, que en ese caso nos serían contempladas en la reglamentación a su medida, tarea a cargo de la secretaria legal y técnica Vilma Ibarra.  

En la reunión de interbloque de Cambiemos de este lunes los 11 verdes se anotaron para pedir modificaciones si se abre la negociación. No tienen voluntad de bloquear la ley, pero sí de sumarse a la redacción compartida de la reglamentación que se abrió por estos días.  

En esa cuenta entra el catamarqueño Oscar Castillo, que no firmó el dictamen y amaga con abstenerse. Un dato favorable para Fernández es que no prosperó un intento de celestes radicales y macristas para retacear el quórum. 

En el debate en comisión empezó sus gestiones por Cambiemos el cordobés Ernesto Martínez: firmó en disidencia el dictamen y solicitó garantizar que un centro de salud que tenga todos sus profesionales con objeción de conciencia pueda derivar los pacientes que quieran abortar a los hospitales públicos sin recibir sanciones. En el debate en comisión, Ibarra le dijo que si.  

Los números de la votación están finos y la única forma de allanar el camino del Gobierno es garantizar varias reversiones celestes, como intenta el propio presidente, pero antes necesita apagar los focos de rebeldía entre los verdes como el que abrió Weretilneck. 

Con él pueden aspirar a 35 votos, dos menos que la mayoría simple, que Alberto puede conseguir con alguno de los 16 oficialistas que por ahora se declaran celestes a viva voz con el amparo del jefe de la bancada, el formoseño José Mayans. Uno es Carlos Menem, quien si sigue internado y estable votaría en contra desde la clínica, según anunció su hija Zulema. Su aporte o ausencia pueden ser clave.   

La sesión continúa en carpeta para el 29 de diciembre y ya hay un protocolo para la cobertura periodística definido por Cristina Kirchner con un estricto distanciamiento social. En el recinto sólo pueden estar 4 representantes por los bloques grandes y 2 de los chicos, además de las autoridades de la Cámara. La sesión empezará temprano y se votará en la madrugada. Hay tiempo para negociar. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.