Respiradores
Exclusivo: La conexión de los polémicos respiradores de Rosario con Javkin y los socialistas
La firma que diseñó los "ventiladores de transición" contó con fuerte respaldo durante la gestión de Lifschitz. Los vínculos con el entorno del intendente Pablo Javkin

La empresa Inventu, integrada por profesionales de la ciudad de Rosario, fue la desarrolladora de UnRespiro, un respirador artificial de fácil fabricación y bajo costo, con componentes disponibles en el mercado local y según afirman sus creadores viene a solucionar un problema global, que es la falta de este insumo crítico para los cuadros más severos de Coronavirus.

Sin embargo, detrás del entusiasmo y hasta admiración que causa el anuncio de los técnicos de Inventu, existe una historia de "inventos" de resultado polémico, que acaso justifiquen la extrema desconfianza del ministro de Salud, Ginés González Garcia, hacia estos respiradores de bajo costo.

Una historia donde ocupa un lugar central el apalancamiento económico de la provincia cuando gobernaba el socialismo, al igual que la Universidad de Rosario, que tuvo en el actual intendente Pablo Javkin a uno de sus referentes de mayor proyección.

La firma Inventu, que promociona los respiradores de "bajo costo", arrastra una relación de cercanía con el socialismo, que en su momento le encargó -sin concurso previo- el desarrollo de un trolebus y de un colectivo a biocombustible. Ambos "inventos" nunca pasaron de la fase de prototipo.

Sin concurso de ideas, Inventu recibió en su momento por parte de las autoridades socialistas el encargo de diseñar un trolebus de fabricación local, así como la reconversión de un colectivo gasolero a biodiesel. Pese a los recursos del Estado destinados, ninguno de los dos "inventos" logró pasar de la etapa de prototipo para las oportunas fotos con funcionarios, que buscaban mostrarte como ecológicos e impulsores del desarrollo local.

Polémica porque gobernadores apuran la fabricación de los respiradores de Rosario sin aprobación de la ANMAT

Pese a esas fallidas experiencias, varios de los funcionarios que en su momento impulsaron esos desarrollos, ahora consiguieron puestos claves en el gabinete de Javkin, cuando este logró hacerse con el gobierno de la ciudad.

Ahora, con el apoyo de la Universidad Nacional de Rosario, el proyecto del respirador contó con el impulso del mismo Javkin y del ministro de Educación Nacional, Nicolás Trotta, quien participó del lanzamiento a principios de abril.

Trotta, Perotti y Javkin.

En un principio, hasta el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, se había mostrado entusiasmado con la propuesta. A tal punto, que la presentación del diseño que se iba a hacer en la Universidad terminó llevándose a cabo en la sede rosarina del gobierno provincial a pedido de Perotti.

Pero con el paso de los días, el mandatario santafesino tomó una actitud de mayor cautela al advertir la prudencia con la que el Ministerio de Salud nacional trató el tema. El propio Ginés González García manifestó a los senadores de la Comisión de Salud sus dudas sobre el "invento", en especial por la ausencia de válvulas, la pieza clave del equipo que exige una tecnología de punta que sólo pocos países en el mundo fabrican y que explica el faltante que existe en el mercado global. Ginés advirtió que un respirador es un aparato médico de alta complejidad y si presenta fallas puede causar la muerte del paciente.

La ANMAT demora la autorización del respirador, en línea con los reparos del ministro Ginés, quien advirtió en una exposición en la Comisión de Salud del Senado, que si presenta fallas puede ocasionar la muerte dde los pacientes. 

Los reparos son tan evidentes que la ANMAT demora la aprobación de UnRespiro. Es más, uno de los desarrolladores reconoció a LPO que el equipo no se había presentado ante el organismo ya que Inventu solo se limitó a diseñarlo y abrir la licencia para todos aquellos que quisieran producirlo. Dijo incluso que son los fabricantes quienes tienen que tramitar la certificación ante la ANMAT.

Aunque la misma fuente aseguró contar con la aprobación de la AAARBA (Asociación de Anestesia, Analgesia y recuperación de Buenos Aires) y de la SATI (Sociedad Argentina de Terapia Intensiva), los desarrolladores se negaron a compartir con LPO la documentación avalando el desarrollo.

Por otro lado, uno de los principales jugadores de la medicina privada de Rosario, el Grupo Oroño, salió a apoyar fuertemente el proyecto prestando sus instalaciones y profesionales para las pruebas locales.


