Ahorro
Pesce sube a 33% la tasa de los plazos fijos para descomprimir la presión sobre el dólar
El Banco Central resolvió elevar el rendimiento al 87% de la tasa monetaria y pasará a ser del 2,75% mensual, ligeramente por debajo de las expectativas de inflación y de devaluación.

El Banco Central decidió este jueves elevar el rendimiento de los plazos fijos minoristas al equivalente a 87% de la tasa de referencia de política monetaria "con el objetivo de incentivar el ahorro minorista".

La tasa actualmente vigente pierde abiertamente frente a las expectativas de que se acelere la inflación. Y también frente al ritmo de devaluación, una de las razones de que se haya disparado la compra de divisas en los últimos meses. Sin embargo, la nueva tasa de interés también se queda corta frente a las expectativas del mercado.

Como este jueves la tasa de las Leliq quedó el 35%, a partir del 1 de agosto de 2020, los plazos fijos de menos de un millón de pesos serán remunerados con un tasa nominal anual del 33,06%, lo que equivale a una tasa efectiva del 2,75% mensual y del 38,47% anual, detalló el Banco Central.

De esta forma, un depósito a plazo fijo rendiría 14,5% hasta fin de año, cuando las expectativas de inflación del consenso del mercado estiman que los precios subirán arriba de 20% en la segunda mitad del año y el 22% que se proyecta que se devaluará el dólar oficial hasta llegar a los $88 a mediados de diciembre.

En otras palabras, el mayor rendimiento de los plazos fijos busca conservar los depósitos en pesos de la economía y que no migren al contado con liquidación, al dólar u a otros activos en moneda extranjera. Sin embargo, con proyecciones de inflación del mercado para agosto en el 3% no parece que 2,75% resulte un rendimiento atractivo. Y menos contra el dólar que en el transcurso de julio subió 3,4%.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Se necesita que la tasa de interés siga a la inflación esperada. El dólar y los precios internos deben moverse en tándem.
El nivel de actividad depende del nivel de los salarios y la dinámica exportadora de la inflación interna y externa.
Si no hay aumento de los salarios reales, y no se contiene al dólar y los precios, la cosa podría ser peor, por eso hay que elevar la tasa de interés ( no quedan muchas opciones en el manual de macroeconomía). De lo contrario, el excedente de pesos va a ir de lleno a inflar los precios de los bienes que se están ofreciendo en el mercado doméstico y, además, como señalé anteriormente, una mayor inflación afecta el nivel de nuestras exportaciones.