Puerto
Un gremio minoritario amenaza la estabilidad del puerto y hay preocupación en las terminales
El SUPA protagonizó una serie de incidentes en las tres terminales portuarias por reclamos paritarios

Los bloqueos encabezados por el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) comienzan a preocupar a las terminales portuarias ubicadas en la Ciudad en un año en que el comercio marítimo bajó casi al 40% la cantidad de operaciones como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

El sindicato, que tiene una representación minoritaria de los trabajadores, protagonizó una serie de incidentes y bloqueó los accesos las tres terminales portuarias días atrás y en en el puerto miran con preocupación el devenir de los acontecimientos.

Román y Dubai Ports presionan a través del sindicato de portuarios para retener un servicio

El SUPA reclama una suma fija de 15 mil pesos y 50% de aumento como parte de las negociaciones paritarias. "Hacer ese planteo rompe cualquier tipo de negociación, es absurdo el pedido en medio de la crisis mundial", dijo a LPO una fuente del sector.

Tras una mediación de la Administración General de Puertos, el SUPA levantó las medidas de fuerza y las operaciones del puerto retomaron su actividad. Se trata de un sindicato de estibadores que está fuera de la federación nacional.

En promedio las terminales pasaron de 50 mil TEUS mensuales a 35 mil desde que comenzó la pandemia. Por eso aseguran que cualquier alteración podría tener costos altísimos y esperan que la reunión que celebrarán este lunes en el Ministerio de trabajo ayude a encausar la situación.

Según pudo saber LPO, en el sindicato estallaron luego de que Fempinra acordara una paritaria mayor a la del SUPA y su titular Juán Corvalán iniciaron la medidas de fuerza que excedieron el cese de actividades.

Desde Fempinra condenaron las protestas y pidieron prudencia. "Ante la grave pandemia de coronavirus, el diálogo y las actitudes responsables son la mejor salida para encausar la situación", dijeron desde la conducción nacional de la Fempinra, referenciada en Juan Carlos Schmid.

Las protestas comenzaron en APM Terminales, luego pasaron a Terminales Río de la Plata y Bactssa. Los manifestantes impidieron la carga y descarga de barcos, pero además no respetaron los protocolos de higiene y seguridad. De hecho circularon imágenes de portuarios compartiendo mate dentro de un container y días después de la protesta se detectó el primer caso de coronavirus en todo el puerto.

El sindicato estuvo 20 años sin personería jurídica luego de que justicia impugnara los manejos del secretario general. Sin embargo siguió funcionando sin problemas hasta que cancelaron sus deudas y un juez decidió restituirles la personería.

Antes de recuperarla el SUPA protagonizó varios incidentes violentos. En 2013 dos sectores que se disputaban la conducción terminaron a los tiros y uno de los camarógrafos que filmaba los desmanes fue herido por una pedrada. Además hubo otros dos heridos de bala.

Un año más tarde, en medio de una protesta contra la terminal Exolgan, arrojaron a una persona discapacitada desde el Puente Pueyrredón y luego Corvalán lo acusó de ser un "rompehuelgas". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.