Transporte
Desplazan al subsecretario de Transporte por su afinidad con Schiaretti
Es Gabriel Bermúdez, que se contagió Covid. Había llegado por gestión del senador Caserio, que ahora lo quiere reemplazar por otro dirigente cordobés.

El subsecretario de Transporte, Gabriel Bermúdez, dejaría su cargo en las próximas horas presionado por los resquemores que generaron sus contactos con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien desafió al Gobierno en las últimas semanas, cuando no apoyó la quita de coparticipación a la Ciudad y rechazó la reforma judicial. 

El precio lo pagaría Bermúdez, que está internado en una clínica privada de Córdoba producto de haberse reinfectado con Covid. Es paciente de riesgo por un antecedente cardíaco, por lo tanto debe permanecer un tiempo más. 

Tras el rechazo a la reforma, Caserio quiere encabezar senadores y enfrentar a Schiaretti 

Bermúdez aterrizó en el gobierno nacional de la mano del senador Carlos Caserio, como parte de una acuerdo en noviembre para cederle la presidencia del bloque del Frente de Todos a José Mayans, aunque mantuvo peso en la Cámara alta con la presidencia de la Comisión de Presupuesto, el filtro para aprobar cualquier ley importante. Alberto le había ofrecido ser ministro, pero prefirió este esquema y tuvo el respaldo de Cristina Kirchner. 

Caserio busca ahora ubicar en reemplazo de Bermúdez a Marcos Farina, actual director de la ADIF y ex ministro de José Manuel de la Sota, que también responde su armado político cordobés, en tensión con Schiaretti.

Caserio además fue quien logró romper la "neutralidad" de Schiaretti en las presidenciales del 2019 y encolumnó detrás de Alberto Fernández a un sector importante del peronismo cordobés. Desde ese momento el distanciamiento de Caserio con Schiaretti fue creciendo, al punto que como reveló LPO en exclusiva, el año que viene buscará renovar su banca, enfrentando a la mujer del gobernador.

Por eso, venía acumulando fastidio con Bermúdez, quien una vez en el cargo comenzó a desplegar un juego político propio que incluía diálogo directo con Schiaretti, a quien entre otras cuestiones le gestionaba la construcción del proyecto ferrourbano. Y hasta se animó a denunciar el traspaso del Grupo Plaza a Dota, sin consultar. 

El senador cordobés Carlos Caserio.

El despliegue agotó al ministro de Transporte, Mario Meoni, cercano a Sergio Massa. El senador no protegió a Bermúdez, a quien, además, considera un técnico que en tal caso debe pagar por excederse de sus atribuciones. Si se confirma su renuncia, intenta ubicar en su reemplazo al dirigente de Río Cuarto, Marcos Farina, actual director suplente de la ADIF, un ex legislador provincial y ex ministro de José Manuel de la Sota, que también responde su armado político cordobés. 

Fuentes del Ministerio de Transporte no daban por confirmado la sustitución y aventuraban con la salida del Secretario de Transporte, Walter Saieg, a quien Caserio sí protege en el cargo, aunque tiró sobre la mesa a Rodrigo Rufeil, ex intendente de La Calera. Por ahora, Meoni no tomó definiciones. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Schoretti lacra del macrismo residual. Hay que dejarlo en el llano dónde se ubicó solo.
2
POBRISTAS FACISTAS DISFRAZADOS DE ZURDOS POPULARES
1
la mezquindad, no ayudar a Cordoba en los incendios es imperdonable