Automotrices
Con las importaciones garantizadas, las automotrices anuncian inversiones
Ford anunció que desembolsará USD 580 millones para la fabricación de la nueva Ranger.

Sin atraso cambiario y la garantía del gobierno de que no van a faltar insumos, el sector automotriz renovó la apuesta por la fabricación en Argentina, en particular de camionetas. Nissan y Renault ya anunciaron la continuidad de sus planes de inversión y este martes se les sumó Ford con un plan de 580 millones de dólares para la fabricación local de la pickup Ranger en su última versión.

La exportación a tipo de cambio oficial es competitiva en general, pero no es rentable hacia Brasil, como explicó Pablo Sibilla, presidente y director general de Renault Argentina a medios especializados, y por eso están pidiendo que se revean las cargas por exportar al Mercosur. En tanto, la importación de piezas a tipo de cambio oficial hace que cierre la ecuación y para las terminales no hubo complicaciones para acceder al mercado oficial.

Por eso, Renault y Nissan anunciaron que van a sostener sus planes de fabricar las camionetas Alaskan y Frontier en la planta de Santa Isabel en Córdoba, pensando en el mercado local y los países vecinos, tal y como lo anunciaron el último jueves -son 130 millones de dólares-, y Ford hará lo propio desde General Pacheco en Tigre.

El mercado de utilitarios, si bien viene muy golpeado por la recesión, tiene un comportamiento más estable porque el agro y las empresas necesitan una renovación más o menos constante de la flota, lo que le pone un piso a la caída en algunos segmentos. El mercado doméstico se complementa con la exportación a mercados vecinos, en especial cuando el tipo de cambio lo favorece.

Y si se devalúa el peso, a las automotrices no se les complica la ecuación porque es un mercado que está virtualmente dolarizado.

Las empresas en el sector destacan el trabajo compartido con Adefa para tener componentes locales. De hecho, desde Ford señalaron que un 30% de la inversión se destinará al desarrollo local de autopartes. El objetivo es que el 41% de la pickup esté integrada por insumos de industria argentina y casi el 60% será importado.

Así se lo explicó Martín Galdeano, representante de Ford en Argentina, esta mañana en Olivos a Alberto Fernández y a Matías Kulfas con la confirmación de la inversión.

Del encuentro, también participaron Ricardo Pignanelli, de Smata, y la subsecretaria de Industria, Julieta Lousteau. En tanto que Lyle Watters, presidente de Ford América del Sur, se sumó mediante una videollamada.

"Estamos empeñados en que las automotrices vuelvan a ser la nave insignia de la industria nacional, con mayor incorporación de insumos nacionales y en alianza con los trabajadores para generar mayor empleo", dijo Alberto Fernández.

Por lo pronto, las plantas están trabajando a un solo turno y en muchos casos con horario reducido a 6 horas. Como señaló el CEO de Renault, en el sector optaron por no desprenderse de mano de obra altamente calificada durante la pandemia por su valor estratégico para la recuperación.

En todo caso, las complicaciones para las automotrices están en la cadena de valor. El último informe de Adefa da cuenta de que para los autopartistas, las importaciones son un problema. En octubre, el 83% de las empresas aseguró tener dificultades en la entrega de materias primas e insumos, y el 61% en la aprobación de las SIMI, mientras, el 57% declaró tener dificultades para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios. Y el 74% afirmó que las materias primas aumentaron más que la inflación.

En el otro extremo, este año la demanda estuvo particularmente floja por la pandemia, incluso si la brecha cambiaria abrió oportunidades de compra que se sumaron a los estímulos oficiales. Los datos de Acara señalan que en los primeros 11 meses del año se patentaron casi 30% menos vehículos que en igual período de 2019. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Si NO crean trabajo y mejoran los ingresos de los trabajadores. Quien consumirá no sólo autos, sino cualquier bien.
En unos años, lo único que se venderá en argentina son los servicios públicos, todo lo demás será importado.
Pero los industriales argentinos que pronto desaparecerán siguen sin ver el bosque. Sigan viajando a Europa, E.U y playas de Brasil a pasar las fiestas. En 5 años estarán vendiendo sabanas.

Eso tienen que meditarlo bien
3
Las automotrices son pura sarasa , En los 70`el Torino era un auto fabricado íntegramente en argentina, diseño, ingeniería autopartes nacionales.
En los 90 Cavallo , le entregó la industria a Brasil, subsidiando las importaciones de ese país.
Ahora hay que pedirles por favor a las automotrices que fabriquen algo.
Si ponen a trabajar en la relación con las automotrices a funcionarios que vienen de la industria Textil. Pongamos a laburar a ingenieros eléctricos para hacer caminos.

Encima los vagos subsidiados de la industria textil nunca quisieron fabricar el " multifilamento de polipropileno de alta tenacidad" para hacer por ejemplo los cinturones de seguridad .
Cuando en argentina hay fabricas que fabrican ese hilado.
Eso también seria localizar autopartes eso hay que explicarle a la Subsecretaria .
2
Para los niveles de escala globales Argentina no existe ni para armar vehículos ni para fabricar autopartes a costo competitivo, todo gracias a años de inestabilidad macro, conflictos gremiales, impuestos y cambios de reglas a cada rato, esta industria todavía subsiste gracias a los intercambios mercosur
1
No hay industria mas destructiva para la economia del pais. Autos dolarizados en una economia pesificada. Todas las industrias derivadas estan tambien dolarizadas, desde autopartes, transporte, seguros, gnc y muchas otras que indirectamente toman referencias en el valor de los autos. Un puñal en el centro de la economia de la clase media del pais.

Despues se preguntan porque la gente quiere comprar dólares. No, el mayor problema no son las propiedades. Desdolarizen este negocio nefasto. Las concesionarias que cambian las partes de fabrica por piezas de peor calidad para revender las autopartes originales, son la norma. Y prohiban los planes de ahorro, otra herramienta creada para cagar a la clase media.

Ahora si, los pelotudos del gobierno festejan cuando no se cierra una fabrica o se produce un nuevo auto aca. No entienden que el precio que estamos pagando es altísimo.