País Vasco
El increíble ascenso del ex ETA que en alianza con Podemos busca gobernar el País Vasco
Arnaldo Otegui trabaja un frente con el PSOE y Podemos para desterrar al PNV de Ajuria Enea en cuatro años.

Todo el mundo habla del acercamiento del PSOE a Bildu, pero su rostro no aparece en las portadas. Arnaldo Otegi no busca, al menos en estos momentos, el foco mediático. Pero desde su aparente retiro, mueve los hilos de la coalición abertzale. Y, de momento, la hoja de ruta marcada en su cabeza se está cumpliendo. El objetivo a cuatro años vista parece complicado, pero no imposible: gobernar Euskadi a través de un frente de izquierdas.

"Es el que dirige. El que hace y deshace, pone y quita a diputados a su antojo". Así define uno de los líderes políticos del País Vasco, consultado por LPO sobre Arnaldo Otegi. Un personaje que sigue generando gran controversia pero al que todos, incluidos sus rivales políticos, le otorgan una gran capacidad para la estrategia y la negociación.

Sánchez acuerda con los ex ETA el Presupuesto y abre una crisis interna en el Socialismo

El coordinador general de EH Bildu, de hecho, ha estado presente en las grandes negociaciones llevadas a cabo en el País Vasco en los últimos meses. En abril, en plena primera ola de la pandemia, fue citado por Urkullu para abordar, con él y el resto de dirigentes políticos, las medidas a adoptar durante la desescalada y consensuar una nueva fecha para la celebración de elecciones.

Arnaldo Otegi junto al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en el debate de investidura de Urkullu.

Una vez celebrados esos comicios, el lehendakari en funciones volvió a conversar con Otegi, en su ronda de contactos previa al debate de investidura. El líder de la coalición aberzale no quiso facilitar las cosas al PNV y, de hecho, impulsó la candidatura alternativa de Maddalen Iriarte de cara a esa votación en el Parlamento.

Por aquellas fechas, Arnaldo Otegi, que quedó en libertad en marzo de 2016 tras cumplir condena por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna siguiendo órdenes de ETA, ya no estaba inhabilitado para ejercer un cargo público: el pasado mes de agosto el Tribunal Supremo le liberó de esa pena después de que el líder abertzale llevara el caso a Estrasburgo.

La extradición del último jefe de ETA impacta en los acuerdos de Sánchez con los vascos

El Alto Tribunal, después de condenarle, le redujo la pena al descartar su condición de dirigente de ETA, aunque sí mantuvo el delito de integración en organización terrorista. En principio, su inhabilitación debía durar hasta febrero de 2021, pero el informe desfavorable de Estrasburgo aceleró el calendario.

Él es el que maneja los grupos parlamentarios y su estrategia. Es el que dirige. El que hace y deshace, pone y quita a diputados a su antojo.

Pese a ello, Otegi no quiere saber nada, al menos de momento, de ningún tipo de escaño. Según recuerdan las fuentes consultadas por LPO, "si él quisiera, podría ser senador, pero lo ha descartado". Efectivamente, el Parlamento Vasco puede convertirle en senador por designación autonómica pese a no ser diputado regional, pero desde EH Bildu se ha rechazado esa opción.

A día de hoy, afirman importantes representantes políticos del País Vasco, "su apuesta es imitar, en cierta forma, la bicefalia que existe en el PNV entre el lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente del partido, Andoni Ortuzar". En su caso, "él está al frente de la coalición EH Bildu, aunque quien dirige los grupos parlamentarios sean otras personas".

Otegui cuando deja la prisión de Martutene en San Sebastián en el 2008.

Pese a ello, señalan estas mismas fuentes, tanto Maddalen Iriarte en el Parlamento Vasco como Mertxe Aizpurua en el Congreso de los Diputados no dan un paso sin que él haya dado el visto bueno: "Él es el que maneja los grupos parlamentarios y su estrategia. Maneja mejor el liderazgo desde su atalaya".

Otegi, además, ha logrado lo que muchos veían casi imposible: mantener una alianza estable de todas las formaciones y movimientos que integran la coalición de EH Bildu. En ese sentido, dirigentes políticos vascos recuerdan que "Eusko Alkartasuna es una escisión del PNV que tiene diferencias sustanciales con Sortu... Sin embargo, él ha logrado convencerles a todos. Y liderarlos sin problemas".

Otegi ha logrado lo que muchos veían casi imposible: mantener una alianza estable de todas las formaciones y movimientos que integran EH Bildu. Dirigentes vascos recuerdan que "Eusko Alkartasuna es una escisión del PNV que tiene diferencias sustanciales con Sortu... Sin embargo, él ha logrado convencerles a todos".

Con la coalición y los grupos parlamentarios perfectamente engrasados, la estrategia de Arnaldo Otegi empieza a dar sus frutos: "Él sabe que aún es pronto para romper la alianza entre el PNV y el PSE en Euskadi, porque la coalición de Urkullu y Mandia estaba atada antes de las elecciones. En Madrid, sin embargo, había una oportunidad. Y la ha aprovechado".

El objetivo, afirman estas fuentes, es convertirse en "socio estable del PSOE en el Congreso de los Diputados". Algo que empieza a ser una realidad después de las negociaciones entre ambas formaciones y el acuerdo para rechazar las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos. Un acercamiento que, de hecho, ha puesto en alerta al PNV.

De asentarse esa "normalización" de las relaciones entre el PSOE y Bildu en Madrid, "la siguiente meta es gobernar Euskadi". Ese gobierno, en ningún caso, sería con el PNV: "Con ellos ya dan los números, pero hay mucho rechazo mutuo". La idea de Otegi es otra: "Un frente de izquierdas con PSE y Podemos".

Las parlamentarias de EH Bildu, Maddalen Iriarte y Larraitz Ugarte.

Ese escenario, piensa el líder de Bildu, es posible a cuatro años vista. De hecho, en las pasadas elecciones de julio, la suma de los tres partidos se quedó a un solo de escaño de la mayoría absoluta. Las cuentas, por tanto, podrían salir, pero para ello hay que asentar una relación estable con los socialistas en Madrid.

Igual da la sorpresa y hasta se presenta en 2024, pero no es eso en lo que piensa ahora, sino en el legado político que quiere dejar. Y cree que es posible que ese sea un gobierno vasco con la izquierda abertzale dentro del mismo

Según las fuentes consultadas, en el País Vasco tiene aún camino por recorrer porque la alianza entre el PNV y el PSE -la marca del PSOE en Euskadi- parece muy firme. No obstante, si empieza a debilitarse en el Congreso, puede pasar cualquier cosa: "Él va arando el terreno en ese frente a partir de lo que pasa en Madrid. Y a ver qué pasa".

Las elecciones de 2024 pueden ser la gran oportunidad para Bildu en ese sentido: "Son el gran objetivo de Otegi". Para entonces, tendrá 66 años: "Igual da la sorpresa y hasta se presenta, pero no es eso en lo que piensa ahora, sino en el legado político que quiere dejar. Y cree que es posible que ese sea un gobierno vasco con la izquierda abertzale dentro del mismo".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
ETA naciò del amor y la rabia del pueblo de Euskal Herria.
1
Una persona que mata sin cargo de conciencia.