Campo
En los últimos dos meses se exportaron más de 5 millones de toneladas de trigo
En diciembre y enero se batieron récords históricos. En 2020 los envíos del cereal superarán los u$s 2400 millones. Brasil y el sudeste asiático los mayores compradores.

Durante los meses de diciembre y enero pasados se exportaron 5,5 millones de toneladas de trigo. Así lo indica un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) sobre la base de información provista por la agencia marítima NABSA S.A.

El dato, al que accedió LPO, cobra relevancia dado que se trata del periodo con mayores envíos de la historia argentina en un contexto de suba de precios del trigo que se trasladó a la harina y, por ende, a los productos panificados de los comercios minoristas.

Basterra analiza subir tres puntos las retenciones a la soja y bajar trigo y regionales

El documento de la entidad rosarina señala que solo en enero se exportaron 3,4 millones de toneladas de trigo desde los puertos argentinos gracias a la recuperación del caudal de agua del río Paraná (desde mediados de diciembre a la fecha se elevó un metro).

La BCR destaca además que casi la totalidad de los embarques trigueros están partiendo con destino al sudeste asiático, seguido por Brasil, África y Norteamérica, ante la ausencia de compras de Australia a causa de una feroz sequía.

A partir de marzo/abril se espera que Brasil acelere de manera significativa las compras de trigo argentino aprovechando el arancel externo del 10% del Mercosur dado que en esos meses el vecino país ya se consume casi la totalidad de la producción local.

Los últimos datos oficiales muestran que el sector exportador argentino tiene comprado alrededor de 13,8 millones de toneladas de trigo 2019/20 con una cosecha estimada por el Ministerio de Agricultura en 19,5 millones de toneladas.

En 2020 los especialistas prevén que las exportaciones de trigo alcancen los u$s 2.460 millones, casi u$s 80 millones más respecto a la campaña pasada, con un precio promedio internacional en torno a los u$s 195 por tonelada.

En este contexto, el 23 de enero el trigo tocó un máximo de 214 dólares por tonelada en el mercado local. Luego el valor del cereal se desinfló ante las negociaciones entre exportadores e industria molinera para abastecer el consumo interno.

Esta situación generó versiones de una posible intervención oficial en las exportaciones de trigo. Pero el ministro de Agricultura, Luis Basterra, no se manifestó en esta línea quizá conciente de los fallidos resultados que generó esa política entre 2008 y 2015.

De hecho, tal como adelantó este medio, la idea de Basterra sería reducir tres puntos los derechos de exportación al trigo pasando del actual 12% a un 9% aunque, claro está, la aprobación final de la medida está en manos del ministro de Producción, Matías Kulfas.

En caso de confirmarse la baja de retenciones al trigo, el Gobierno espera, no solo enviar una señal a los productores que impulsan medidas de fuerza, sino también incentivar la próxima siembra del cereal que arranca a mediados del año que viene.

Como sea, este viernes en la zona de Rosario el mejor precio ofrecido por el trigo disponible se ubicó en 195 dólares por tonelada, mientras que en el Mercado de Chicago (CBOT) cotizó a 205 dólares versus 193 dólares hace exactamente un año atrás.

La bolsa de harina de 50 kilos se vende actualmente a unos 1200 pesos. Cabe mencionar que en octubre pasado, antes de las elecciones presidenciales, el precio se disparó de 900 a 1300 pesos para luego ubicarse en una franja de 1000/1200 pesos.

En todo este periodo (de octubre a la fecha) el pan y los productos derivados del trigo y la harina siguieron registrando subas independientemente de los altibajos de precios de la materia prima y del congelamiento en las tarifas de los servicios públicos.

Los especialistas remarcan que la incidencia del trigo y la harina en el precio del pan se ubica en torno al 18% y que los mayores costos de los panaderos pasan por el pago de los servicios, salarios, cargas sociales, alquileres e impuestos.

Sin embargo, la Secretaría de Comercio Interior -a cargo de Paula Español- mira con atención la evolución de precios en el sector triguero ya que considera que impacta en los programas públicos de control de precios internos.

En el campo, por su parte, rechazan cualquier tipo de intervención del Gobierno en el mercado aduciendo que no hay problemas de faltante de trigo y que lo único que producirá es una menor cosecha por baja de precios a los productores.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Recuerdo cuando guillermito moreno no hacia mas que ponerle retenciones al trigo. ... Macri se los saco y toda la opocision no hacia otra cosa que criticar. Hoy tienen record de ecportacion

Por favor llamense al silencio ... dejese tobarse lo ajeno
1
Y el bloqueo, y los cortes de ruta? jajaja