Coronavirus
La Ciudad ahora pone el foco en la Villa 21-24 para evitar una explosión de casos como en Retiro
La Zavaleta registró más de cien nuevos casos en una semana. Intensifican el plan Detectar.

 El número de infectados en el Barrio 21-24 pasó de 300 a 400 en una semana y preocupa al gobierno porteño. Para intentar controlar la epidemia intensificaron el operativo Detectar y buscan corregir errores cometidos en la Villa 31.

Según el parte diario que envían desde Ciudad, este lunes los contagiados llegaron a 436 sobre 1485 hisopados. "Cuanto más testeás y tenéis más positivos quiere decir que es efectiva la estrategia", explicaron a LPO desde Parque Patricios.

El 3 de junio sumaban 295 los casos que se transformaron en 317 el jueves 4 de junio. El 5 de junio sumaron 31 infectados más y otros 30 contagiados el sábado. El domingo totalizaban 404 y este lunes el brote llegaba a los 436 pacientes.

"Los barrios populares son una preocupación por el nivel de hacinamiento que hay", explicaron en Ciudad y ejemplificaron con el caso de los barrios Padre Mugica y Padre Ricciardelli, donde el número de infectados subió exponencialmente desde que se conocieron los primeros casos. El aumento solo frenó cuando se implementó el plan Detectar.

El brote en la Villa 31 comenzó en medio de problemas con el suministro de agua y desde AySA responsabilizaron al Gobierno de la Ciudad por las dificultades. La respuesta gubernamental fue lenta y los contagios se multiplicaron rápidamente.

Alivio en Ciudad porque se estabilizan los casos y en la Villa 31 los recuperados igualan a los infectados diarios

En la 21-24 se rompieron caños en las manzanas 11, 16 y 13 una semana atrás y la Ciudad junto a la empresa estatal de aguas iniciaron un operativo para asistir a los vecinos. Los camiones cisterna de AYSA y el IVC, que cuentan con una capacidad de 15.000 y 8000 litros de agua potable llevaron diariamente un suministro.

También llevaron agua a los sectores de La Loma en la manzana 26, Tierra Amarilla en las manzanas 5 y 6 y Loma Alegre en las manzanas 3 y 4. Se trató de casos con problemas de baja presión, y además diseñaron un cronograma fijo para abastecer a 10 comedores y merenderos.

Desde la junta vecinal de la 21-24 habían alertado por la falta de agua, un problema que comenzó a fines de marzo. "La propaganda en la tele dice ‘lavate las manos', pero nosotros no tenemos agua", se quejó Dagna Aiva, coordinadora de Salud de la junta barrial en FM La Barriada.

Como publicó LPO la semana pasada, tras dos semanas muy complejas, en la Villa 31 los casos recuperados diarios comenzaron a superar a los nuevos contagios.

"Con estos datos somos muy prudentes, que tenemos que seguir trabajando, previniendo junto al gobierno Nacional en el operativo detectar", subrayaron a LPO.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.