Campo
El campo pierde competitividad por el derrumbe de ventas de camionetas rurales
Los especialistas advierten un atraso en el parque de vehículos de uso agropecuario tras dos años de fuertes caídas. Las economías regionales reclaman rentabilidad.

 Un termómetro del sector agropecuario es siempre la evolución de ventas de camionetas rurales dado que actúan como un bien de trabajo codiciado en momentos de bonanza y postergado en tiempos de crisis por los productores.

El último informe de la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) -al que accedió LPO- muestra que en el periodo enero/noviembre de este año se patentaron un total de 61.902 camionetas rurales en todo el país.

Se trata de una caída del 51% respecto a igual periodo del año pasado (cuando se vendieron 83.411 unidades) y del 61% en comparación a los primeros once meses de 2017 (cuando se patentaron 102.546 vehículos).

El dato es que para encontrar un año tan malo hay que remontarse a 2012 cuando se comercializaron apenas 58.185 camionetas rurales, mientras que en 2013, 2014 y 2015 lograron recuperarse a través de líneas de financiamiento oficial.

Dante Álvarez, presidente de ACARA, dijo que "la caída de ventas se debe a la ausencia de financiación y a la devaluación que encareció las camionetas. Esperamos revertir esta situación el año que viene a partir del cambio de políticas".

Los especialistas destacan que el hecho de que se registren dos años consecutivos con semejante caída de ventas de camionetas rurales impacta de lleno en la competitividad del campo dado que ya se advierte un atraso en el parque automotor.

Un factor que explica la caída de ventas de camionetas rurales es que en los últimos 12 meses los productores rurales, como la mayoría de los trabajadores argentinos, no lograron acompañar la inflación interanual que superó el 55%.

En el caso de la soja, la "paritaria" de los productores fue del 50% en el último año ($ 14.700 versus $ 9229 por tonelada). El trigo, en tanto, este martes cotizó a $ 9.900 en Rosario contra $ 6.600 hace exactamente un año (+45%).

Actualmente una camioneta rural cero kilómetro no vale menos de $ 1.600.000 que, con un tipo de cambio en torno a $ 62, representa unos 25.000 dólares (las empresas pueden adquirirlas como bien de trabajo y deducir impuestos).

En este contexto, en los primeros once meses de este año la Toyota Hilux volvió a liderar el segmento con una cuota de mercado del 39%, mientras que en segundo lugar se ubicó la Volkswagen Amarok con una participación del 19%.

Cabe recordar que en 2017 se dio el récord histórico de ventas de camionetas rurales con 107.724 unidades vendidas (un 30% más que en 2016). Esa tendencia se ratificó en el primer trimestre de 2018 (luego se cortó por la devaluación y la suba de tasas).

Economías Regionales en crisis

Lo cierto es que la pérdida de competitividad y la consecuente caída de rentabilidad es un tema que genera un enorme grado de preocupación en el campo, sobre todo en las economías regionales que vienen golpeadas por la recesión.

En estos días en un encuentro de productores de economías regionales nucleados en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se expuso sobre la crítica situación que atraviesan los distintos complejos productivos.

En ese encuentro quedó de manifiesto un dato del Censo Agropecuario preliminar del INDEC: de las 250.881 explotaciones rurales que existen en la Argentina, alrededor del 63% corresponden a economías regionales del interior del país.

Los productores hicieron hincapié en las dificultades para registrar y desvincular trabajadores temporarios necesarios para la cosecha, los altos costos energéticos y de tasas para acceder a créditos, y una falta de política tributaria regionalizada.

"Es necesario que se contemple impositivamente las asimetrías del interior profundo y el tamaño de las empresas productivas", dijo en su discurso Eduardo Rodríguez, presidente del área de Economías Regionales de CAME.

Por de pronto, cabe señalar que, si bien la idea del equipo económico del Frente de Todos es aumentar las retenciones al sector agropecuario, las economías regionales quedarían exceptuadas de la medida e incluso se habla de una serie de paliativos.

Gerardo Díaz Beltrán, presidente de CAME, destacó en el encuentro que "el aporte anual al Tesoro de las economías regionales es de $520 millones en concepto de retenciones; por eso es fundamental acceder a créditos para movilizar la economía".

"Agregar valor supone adoptar una mirada integradora, promoviendo la sinergia entre campo e industria. Para ello hay que tener previsibilidad y reglas claras", agregó Díaz Beltrán en el auditorio que compartió con Ricardo Buryaile y el diputado Carlos Selva.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Piden rentabilidad y competividad, pero no habren la boca con respecto al dólar.
Los vehículos están valuados en dólares, incluso los de cualquier plan de ahorro, como un GOL o un TAKE UP! , también entra en la ecuación el costo de vida, la inflación y cualquier circunstancia que sirva como excusa para aumentar los precios. No se olviden de la especulación que también hace su aporte.
3
Las camionetas 4 x 4 un bien de trabajo??!!! las usan para pabonearse de la guita que obtienen de las tierras que son de todos los argentinos! Vayan a laburar!
2
Falso!!! fake news!!! Recorran la provincia de Buenos Aires y verán un parque de Toyotas Hilux 4x4 y otras ultramoderno con una vida media de 2 años. Que laburen con lo que tienen xq por muchos años no se van a importar 4x4s. Derechosos del orto! nazi facistas!. Odio sembraron odio van a tragar hasta escupir sangre. Al enemigo ni justicia. Juan Domingo Peron
1
dejen de llorar jos de putes, los laburantes, y industriales y peones, todos jodidos, son juntos con los bancos los unicos beneficiados por el inutil que se esta llendo, dejen de llorar de llenos