En el mismo sentido, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, decidió no esperar las aprobaciones nacionales y tomó la licencia de Inventu para producir los respiradores con profesionales y estudiantes de la Universidad Nacional del Nordeste. El mandatario conformó una Comisión de especialistas locales que en solo diez días habrían comprobado la fiabilidad de los respiradores. El apuro no es caprichoso, según afirmaron a LPO fuentes al tanto de la situación, la provincia litoraleña sólo cuenta con cuatro respiradores.

Especialistas consultados por este portal, quienes pidieron preservar sus nombres, explicaron que los respiradores convencionales son equipos de una altísima complejidad debido a las innumerables situaciones que se pueden presentar al momento de dar asistencia respiratoria a un paciente.

Por tal motivo, cuentan con software y válvulas sofisticadas que se activan según cada situación. Una simple tos, en medio del tratamiento, puede derivar en severas complicaciones para el paciente si el equipo no reacciona debidamente. Además del peligro de infectar una sala de terapia intensiva si llega a haber un desperfecto.

Toda esta complejidad explica los altos costos en dólares de cada unidad en el mercado internacional y la capacidad limitada de su producción en serie. A modo de ejemplo, la planta cordobesa de Tecme, una de las dos fabricantes de respiradores del país, produce 120 unidades por mes.

El subsecretario de Energías Renovables de la gestión socialista, Rigo Bisso, fue uno de los que en su momento encomendó a Inventu el desarrollo de un colectivo híbrido que funcione con biocombustible. Ahora es socio de la firma.

El titular de la empresa Inventu es el joven ingeniero Simón Carpman. Su padre es uno de los dueños de Fundar, una de las desarrolladoras inmobiliarias más importantes de Rosario. Con más de 30 años en la ciudad, ha construido infinidad de edificios de valiosos diseños arquitectónicos y de calidad. Durante estas tres décadas han sido destacados aportantes a las campañas políticas de diversos candidatos.

En la gestión de Miguel Lifschitz, Simón Carpman persuadió a la Secretaría de Energía y a la empresa de transporte municipal SEMTUR para impulsar la conversión de un colectivo gasolero a híbrido que intentaba combinar la alimentación diesel con energía hidráulica.

A pesar de que este primer proyecto no prosperó, el joven emprendedor tuvo una segunda oportunidad. En 2019 y sin llamado previo a un concurso de ideas, el gobierno provincial, a través de la Subsecretaría de Energías Renovables, Carpman logró el financiamiento para desarrollar el prototipo de un trole de fabricación local.

El proyecto consistió en el recarrozado de una vieja unidad a la cual le adaptaron un equipo eléctrico que no estaba diseñado para que funcione en un trolebús sino para mover puentes grúa o equipos eléctricos pesados. La unidad se probó sin pasajeros hasta la entrada la cuarentena por coronavirus.

Lo curioso es que el entonces subsecretario de Energías Renovables, Rigo Bisso, hoy es uno de los gerentes de Inventu y la cara visible de la empresa a pesar de haber sido, hasta el 10 de diciembre pasado, el funcionario que decidía sobre el flujo de dinero para los proyectos sobre energías renovables.

El ex gobernador y actual presidente d ela Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz.

Durante la gestión de Lifschitz, las políticas públicas de energías limpias tuvieron una notable preponderancia y con logros realmente importantes, sobre todo, en materia de biodiesel. En el último año de su mandato, el socialista había presentado un ambicioso programa para la construcción de siete parques solares y uno eólico pero la devaluación de 2019 y la posterior derrota en las elecciones, hizo caer el plan Generfe, como se lo denominó.

 [El plan de energía renovables de Santa Fe a punto de caerse por la devaluación]

Cuando Pablo Javkin accedió a la Municipalidad de Rosario y a pesar de que el vínculo con Lifschitz terminó dañado por la feroz interna, algunos funcionarios de la gestión socialista de la provincia consiguieron desembarcar en el nuevo gabinete.

Uno de ellos fue Maximiliano Neri, un hombre de extrema confianza del ex gobernador quien, curiosamente, fue presidente de la Empresa Provincial de la Energía durante los últimos años del Frente Progresista en Santa Fe.

Neri es el actual presidente de Movi, la empresa municipal de transporte tras la fusionó de las dos prestadoras estatales: la Mixta y la SEMTUR, la misma para la cual Inventu desarrolló los dos prototipos de colectivos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Un bodrio la nota. Extensa, mail redactada, y al terminar de leerla no se llega a comprender. Lo que denuncia, es una idiotez. El periodista Navone, no sabe qué inventar para escribir una nota. Fundar es una empresa seria, vinculada a Rosental, donde manejan Plata negra, por eso se invierte y crece. Uno de lo que más pone, es Lucio Di Santo, el de Micropack. Navone, aprende....mal periodista....