Ecuador
Cristina se mete en la elección de Ecuador y recibe al candidato de Rafael Correa
Recibió a Andrés Arauz en su despacho en medio de la pelea del candidato correísta con el Consejo Nacional Electoral.

Cristina se metió en la elección presidencial de Ecuador para apoyar a Andrés Arauz, candidato de su amigo Rafael Correa, quien fue inhabilitado por el Consejo Nacional Electoral de ese país para competir en las elecciones del próximo 7 de febrero.

"Junto a Andrés Aráuz Galarza, hasta hoy proscripto candidato a Presidente de Ecuador por la alianza Unión por la Esperanza. ¿En serio Lenín Moreno pretende que el resto del mundo crea que en el Ecuador hay democracia?", afirmó sin vueltas la vicepresidenta, en un tuit en el que posó junto al candidato, a quien recibió en el Senado.

Unión por la Esperanza es el espacio del expresidente, Rafael Correa, quien no pudo ser parte de la fórmula ante el impedimento de inscribir su candidatura a la vicepresidencia estando en el exterior. Correa vive en Bélgica desde que dejó el gobierno y tampoco puede competir por la presidencia luego de una reforma constitucional implementada por su ex delfín y ahora enemigo frontal, Lenin Moreno en febrero de 2018. 

Arauz está tratando de sumar apoyos internacionales para que la justicia de Ecuador le permita competir en las presidenciales. Cercano al ex presidente Rafael Correa, además de Cristina tiene previsto reunirse con Alberto Fernández y Máximo Kirchner.

La gira de Arauz por Argentina incluye una reunión con el presidente, Alberto Fernández, y el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner y tiene como objetivo sumar apoyos internacionales para que la justicia ecuatoriana apruebe el binomio del correísimo que encabeza  las encuestas. 

La fórmula que integra junto al periodista Carlos Rabascall fue impugnada ante el CNE. Además, la justicia electoral prohibió la participación del partido Compromiso Social con el que el correísmo compitió en las elecciones regionales de 2019 tras no poder utilizar el partido Alianza País que quedó en manos de Moreno. 

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Si bien Cristina dijo en un tuit que Arauz estaba proscripto, técnicamente la candidatura está inscripta a las espera de ser calificada de manera firme a solo dos meses de las presidenciales. Ese tramite podría resolverse el próximo miércoles. 

El kirchnerismo argumenta que Rafael Correa -Como Cristina y Lula- es víctima de un Lawfare judicial orquestado para perseguir a líderes populares latinoamericanos y viene denunciando medidas de la justicia de Ecuador contra el ex presidente y dirigentes de su espacio como la ex asambleísta, Gabriela Rivadeneira que se encuentra exiliada en México o la gobernadora del Estado de Pichincha, Paola Pabon, quien estuvo presa por un publicar un tuit a favor de las protestas de octubre del año pasado contra el gobierno. 

Andrés Arauz es un economista de 35 años,  experto en economía pública, investigador en integración regional, finanzas y tecnología. De convertirse en presidente sería el más joven de la historia de Ecuador. 



Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Gana Lasso.
4
Lenin moreno tambien era el pollo de correa y ni bien asumió se le dió vuelta...cristina recibe a arauz por si el tipo gana y ella tuviera que pedir asilo
3
Tranca jorgeperez26, ya hizo que se respete la democracia en Bolivia y ahora en Ecuador. Lo que pasa es que te gustan los golpecitos que se venían armando con las embajadas, los jueces y los medios. Pero parece que se acaban. Te resultaba muy cómodo así, verdad????
2
No pueden con La Matanza pero quieren jugar a la politica exterior.
Ridicula, ignorante y corrupta
1
Cuando la vicepresidenta recibe a un político de la región "se mete" en la elección de otro país. Cuando el presidente de Brasil llama a votar por Macri o Trump expresa su opinión personal y manifiesta simpatías individuales.

O sea que el injerencismo depende pura y exclusivamente de la ideología de quien se pronuncie. Si es de ultraderecha está bien y es aceptable. Si es progresista es un ataque personal o una intromisión en el proceso electoral de otro país.