Ezeiza
La mujer y el hijo de Granados compiten por sucederlo
Dulce tensiona con su hijastro Gastón. La universidad del municipio, el nuevo campo de batalla.

Alejandro "el Sheriff" Granados, intendente de Ezeiza desde 1995, se prepara para dar un paso al costado en 2023 porque la ley le impide una nueva reelección. Sin embargo, el poder podría quedar en la familia: su esposa y su hijo ya comenzaron una sorda disputa por sucederlo.

Isabel Beatriz Visconti, más conocida como Dulce Granados, espera desde hace años el turno para relevar a su marido en la intendencia. Identificada como el ala kirchnerista del clan, la propia Cristina Kirchner la lanzó públicamente: "Ahora es el turno de Dulce", ordenó en 2015, aunque fue desoída.

Granados es un pragmático, experto en surfear las distintas olas del peronismo. Pasó del ultramenemismo a las filas de Carlos Ruckauf y luego se cobijó con Eduardo Duhalde. Durante el kirchnerismo bautizó "Amigo Néstor" al teatro municipal, pero con la victoria de Mauricio Macri decidió explorar nuevos vínculos y se convirtió en el principal anfitrión de los partidos de fútbol de los funcionarios del PRO.

El ligero viraje amarillo del Sheriff fue acompañado por Gastón "Gato" Granados, hijo de un matrimonio anterior del intendente y actual jefe de gabinete municipal. Conocido por haber presidido el equipo Tristán Suárez, el heredero se autodefine como "Peronista de Perón, nacional y popular". Sin embargo, destaca su buena predisposición para el diálogo con todo el arco político y aceptó la invitación de María Eugenia Vidal para acompañarla a la gira por China, donde terminó de afianzar ese vínculo.  

A cargo de las áreas duras del municipio, es reconocido por los vecinos por su trato sencillo. Suele desplazarse en una camioneta azul, sin custodia ni secretarios.

Gastón "Gato" Granados, el hijo del intendente

En reuniones privadas, Dulce cuestiona a su hijastro por la cercanía que forjó con la gestión anterior. La tensa relación entre ambos -describieron fuentes locales a LPO- se trasladó a la Universidad Provincial de Ezeiza (UPE), el nuevo campo de batalla.

La pelea por la universidad

Cuando asumió en la Provincia, Vidal cambió a los jefes de las delegaciones de Anses, PAMI y otros organismos. Entre ellos, nombró a Daniel Galli como "delegado normalizador" de la UPE. La ex gobernadora se metió así en un terreno muy delicado: removió a Fernando di Matteo, un hombre que respondía directamente a Dulce. 

En el municipio se habló por ese entonces de un acuerdo cerrado entre Vidal y Gastón Granados, que además tiene una buena relación con el ex ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny. 

Granados, La Cámpora y los gobernadores buscan quedarse con el control de los aeropuertos

Lo cierto es que si bien Galli entró a dedo como interventor, luego fue oficialmente votado y ratificado como rector de la universidad. Por eso, el tema abrió una dura grieta entre el hijo del intendente, que sostiene que debe mantenerse en el cargo, y Dulce, que puja por removerlo. 

La mujer del intendente considera que la universidad es su bastión. Ella la ideó, la fundó y hasta la decoró, lo que en su momento también le valió elogios estéticos de Cristina. Ahora quiere tener incidencia y -si bien evita hablar de la interna con su hijastro- la pelea se volvió bastante explícita. Por ahora, ella insiste en que su verdadera lucha está en "nacionalizar" la casa de estudios, que hoy es provincial. 

Alejandro Granados y el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

Por la buena relación que se gestó entre el vidalismo y los Granados, el macrismo nunca tomó vuelo en el distrito donde reincidieron en llevar como candidato al veterinario Rubén Barabani. La debilidad opositora se hace sentir en el Concejo Deliberante -que preside Dulce- donde hace unos días el bloque de Cambiemos sufrió tres fugas y quedó en minoría con solo cuatro concejales. 

En Ezeiza aseguran que todavía no hay indicios claros de quiénes serán finalmente los candidatos y en qué frente competirán, pero se arriesgan a repetir una certeza: el próximo intendente llevará el apellido Granados.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
#1, comentario preciso.
Gatopardismo del Kongourbano.
Ni Lampedussa lo hubiera pensado
1
El viejo "cambiar para que nada cambie". Se pelean entre elllos para mantener sus cargos y privilegios, les importa un pepino el morochaje que vive colgado de la palmera esperando que un dia llegue la cloaca