Diputados
La ley del aborto tuvo dictamen, pero le hicieron cambios para sumar votos
Se contempla la posibilidad de que haya centros de salud sin médicos que lo practiquen y hay mayor control a los menores. Así confían en aprobarla en las dos cámaras para que sea ley.

La Cámara de Diputados dictaminó este miércoles con una amplia mayoría el proyecto que habilita la interrupción del embarazo, con modificaciones sobre el texto enviado por Alberto Fernández acordadas para buscar la aprobación en la sesión de este jueves y también en el Senado, donde en caso de alcanzar una mayoría podría ser ley antes de fin de año.  

Así lo negociaron referentes de ambas cámaras que la militan para conseguirlo y no querían repetir el error de hace dos años, cuando festejaron la aprobación en la Cámara baja pero ignoraron al Senado, donde dos meses después se rechazó. 

Como anticipó LPO, el texto final retomó el viejo dilema de la objeción de conciencia institucional, como se denomina a la posibilidad de un centro de salud de no practicar el aborto por considerarlo ajeno a sus convicciones corporativas. 

Fue un reclamo de gobernadores y referentes de la industria médica en febrero, el proyecto no la incluyó y si bien el dictamen tampoco la contempla, sostiene la objeción de conciencia para los médicos y establece que si alguna clínica no tiene personal disponible no hay más opción que excusarse. Sólo que debería garantizar la derivación y costearla. 

La otra polémica era sobre la posibilidad de que los menores de entre 13 y 16 años acudan a practicarse un aborto con un tutor en caso de no tener progenitores. El texto final mantuvo esa opción pero la dejó sujeta a la letra del Código Civil y Comercial, que en esos casos propone la intervención de una asistencia letrada; y pide tomar en cuenta resoluciones del Ministerio de Salud y convenciones sobre los derechos del niño. Además, se recuerda la obligación de realizar una denuncia penal en caso de violación, respetando la privacidad de las víctimas. 

No quiero diputados calificados de asesinos ni de anti derechos. Buscamos un debate con respeto y altura. El que piensa distinto no es un enemigo", reclamó.  

El proyecto habilita la interrupción voluntaria del embarazo a la semana 14 de gestación y si bien sigue siendo ilegal después de ese plazo, las penas bajan y por lo tanto se convierten en excarcelables. Se sostiene la habilitación para abortar cuando haya riesgo de vida o una violación, pero se aclara la redacción del Código Penal actual, escrito hace 100 años y motivo de una reinterpretación de la Corte Suprema en 2012.  

El dictamen fue aprobado en un plenario de las comisiones de Salud, Legislación Penal, Mujer y Legislación General, que coordinó el debate durante los últimos 8 días a través de su presidenta, la oficialista Cecilia Moreau. Este jueves se llevó a cabo en el recinto, con sólo algunos diputados conectados al zoom.

La aprobación tuvo 77 firmas, 30 votaron en contra y hubo 4 abstenciones, entre ellos de la diputada María Parola y María Luisa Montoto, del Frente de Todos y declarados indecisos. Las verdes confían en aprobar la ley con 130 votos y las celestes, sus rivales, creen que pueden torcer la historia con algunos votos de Cambiemos que figuran a favor.

La sesión comenzará el jueves a las 11 horas y para que no se extienda 36 horas, como estaba previsto, se acordó en una reunión de jefes de bloque un límite de 5 minutos por orador y sin discursod de cierre, que llegan a acumular 4 horas. Sólo así se podría votar de madrugada.  

La oposición no aceptó la propuesta de Sergio Massa para debatir el aborto en simultáneo con la de los "1000 días", un proyecto que promueve la protección de las embarazadas y de los primeros tres años de vida de los bebés, dictaminado este miércoles con algunos retoques que entre otras cosas aumentaron las asignaciones a las "personas gestantes". Fue un intento de Alberto para acercar posiciones con la iglesia, que de todos modos pidió este miércoles "una última reflexión" a los legisladores. 

Pero en Cambiemos se negaron mezclar los debates. "Si ellos envían otro proyecto por culpa, que se hagan cargo. Pero son temas distintos y no se van a debatir en forma conjunta", señalaron. Massa pidió evitar agresiones: "No quiero diputados calificados de asesinos ni de anti derechos. Buscamos un debate con respeto y altura. El que piensa distinto no es un enemigo", reclamó en una conferencia de prensa que ofreció en el Salón de Pasos perdidos. 

Jorge Enríquez. 

Anticipó una asistencia perfecta, entre los que acudan de forma presencial y los se conecten al VPN, para lo que deberán certificar ser grupo de riesgo. De todos modos, habría indecisos que preferirían quedarse en sus casas sin justificarlo. Quienes pisen el recinto tendrán que hacerse un PCR y confirmar que no están contagiados de Covid 19.

Desde el viernes que Massa ultima el operativo de seguridad con un diseño similar al del debate del aborto en 2018 en el Senado: los verdes sobre calle Rivadavia, el ingreso de Diputados; y los celestes en Irigoyen, la puerta de entrada de la Cámara alta. La plaza estará vacía y sólo podrán transitar los acreditados. 

