Iowa Caucus
Los capitanes de Sanders hablan de una "noche larga" y buscan sumar apoyos de los candidatos rezagados
Creen que Yang y Klobuchar no llegarán al 15% necesario. Por primera vez el senador no se siente el underdog.

El equipo de campaña de Bernie Sanders está más energizado que nunca. La mañana del lunes en el cuartel de campaña en Des Moines, cientos de voluntarios, staffers, y legisladores, se reunieron para preparar el último jalon antes de las asambleas donde los demócratas de Iowa elegirán a quien quiere que sea el futuro nominado presidencial del Partido Demócrata.

LPO habló en exclusiva con el legislador Mark Pocan del segundo distrito de Wisconsin, estado clave para los demócratas si aspiran a ganar la Casa Blanca en noviembre. Pocan aseguró que su apoyo para Sanders es "debido a mis valores" y a su interés en tener un sistema de salud universal, derechos para todos, instaurar el Green New Deal, entre muchos otros asuntos con los que concuerda con el senador por Vermont.

Las claves de Iowa, la primera batalla de los presidenciales demócratas

Tras siete elecciones consecutivas en las que ganó el candidato demócrata, en 2016 Wisconsin sorprendió eligiendo a Donald Trump como presidente. De ahí que el apoyo de Pocan sea fundamental para movilizar el voto demócrata en el estado vecino de Iowa.

"Ya veremos como salen las cosas esta noche", dijo el congresista a LPO. "Quien sea que salga ganador tendrá un gran impulso en los otros estados, así que será muy importante y esperamos que el poder de la gente ayude a poner [a Sanders] en primer sitio", dijo.

Dos capitanes de distrito, quienes están encargados de convencer a los votantes de apoyar al candidato durante la asamblea, dijeron que veían mucha energía en pro de Sanders. "Cuando Sanders empezó a subir nos entusiasmó a todos", dijo Jenz, un académico en sus treintas que apoya la campaña.

"Hemos participado en marchas y tocando timbres en las calles, no tanto como quisiéramos, por el trabajo", explica Caitlin Lund, quien representará al senador en la asamblea del distrito 58 la noche del lunes. "Hacemos todo lo que podemos por difundir el mensaje de que esta campaña se trata de la gente y de que el senador Sanders es el único candidato que es un verdadero progresista que ha defendido esos ideales toda su carrera. Él va a hacer el trabajo en la Casa Blanca".

"No tenemos idea de lo que va a pasar hoy en la asamblea, no sabemos cuanta gente va a llegar. Es muy emocionante", agrega Jenz. "Puede que haya 900 personas, o 500 personas, pero estamos listos para una noche larga".

Los capitanes dirigen un discurso breve sobre el candidato al que representan, "en el caso de Sanders el mensaje principal es ‘no se trata de mí, sino de nosotros'", dice Lund. Después, los simpatizantes de cada candidato se juntan en un área designada en la asamblea, "hay un breve periodo en el que intentamos persuadir a otros votantes de que vengan a nuestro equipo y viceversa, y en ese momento los candidatos que tengan a menos del 15% de los presentes -creemos que ese será el caso de Andrew Yang y Amy Klobuchar- vamos a intentar jalar a sus simpatizantes a nuestro grupo", dice.

"Cualquier candidato que tenga por lo menos 15% de los votos presentes es considerado viable, ahí se hace otro conteo y se le asigna a cada candidato cierto número de delegados, dependiendo de cada precinto. El mío tiene 11 delegados disponibles".

Al final de la jornada, el candidato con más delegados a nivel estatal gana la nominación del Partido Demócrata de Iowa para la presidencia.

Para el asambleísta del estado de California Ash Kalra, quien viajó ayer para apoyar a Sanders, lo que separa al senador del resto es su enfoque en los temas que importan, "no juega juegos políticos", dijo en entrevista con LPO.

"Yo represento a San José, California, una comunidad increíblemente diversa con una comunidad latina muy grande. Mi distrito está inclinándose con fuerza hacia Bernie Sanders debido a sus posicionamientos, en especial en lo que respecta al tema de la inequidad", aseguró Kalra.

El asambleísta agregó que él ve como un tema prioritario echar para atrás todas las políticas migratorias implementadas por Donald Trump. "En el día uno, como Bernie prometió, hay que deshacer todas las ordenes ejecutivas racistas y horribles de Trump", dijo. "Sacar a los niños de las jaulas, traer de vuelta al país a los que piden asilo y arrancar el proceso migratorio". Dijo que era fundamental crear una ruta a la ciudadanía para los millones que viven sin documentos en EU.

"Yo fui el primer legislador local en California en apoyar a Sanders, me da mucho orgullo", explicó. "Y aunque apenas somos tres de nosotros, porque no es fácil ir contra el establishment que no siempre quiere ver disrupción, estoy emocionado de regresar a casa mañana y llevar toda esta energía de Iowa y la gente increíble que está luchando por nuestro país", dijo el funcionario.

 El asambleísta local de California Ash Kalra. 

El congresista Pocan también destacó la importancia de una reforma migratoria que permita regularizar a los 11-13 millones de personas que viven en riesgo de ser deportadas, "y no podemos seguir con cosas tontas como el muro, nada de eso representa a los Estados Unidos, y me da vergüenza por el sufrimiento que está ocurriendo en la frontera".

Pocan estuvo de acuerdo con que el T-MEC, recien aprobado por el Congreso de EU y ratificado por Trump, se quedó corto en lo que refiere a los derechos laborales. "Queríamos más cosas en el tratado. El tema climático ni siquiera se aborda. Nos preocupan los sindicatos en México, me parece que 700 mil contratos tienen que ser renegociados. Si queremos que dejen de escaparse empleos, necesitamos que los salarios mejoren en México y EU".

Para muchos votantes la decisión se centra en quién será el candidato ideal derrotar a Trump. En 2016 muchos demócratas votaron por Hillary por temor a alinear a los votantes más moderados con Sanders, quien defiende posiciones más progresistas. De ahí que el triunfo de Trump tomará a muchos por sorpresa.

 El cuartel de campaña de Bernie Sanders en Iowa, abarrotado para el último jalón.  

El documentalista y escritor Michael Moore, uno de los pocos que pronosticó el triunfo de Trump en el cinturón de óxido en 2016, ha dicho que el partido no puede cometer el mismo error que hace cuatro años. "Bernie le hubiera ganado a Trump", dijo en entrevista con el podcast político Lovitt or Leave It.

Las cuatro encuestas más respetadas y recientes hablan de una carrera cerrada en Iowa. Data for Progress sugiere que Sanders le gana a Elizabeth Warren con 7 puntos, y pone a Joe Biden y al alcalde Pete Buttigieg en un empate con 15% cada punto.

La encuestador David Binder Research, por el contrario, pone a Pete arriba de todos, con dos puntos por encima de Sanders, y con Biden y Warren emparados con 15%. Emerson College también pone a Sanders a la cabeza con 28 puntos, Biden 21, y Pete y Warren con 15 y 14% respectivamente.

Pase lo pase, parece que habrá un final de fotografía esta noche en Iowa. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Peluca debe estar festejando.
Al viejo sucialista este, le gana caminando