España
El liderazgo de Pablo Iglesias en crisis tras la debacle en el País Vasco y Galicia
Su ex socio Iñigo Errejón afirmó que Iglesias convirtió a Podemos en la nueva Izquierda Unida, una fuerza menor.

La derrota de Podemos en las elecciones del domingo frente al Partido Popular y los nacionalistas aventuró las críticas hacia el líder de la izquierda española, Pablo Iglesias. Iñigo Errejón y Ramón Espinar -dos ex líderes de Podemos- cargaron fuerte contra Iglesias y cuestionan el rumbo del partido

"Eso -por Podemos- ya no existe. Existe una cosa que se llama UP y que tiene los resultados de siempre de IU", decía Errejón en su cuenta de Twitter.

Muy duro también Espinar, otro ex líder de Podemos que salió a condenar tajantemente a Podemos por la derrota acusando a Iglesias de "endogamia, incapacidad para llegar a acuerdos, sectarismo, agresividad indiscriminada con los medios, expulsión sistemática de la disidencia y el talento, burocratización que impide desarrollar iniciativas locales, autoritarismo...".

En España prohíben votar a los positivos de Covid y podrían repetir las elecciones en Galicia y País Vasco 

"La autocrítica es fácil de hacer", aseguró Espinar en una clara respuesta a Iglesias quien el mismo domingo se comprometía a "hacer una autocrítica" dentro del partido.

Según dejan trascender desde el interior de Podemos, por el momento no hay fecha para una reunión de la que se podría emerger una reflexión interna. La portavoz del partido, Isa Serra, aseguraba este lunes que el partido se reunirá "esta semana", aunque todavía no se definió una fecha. "No hay prisa", señaló la dirigente.

Mientras tanto, fuentes de Podemos señalan a LPO que el comité ejecutivo seguramente se celebre por videoconferencia, lo que implica que Iglesias no se verá las caras con sus compañeros de partido.

Antón Gómez Reino.

Las elecciones del domingo fueron un duro golpe para Podemos. El Partido Popular (PP) impuso su continuidad en los gobiernos de Galicia y País Vasco en unas elecciones históricas, las primeras tras la pandemia del coronavirus.

Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia y candidato del PP revalidó la cuarta mayoría absoluta al lograr 42 diputados; mientras que en el País Vasco, el lehendakari y candidato del PNV, Iñigo Urkullu, consiguió la victoria aunque necesitará pactar para articular gobierno.

Galicia y el país Vasco se preparan para votar en medio de rebrotes de coronavirus

En paralelo, la formación morada de Podemos desaparece de Galicia y se desploma en País Vasco. Ni la figura de Yolanda Díaz, la más valorada en el partido, sirvió para remontar.

El batacazo histórico de Unidas Podemos se traduce en que ni Pablo Iglesias ni Yolanda Díaz, la más valorada en estos momentos, consiguieron convencer a los gallegos con sus mítines y paseos durante esta última semana.

El candidato de Galicia en Común y líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, asumió el domingo el "fracaso" electoral asegurando que "son unos resultados inesperados, malos, muy malos para nuestros espacio y que yo asumo en primera persona". Los morados se quedan sin representación en la cámara autonómica gallega, que vuelve a ser tricolor diez años más tarde. Lo mismo sucede con la Marea Galeguista, escisión de la En Marea que hace cuatro años obtuvo 14 diputados; Vox y Ciudadanos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
El coleta es un buen generador de slogans que luego en la practica no sabe como manejarlos. En un pizarron es capaz de ganar un partido al Barcelona, pero en el campo de juego pierde por goleada.
2
No mention of VOX surprising election?
1
Está claro que a los gallegos y vascos, gente trabajadora y de pocas vueltas, no los convenció este vago kirchnerista/chavista de no-podemos.