Seguridad
Berni desactivó una protesta sobre la Richieri y refuerza la seguridad en una villa de La Matanza
Llegó en moto a Villa Lugano y en persona negoció con los vecinos que protestaban en reclamo por seguridad.

Sergio Berni desactivó una protesta que vecinos de Villa Madero (La Matanza) realizaban sobre la Autopista Riccheri en reclamo por el ataque a balazos a un fumigador en el barrio 2 de Abril.

El ministro de seguridad bonaerense llegó al corte en moto y negoció en persona con los manifestantes durante varios minutos. Luego recorrió la villa junto a los vecinos para analizar la colocación de garitas para personal policial.

Berni anunció el despliegue de los nuevos graduados de una unidad táctica de la Policía de la provincia creada hace dos años. Según explicó, ese grupo táctico que custodiará la zona estará integrado por 100 hombres que realizarán patrullajes en distintos turnos. "Trabajaremos no solo en la seguridad ciudadana, sino también para empezar a abrir las puertas para que los demás elementos del Estado puedan ingresar a un lugar al que hace poco no se ingresaba", explicó.

Armado, Berni encabezó un operativo en Zárate para detener a los asesinos de un gendarme

Según los relatos de los manifestantes, en la noche del miércoles vecinos de la villa estaban fumigando la zona cuando se produjo un tiroteo y esas personas fueron utilizadas como escudos. Ahí es cuando uno de ellos recibió un impacto de bala y quedó herido. "A nosotros nadie nos ayuda, no estamos acostumbrados a salir a hacer marchas pero esto nos dio bronca".

Los vecinos contaron que entre todos compraron una hidrolavadora y que ellos mismos se encargan de desinfectar todas las semanas con lavandina los espacios comunes. Sin embargo, la inseguridad excede a la pandemia de coronavirus y no les permite organizarse.

"Anoche acá hubo un enfrentamiento entre dos bandas que tienen vinculación con la droga, entre tantos otros delitos. Para que tengan una idea de los tiros que hubo, una antena satelital quedó como un colador de fideos", comenzó el funcionario.

Por la tarde, ya con los ánimos más tranquilos, Berni supervisó la llegada de un largo convoy policial compuesto por camiones, grúas, camionetas, patrulleros y motos, con el jefe de la fuerza, comisario general Daniel García, a la cabeza.

En el camión más grande trasladaron el destacamento-contenedor, y en otros más chicos tres garitas de seguridad o "torres de monitoreo", cada una de ellas equipadas con cámaras de video, luces LED, balizas, blindaje y equipo de aire acondicionado.

El ministro gana protagonismo día a día, encabezando operativos en persona. En la madrugada del miércoles, el ministro se ocupó de encabezar en persona el operativo para detener a los presuntos asesinos del comandante de la Gendarmería Nacional Marco Castillo, baleado a quemarropas en Zárate en un intento de robo cuando regresaba a su casa en bicicleta.

Para Berni fue un caso especial toda vez que Castillo era el jefe del Escuadrón Zárate-Brazo Largo, el pago chico del ministro.

Vestido de jean y campera, armado con un pistola adaptada con linterna y culatín similar al de un fusil táctico en su mano derecha, al ministro de Kicillof se lo ve caminando y dando órdenes en el momento en que se apresan a dos sospechosos.

En el video se puede ver a Berni en la calle, con integrantes del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de la policía bonaerense en el momento en que es trasladado el joven de 19 años.

El video circuló por las redes sociales y el propio Berni comunicó en su cuenta de Twitter que se había ocupado de encabezar el operativo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.