Deuda externa
Llaryora negocia contrarreloj para no entrar este jueves en default técnico
Este 29 de octubre se vencen los 30 días de gracia para el pago de intereses bajo ley Nueva York. En el municipio estiman que las negociaciones seguirán.

La Ciudad de Córdoba, el único municipio del país con deuda bajo ley Nueva York, negociaciones se prolongan bajo cláusulas de confidencialidad sin un claro avance hacia su aceptación. Este 29 de octubre vence el plazo de gracia de treinta días para el pago de los 5,9 millones de dólares de intereses pendientes, fecha a partir de la cual la ciudad podría entrar en default técnico.

El intendente Llaryora, que en marzo había pagado los intereses de la deuda, en septiembre suspendió el pago y profundizó las negociaciones para llegar a un acuerdo que le permita reordenar el esquema de vencimientos y el costo de los 150 millones de dólares que Mestre tomó del mercado internacional en 2016. Y ahora está a dos días de que se venza el plazo que lo coloque en la lista de los incumplidores.

Tras rechazo de los acreedores, Mendoza y Buenos Aires vuelven a prorrogar las negociaciones

Sin embargo, en la ciudad no creen que un 25% de los acreedores se reúna a redactar el documento que declare el evento de impago, es decir, los declare formalmente en default tal y como lo reglamenta el prospecto del bono emitido en 2016. Es que las negociaciones se vienen llevando a cabo a diario con los abogados de los fondos inversores, incluso los fines de semana.

Sin regalías petroleras ni mineras ni agro, los ingresos municipales dependen esencialmente del comercio y los servicios en la ciudad. Por eso, el titular de las finanzas municipales, Guillermo Acosta, estudió el flujo de pagos que podría afrontar la ciudad en los próximos años.

"Los plazos no dependen solo de la ciudad, los fondos piden días para revisar la documentación y los tiempos lógicamente se alargan", dijo a LPO una fuente al tanto de las negociaciones y que se mostró cauta respecto de que se llegue a un acuerdo con los bonistas antes del 29 de octubre. "Lo más seguro es que la fecha límite los encuentre negociando", agregó.

Otro punto que atrasó las negociaciones tuvo que ver con la tasa de descuento (o "exit yield") luego de que la tasa de interés sobre los bonos nacionales no convergiera al 10% que proyectaba Guzmán sino que se disparara hasta el 16%. Ante la pregunta de cómo había impactado en la negociación la suba del riesgo país, la fuente consultada respondió que: "La Ciudad se trabó un poco en el tema de la tasa de descuento porque metió ruido en la discusión sobre el valor presente neto del flujo de fondos futuro".

El acuerdo despeja el camino a los gobernadores para reestructurar la deuda de las provincias

Las cláusulas de acción colectiva sobre estos 150 millones de dólares de deuda municipal exigen que al menos el 75% de los acreedores respalden la propuesta del deudor. Por eso, la estrategia de Llaryora es negociar con los fondos más grandes con acuerdos de confidencialidad y luego en una segunda etapa y con una masa crítica de acreedores, ampliar la oferta a los ahorristas más chicos.

De momento, la reestructuración sigue en la primera etapa. "Está bien encaminada, llevará un poco más de tiempo", concluyeron.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.