Política
La polarización complica la tercera vía progresista y los planes de Lifschitz para volver al gobierno
Sectores de Cambiemos le ofrecieron al socialista la candidatura a la gobernación pero Lifschitz se resiste mientras Javkin y Jatón coquetean con el ala blanda del macrismo.

Las próximas elecciones de término medio le plantean al Frente Progresista un desafío que marcará, en gran medida, las posibilidades de volver al gobierno en 2023 manteniendo un tercer espacio por afuera de la polarización entre el peronismo y Cambiemos.

Es que Santa Fe renueva la totalidad de su Legislatura cada cuatro años junto a la elección de los cargos ejecutivos. Una singularidad constitucional que se arrastra desde la década de los 60 y que se explica por la inestabilidad democrática de esos años. Ningún gobernador logró el acompañamiento necesario para reformar la Carta Magna aunque muchos lo intentaron. El último, fue el socialista Miguel Lifschitz quien estuvo muy cerca pero no lo logró.

Por lo tanto, lo que se pone en juego en las elecciones intermedias a nivel local son las renovaciones de los concejos municipales, las presidencias comunales y alguna intendencia que hacen más difícil aún poder blindar la campaña en los intereses de Santa Fe aunque vayan en fechas desdobladas, lo cual sería muy poco probable, sobre todo cuando se habla de anular las PASO.

En este contexto, con la polarización nacional en toda su dimensión, la elección a Senador anticipará la pelea por la gobernación donde el progresismo tiene la obligación de mantener una performance más que convincente para volver a la Casa Gris.

Por eso, semanas atrás, el ex gobernador socialista les aseguró en un asado a un puñado de dirigentes radicales frentistas que resignaría la presidencia de la Cámara de Diputados provincial para ser candidato a Senador. Los correligionarios lo tomaron con pinzas; "dijo lo que tenía que decir", confió a LPO uno de los pocos comensales de aquella noche.

Pero más allá de quién sea la figura, lo que se pone en juego es la estrategia; "vamos con Lifschitz gobernador pero si juega abiertamente con nosotros en las elecciones intermedias y para ganar nuevamente la presidencia, sin amagues ni ambigüedades", apuró un radical de la mesa chica de Juntos por el Cambio.

Vamos con Lifschitz gobernador pero si juega abiertamente con nosotros en las elecciones intermedias y para ganar nuevamente la presidencia, sin amagues ni ambigüedades 

Sin embargo, Miguel Lifschitz, tironeado entre su marcado pragmatismo y los límites ideológicos que le impone el partido, se resiste a firmar un acuerdo con el macrismo. Sabe que de avanzar en ese sentido la rebelión de una buena parte de del Frente es inevitable; un balance de sumas y saldos que en Cambiemos aseguran sería más que beneficioso para el ex gobernador.

Otro lado, los intendentes de las dos principales ciudades de la provincia, que pertenecen al Frente Progresista, no ocultan sus diálogos con los sectores moderados de Juntos por el Cambio. El alcalde de Rosario, Pablo Javkin, recibió a Frigerio y Monzó antes de la pandemia y participó de algunas salas de Zoom junto a Rodríguez Larreta y mantiene diálogo fluido con Martín Lousteau.

 [Lousteau busca una alianza con Javkin para disputar el liderazgo de Cambiemos]

Por su parte, el intendente de Santa Fe Emilio Jatón Emilio Jatón se mostró esta semana con Mario Barletta, ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri y uno de los principales constructores de la alianza entre UCR y Cambiemos en 2015. El vencimiento del uso de los terrenos de la estación ferroviaria fue la excusa para que ambos dirigentes, café de por medio, mantuvieran un diálogo público por primera vez en varios años.

El intendente Emilio Jatón compartiendo un café con el ex embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta

La reunión llenó de especulaciones el arco político que, más demorado por la pandemia, emprende lentos acercamientos en miras a las elecciones de medio término del próximo año: "Emilio se junta con todos, charla con los dirigentes que tienen como objetivo mejorar la vida de los santafesinos y los proyectos que sirvan a la Ciudad. No charlaron de elecciones", se explicó a LPO un estrecho colaborador del intendente.

Sin embargo, la foto con Barletta, quien fue declarado enemigo íntimo del socialismo, no es menor. Les presentó interna cuando pudo y fue el ideólogo de un espacio político junto al socialista díscolo Rubén Giustiniani y del actual Intendente de Rosario, Pablo Javkin. Por entonces, todos acusaban al Frente Progresista de querer reducirse solamente a la expresión de los deseos del socialismo y querer dejar a la UCR como "furgón de cola" en la alianza gobernante.

Hoy, foto vino a alimentar la idea de un armado no peronista pero que no contemple la figura de Macri como el conductor natural de un espacio nacional: "Cambiemos también se está renovando. Mauricio no es el único capaz de jugarle frente a frente al peronismo a nivel nacional. Y en la Provincia hace falta instaurar otro esquema para poder competir", analizó para este portal un diputado provincial del PRO en estricto off.

A su vez, desde el Frente Progresista no olvidan que Emilio Jatón posee un partido propio, mantiene diálogos habituales con su par de Rosario Pablo Javkin y permanentemente repite que es un "librepensador" político. Entre ambos, logran gobernar los dos municipios más poblados de la Provincia y serán claves fundamentales en la construcción de un espectro amplio que en los próximos años aspire a disputarle poder al peronismo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Ya se puede contar al socialismo santafesino en Juntos por el Cambio como en Caba donde el socialismo respalda a Horacio Larreta ya hace tiempo. Se está armando un buen frente amplio con el pro, los radicales, coalición cívica, socialistas y todos los peronistas republicanos que se quieran sumar. Hay esperanza para 2021 y por supuesto para dar vuelta esta página horrible en 2023.
1
Eso es el socialismo... Gorilas un poquito mas blandos.