Campo
El mercado inmobiliario rural se quedó sin precios por la pandemia
En marzo y abril no se registraron operaciones de compra/venta de campos. El cepo y la indefinición de la deuda aumentan la incertidumbre en el sector.

En marzo y abril pasados las operaciones de compra/venta de campos en las principales regiones productivas del país se derrumbaron a cero debido al aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional en el marco del avance del Covid-19.

El índice que elabora la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) evidenció la crítica situación del sector. De hecho, no hay antecedente de semejante derrumbe de la actividad desde el año 2013 cuando empezaron a medirse las operaciones.

"En los últimos dos meses (marzo y abril) no hubo actividad por la imposibilidad práctica de vender un campo que implica revisaciones, negociaciones presenciales, certificados y escribanías", dijo a LPO Gerardo Kahn, vicepresidente de CAIR.

En lo que va del presente mes de mayo comenzó a relevarse cierto interés y una lenta reactivación de llamados y avisos publicitarios, según indican los resultados de la encuesta mensual de actividad efectuada entre los socios de CAIR en todo el país.

El tema es que muchos compradores pretenden aprovechar el actual contexto de incertidumbre para comprar campos a mucho menor precio de lo que valían antes de la pandemia. Los vendedores, si bien escuchan las ofertas, no están dispuestos a ceder.

"La incertidumbre económica vigente en la Argentina, como el riesgo de entrar en default y el creciente atraso cambiario, actuaron como una pinza sobre la oferta y la demanda desde antes de que se decretara la cuarentena obligatoria", comentó Kahn.

"Estimamos que, una vez que pase el parate general que causó la pandemia, la actividad inmobiliaria rural volverá a regenerarse", señaló el entrevistado. "Para que esto ocurra es clave que se acuerden los términos de la deuda con los acreedores", agregó.

El sector que se dedica a la venta de campos ya venía golpeado después del año pasado que estuvo marcado por la incertidumbre y posterior congelamiento de operaciones que generó el resultado de las elecciones primarias (PASO) del 11 de agosto.

Los especialistas señalan que el desdoblamiento del tipo de cambio y la brecha entre el dólar oficial y paralelo hizo que la demanda pretenda mayores descuentos a la hora de cerrar una operación (algo que, por ahora, la oferta no está dispuesta a conceder).

"Pretendemos que el negocio se regenere sobre la base de valores interesantes que, de alguna manera, puedan atraer a nuevos inversores que busquen un resguardo de su capital en bienes tangibles como puede ser un campo", sostuvo el dirigente de CAIR.

Cabe mencionar que, antes del aislamiento, en la zona núcleo pampeana (norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe) los campos con mayor aptitud agrícola se negociaban en un rango de valores que oscilaban entre los 14 y 16 mil dólares por hectárea.

En Córdoba, la región agrícola más cotizada era la zona de Río Cuarto, con valores de venta que alcanzaban hasta marzo los 10 mil dólares, mientras que en el sudoeste y los campos para producción de maní se negociaban a precios de entre 4 y 5 mil dólares.

En las zonas ganaderas de la Cuenca del Salado, en tanto, los precios rondaban entre 2.500 y 4 mil dólares por hectárea, al tiempo que en las regiones bonaerenses de Trenque Lauquen y 9 de Julio se negociaban campos en hasta 8 mil dólares.

Trazando un paralelismo, los precios hasta antes de marzo se ubican en dólares entre un 25% a 30% menos que en septiembre de 2011 (previo a la sanción de la Ley de Tierras) cuando la actividad inmobiliaria rural marcó un récord histórico de 97,5 puntos.

En el norte del país, la realidad del mercado es diferente a la zona central. En Corrientes, las tierras ganaderas cotizaban antes del Covid-19 a 2.500 dólares por hectárea, mientras que en Chaco los campos algodoneros valían entre 4 y 5 mil dólares. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
los adoradores del capitalismo, parecen bobos, no les cae la ficha que todo ha cambiado con la pandemia