Comercio Exterior
Kulfas avisó a las empresas que controlará "fuertemente" las importaciones
El ministerio se reunió con varias cámaras y les pidió que detallen qué insumos quieren que sean exceptuados.

El ministro Matías Kulfas está terminando de diseñar el nuevo esquema de administración del comercio exterior y ya avisó a las cámaras empresarias que intervendrá fuertemente en el control de importaciones.

Según destaca el comunicado enviado a las empresas asociadas de una de las entidades que ha sido más afectada por el ingreso de productos extranjeros -al cual tuvo acceso LPO- el secretario de Comercio Exterior Ariel Schale "anticipó la intención de intervenir fuertemente en la regulación de comercio exterior a través de las Licencias No Automáticas".

En este documento, sin embargo, dicha cámara llama a una consulta para que las diferentes compañías "informen en carácter de declaración jurada cuáles son los productos fabricados que quieren incluir en el listado de productos protegidos" por las licencias.

A su vez, les pregunta "cuáles son los insumos críticos necesarios para su producción que requieren que no sean alcanzados por las LNA", lo que da cuenta de un esquema negociado entre el gobierno y el sector privado para evitar repetir los errores de las polémicas DJAI que había lanzado Guillermo Moreno.

Entre los sectores que tendrán una observación más rigurosa se destaca la industria electrónica, los juguetes, el rubro textil, el calzado y las manufacturas de cuero, sector que se reunirá esta misma semana con las autoridades gubernamentales para discutir este tema.

"Vamos a plantear ampliar las posiciones a otros productos de cuero que hoy no tienen ninguna protección y discutiremos cuestiones más amplias sobre cómo recuperamos el sector, que fue uno de los más golpeados en la era Macri", subrayaron a LPO fuentes de la cámara.

La idea del gobierno es que los recursos volcados a mejorar el poder adquisitivo de los sectores populares no sean canalizados por compras externas, sino que se dirijan en su gran mayoría al consumo de industria nacional y así disminuyan el gran porcentaje de ociosidad que presentan las fábricas actualmente.

En declaraciones a Página 12, Kulfas adelantó que harán hincapié en el 15% de las importaciones que están vinculadas a productos sensibles que pueden "afectar a los consumidores y generar daño por deslealtad comercial".

"Macri creó un sistema de monitoreo de importaciones que parecía estar administrado por un robot que a los tres días habilitaba las licencias", cuestionó. Por el contrario, propuso un mecanismo de "monitoreo en tiempo real a través de un sistema de licencias no automáticas" que no implica "un aislamiento ni que falte ningún insumo o producto necesario".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
7
otra vez sopa
6
Es preferible esto lo contrario es la poli tica de Macri hoy sería dólar a 120, despidos, y hambre.
5
Hay que limitar todo porque los negros en Argentina solo piensan en comprar cosas afuera. Denigrando la industria local manga de negros.
4
Cerra el ojete obvervador y aprende de los que saben, gracias.
3
Cuando el proteccionismo aumenta, los que pagan caro y mala calidad son los pobres. Los ricos compran afuera bueno, bonito y barato.
2
Los de la aduana paralela encantados de la vida juajuajuajuajua
1
No les baja ni una idea novedosa; siempre lo mismo; otra vez a vivir con lo nuestro; no se les ocurre cómo generar más divisas? Digo porque siempre este plan de sustitución de importaciones ha fallado, sólo ganan los empresaurios en perjuicio de los consumidores, o el pueblo como les gusta decir a los peronistas. Les aviso que el pueblo también quiere comprar barato y que no los estafen los empresarios prebendarios locales.