Brasil
Renunció el ministro de Salud de Brasil por diferencias con Bolsonaro
El presidente lo presionó para que impulsara el uso de la cloroquina contra el coronavirus. Ya lo había desautorizado al habilitar gimnasios y peluquerías sin avisarle.

La escena política brasileña se conmovió, este viernes, con otro sobresalto: el ministro de Salud Nelson Teich, que había asumido el 17 de abril, presentó su renuncia. La cartera queda nuevamente vacante, apenas un mes después de la estridente salida de su anterior jefe: Luiz Henrique Mandetta. No le faltaron razones al funcionario para irse del gobierno; sufrió más de una humillación por parte del presidente Jair Bolsonaro.

En esta oportunidad, el elemento fundamental en la discordia fue la insistencia del jefe de Estado para autorizar el uso de la cloroquina como droga "milagrosa" para curar los pacientes de Covid-19. Teich, cuya especialidad es la oncología, se opuso al empleo indiscriminado de esa sustancia en el tratamiento de la nueva enfermedad. Es que no existen pruebas que demuestren el éxito del medicamento, que tiene además efectos colaterales riesgosos. Pero también incidió el contenido del diálogo que Bolsonaro mantuvo con una veintena de empresarios el último miércoles. A ellos les pidió "ir a la guerra" contra los gobernadores para obligarlos a levantar las cuarentenas. Más aún, en esa circunstancia indicó que sus ministros estaban obligados a "seguir la línea" presidencial, ya que él era "el único electo".

La respuesta de los gobernadores no se hizo esperar. Joao Doria, de San Pablo, contratacó: Bolsonaro "coloca a Brasil es una caldera interminable de intrigas".

Y todo esto, en medio del momento más crítico en el combate al coronavirus. "Brasil despierta asustado con las crisis diarias de agresiones a la democracia, al Congreso, a la Corte Suprema, a la prensa y a sus propios ministros. Lo hizo con (el ex ministro Gustavo) Bebiano, con Santos Cruz, con Sergio Moro y con Mandetta. Presidente ¡gobierne! Administre su país con equilibrio, discernimiento y grandeza. Pare con las agresiones" insistió Doria. El carioca Wilson Witzel, gobernador de Río de Janeiro, expreso su "solidaridad con Teich". Y advirtió: "presidente, nadie va a realizar un trabajo serio con sus interferencias en los ministerios y en la Policía Federal". Flavio Dino, gobernador de Maranhao, sostuvo: "Bolsonaro crea una confusión única en el planeta. Espero que las instituciones juzguen cuanto antes la producción de tantos desastres, entre ellos, el despido de dos ministros de Salud en medio de una gigantesca crisis sanitaria".

El ministro de Salud de Brasil se enteró por los medios que Bolsonaro abría gimnasios y peluquerías

También reaccionar fuerte dos ex ministros de Bolsonaro. Uno de ellos Sergio Moro, quién ponderó, a través de Twitter "este es un escenario difícil en plena pandemia. Ayer sumaron 13.993 muertes. Y esos números crecen día a día. Cuídese y cuide de los demás". También Mandetta rechazó los últimos acontecimientos en Brasilia: "Oremos. Fuerza SUS (Sistema Unico de Salud). Ciencia y paciencia. ¡Fe! Quédese en casa". Mientras el mundo político y la población se rebelaban con la "falta de rumbo" del gobierno brasileño, y se oían fuertes cacerolazos en las principales capitales, los partidarios del presidente, como el diputado Marco Feliciano, no dudaron en arremeter: "Felicitaciones, presidente Bolsonaro por su firmeza. En medio de la pandemia precisamos un líder como usted, que tiene el pulso firme para conducir la Nación. Precisamos con urgencia el uso de la cloroquina para salvar miles de vidas".

Fue Bolsonaro quién decidió forzar la salida de Teich, según relatan en su entorno. El presidente está convencido que es preciso levantar cualquier aislamiento social a partir de junio. Y esto sucede el día en que los casos de contagio trepan a 212.198 y las muertes por la dolencia totalizan 14.500. Pese a este drama, para el presidente brasileño lo principal pasa ahora por la recuperación de la economía. En esta opción presidencial pesa el temor a un desastre económico que ponga en juego su reelección en 2022.

Teich, que es especialista en oncología, no quiso adoptar las medidas de flexibilización reclamadas por su jefe. Sabía que los momentos más críticos de la pandemia están por venir. Se estima que el pico podría ocurrir a mediados del próximo mes, o tal vez en julio. Fuentes de Brasilia afirmaron este viernes que el general Eduardo Pazuello, actual viceministro, puede ser el reemplazante. Pero también está en el candelero el diputado gaúcho Osmar Terra. Hasta ahora lo que se sabe es que Bolsonaro recibió eta tarde, fuera de agenda, a la médica Nize Yamaguchi.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
7
Si te preguntas porque el pueblo de Brasil no sale a colgar a este tipo de la plaza es porque los medios lo protegen, se sabe mas de la desgracia brasileña afuera que adentro.
El les cubre sus negocios, ellos lo cubren a el.
Si te suena parecido al Grupo Clarin y la oligarquia porteña---------tenes razón
6
Recuerden, Jhonny doy Vergüenza Ajena Güemes , tiene varios perfiles el muy pelotudo
5
Pero no era que Bolsonaro la tenía clara, no era que Brasil estaba adelante, ahora que Nazi Piñera puso el IFE que van a decir manga de forros
4
"" I n c r e i b l e "", este personaje, Bolsonaro, que parecia, antes de la pandemia, ser el que iba a hacer despegar la economia de brasil, resulto ser un fanatico que se cree el dios de los evangelistas.
3
Y el gordo triple G para cuando
El virus no viene
Tecito mata virus
2
Que circo hacen estos nazis mientras siguen y siguen muriendo personas
1
adelante bolsonaro, triunfa la libertad