Provincia
Berni atraviesa su primera crisis seria con la renuncia de su jefe de Gabinete
Mario Baudry dejó el ministerio en medio de varias polémicas. Crece la tensión con los intendentes.

En paralelo a una escalada de los casos de inseguridad en el Conurbano, Sergio Berni atraviesa además, un complejo frente interno que generó la salida de Mario Braudry, el número dos en el ministerio más caliente del gobierno provincial.

Respaldado por Axel Kicillof a pesar de haber enfrentado a la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, Berni perdió a su hombre de confianza en uno de los momentos más delicados.

Baudry era el jefe de Gabinete y su salida aparece asociada a varios episodios que ocurrieron en los últimos meses. Uno de ellos tiene que ver con una polémica ocurrida en la ciudad de Brandsen cuando funcionarios de ese municipio denunciaron al ahora ex funcionario por abuso de autoridad.

Berni suma a Seguridad al dueño de la revista La Tecla 

Según trascendió, Baudry llegó a un control en ese distrito en el que había sido detenida su pareja -la ex mujer de Diego Maradona, Verónica Ojeda- e increpó a los agentes. Según la denuncia, por la que se inició una causa que tramita en la Justicia Federal de La Plata, Baudry intercedió para que se permita circular a Ojeda, quien mostró un permiso trucha para transitar.

Cuando trascendió ese episodio, Berni salió a bancar a su mano derecha. "Será la Justicia quien tendrá que investigar si existió maltrato", dijo evitando cuestionar al funcionario.

Baudry culpó indirectamente a funcionarios de Alberto Fernández de filtrar el episodio de Brandsen en los medios. Apuntó al secretario de Comunicación Pública y vocero presidencial, Juan Pablo Biondi.

A través de un tuit apuntó al secretario de Comunicación Pública y vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. "Tantos años trabajando en Ezeiza con el mejor y no aprendiste nada, que tenés que inventar que Verónica Ojeda trabaja en el ministerio. Ayudá al presidente a cuidar a los argentinos, no en organizar operaciones de prensa. Es momento de sumar, la gente la está pasando mal", escribió. Se sabe que Biondi trabajó para el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, incluso cuando se hizo cargo del ministerio de Seguridad de la provincia.

Baudry es abogado y hasta diciembre pasado fue propietario de la revista La Tecla, una publicación especializada en política bonaerense.

Pero en las últimas semanas todo se fue complicando cuando se ordenó desmantelar el área de prensa del ministerio donde trabajan unas 40 personas que se desempeñan como periodistas, locutores, fotógrafos y camarógrafos.

El ministro dispuso que esos trabajadores sean asignados a realizar tareas administrativas en comisarías. Esto expone al límite las históricas tensiones entre el personal policial y los trabajadores ajenos a la fuerza que gozan de varios beneficios que aplican al régimen policial, sin riesgos alguno.

En el centro de esa polémica quedó señalado Walter Casamayou, quien oficiaba de vocero en el viejo ministerio ubicado sobre el eje fundacional de la capital provincial. Ese funcionario reportaba directamente a Baudry.

Mario Baudry, Sabina Frederic, Sergio Berni y Axel Kicillof.

Todo esto ocurre en momentos de pandemia que coinciden con una escalada de los episodios de inseguridad en el Conurbano. En los intendentes crece el malestar con el ministro con quien poco pueden conversa sobre las políticas de seguridad. Por el contrario, aseguran que solo lo ven en los canales de televisión.

La pandemia también afecta. Los intendentes ven cómo la cantidad de efectivos que tienen en sus distritos empieza a disminuir por los contagios en la fuerza. Los policías trabajan en grupos y en muchos casos se ven obligados a aislarse por haber mantenido contacto estrecho con un compañero contagiado.

Otro momento de tensión entre los intendentes y Berni tuvo que ver con la disposición de los gendarmes que envió el gobierno nacional y que -luego de una pulseada con Frederic- el ministro de Kicillof logró contar con el poder para distribuirlos en el Conurbano.

Por un lado hubo quejas de intendentes de Cambiemos porque los gendarmes no llegaban a sus distritos. Pero el malestar también llegó a intendentes peronistas del Conurbano que dejaron trascender que los efectivos federales eran ubicados en localidades donde no hacían falta. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Un comportamiento indigno. O sea, HOY NORMAL. Y pediría investigar si Ortega no es ñoqui en algún lugarcito ignoto de la administración y cobra un abultado sueldo. Cerraría otro círculo vicioso del peronismo. Que es un enorme circuito de corrupción nacional y popular que defiende a los pobres mientras los capangas se vuelven de repente multimillonarios. Sistema perverso pergeñado desde el mussolinismo mamado por Perón en Italia y puesto en régimen acá en 1943.
4
nota numero 200 de berni en 7 meses de gobierno, se nota demaciado que frederic lo odia y lo opera a mas no poder....
3
Q las fuerzas de seguridad se cuiden de lo q hacen, porq ya saben q el peronismo y la justicia luego de actuar los enjuiciara.
2
La provincia no solo esta desbordada economica, social, y sanitariamente, hay una interna tremenda en el gobierno, el sector que verdaderamente conoce el conurbano que lo quiere voltear a kicillof, y el "albertismo" que quiere desembarcar alli...con el pobre petiso en el medio.
1
No voy a hacer un analisis de la "visible"
personalidad del ministro...
Pero se siente que está para mas. Razon por lo cual esta en permanente conflicto " sobre todo con el mismo" y el lugar q ocupa.