El debate

Aunque sin la euforia que dominó el tratamiento del proyecto hace dos años, el plenario final tuvo un intercambio de opiniones que se repetirá en el recinto desde el jueves. El rechazo volvió a ser liderado por Carmen Polledo, del PRO, quien consideró la ley incompatible con la Constitución, vaticinio de la pelea judicial que se viene si es sancionada. 

"El derecho a la vida está por encima de todos los derechos. Se nos pretende convencer y se manipula con el uso del lenguaje. No es una interrupción del embarazo. Interrumpir es demorar para retomar. Estamos ante la eliminación de un ser vivo que se está gastando", sostuvo la diputada. 

Le respondió el tucumano Pablo Yedlin, del Frente de Todos y uno de los que estuvo a cargo del plenario por presidir la comisión de Salud. "Todos estamos en contra del aborto. Pero le ocurrió a miles de mujeres a lo largo de 100 años, sólo que un grupo lo hace en la clandestinidad. No es que estamos a favor de que se terminen los embarazos. Queremos que este grupo de mujeres deje de ser vulnerable".

Alberto Asseff, aliado del PRO, insistió en que "de acuerdo a nuestro ordenamiento jurídico, incluyendo desde la constitución al código civil y los tratados internacionales, como la convención del niño la vida empieza desde la concepción".

El radical José Riccardo introdujo el debate sobre la educación sexual, que puede dominar el año próximo. "En 2018 todos hablaban de la necesidad, aprobamos un dictamen pero quienes rechazaron el aborto no lo quisieron. Y es la peor objeción de conciencia, porque es de un docente a un niño con derecho a aprender", acusó.

Los celestes de Cambiemos se ubicaron en las bandejas superiores del sector del hemiciclo que habitualmente ocupa ese bloque, mientras que sus compañeros verdes se distribuyeron en las primaras filas. Silvia Lospennato, Brenda Austin y Karina Banfi monitorearon cada detalle del plenario. 

En el Frente de Todos monopolizaban los verdes aunque hubo dos diputados que se declaran indecisos y se quedaron en el centro del recinto sin abrir la boca: Mario Leito y Ramiro Gutiérrez. Se los vio hablar con dos celestes oficialistas: la santafesina Vanesa Massetani y el puntano Karim Augusto Alume Sbodio, que de todos modos se abstuvo de firmar el dictamen de rechazo. 

"Hay vida o no hay vida: ¡Hay vida! Es una secuencia que tendrá denominaciones. No es persona futura: es persona", se molestó Jorge Enriquez, celeste del PRO. "Trabajé muchos años en el poder judicial y no conozco médicos y mujeres sancionados por abortar. Nos estamos adaptando a una realidad", replicó el oficialista Martín Soria. 

"No puedo callarme ante el milagro de la vida", se molestó Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica, una de las celestes más activas hace dos años. Supuso que con esta ley su hijo de 20 tal vez no hubiera nacido. 

Daniela Vilar, del FtD, se molestó con quienes niegan que en los barrios vulnerables no hay abortos. "¡Que vayan a ver! Los que estamos ahí sabemos que ocurre". Y cuando se estaba por votar apareció por el zoom Graciela Camaño, una celeste que casi no habló en 2018 pero este año levantó el perfil ante la posibilidad de una derrota. 

Repitió una comparación que supo hacer en conversaciones privadas durante aquel debate. "Nosotros le pusimos 4 años de pena a a los que organizaban carreras de galgos y cuando hay vida le damos menos. ¡Hay vida desde que el esperma toma en contacto con el óvulo! Si es ley, el aborto será legal. Pero no justo", cerró y se ganó aplausos de las cambiemistas. La votación tuvo algunos problemas logísticos pero pero terminó sin sorpresas. Resta la sesión. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
como y el plan "cunita" donde quedó???
5
pensandolo un poco, cada aborto seria un peronista menos, un plancito menos, creo que la ley va en contra de los objetivos del gobierno del voto plan-hijo dependiente, es mas debe ser una obligacion impuesta por el FMI para reducir gasto publico, asignacion por embarazo... asignacion por hijo, tambien menor delincuencia, ahorro tambien en mantencion del futuro preso y salario del preso/sindicalizado, ahorro y buenas noticias entonces
4
AYER VI UNA CHICA DE VERDE CON EL CARTEL ..."DE MI CUERPO DISPONGO YO"...Y UNA SEÑORA LE DIJO..BUENO, ENTONCES PAGA VOS TAMBIEN... LA INTERVENCION..INSISTO ES UN TEMA DELICADO DONDE OPINAN CUALQUIERA XEJ LAS CLINICAS...QUE ANTES DURANTE Y DESPUES..SOLO HACEN NEGOCIO...PARECE QUE ESTAMOS FRENTE A OTRO INTENTO DE SUMAR VOTOS PARA GRUPOS POLITICOS Y NADA MAS...
3
¿Y un enemigo que vendría siendo?
2
"El que piensa distinto no es un enemigo", reclamó. Y esto lo van a aplicar en todos los ámbitos o solo en los que les interesa a la corporación mafiosa??
1
Las clínicas cobran por hacer un aborto.
Y luego venden los fetos abortados a la industria coosmética y para investigción de celulas madres.
Negocio redondo no ?

Peronia 2020 : atrás de cada nueva ley hay un buen negocio para alguien. Capiche ?