Senado
Michetti creó el comité de violencia género por el caso Alperovich
Había sido aprobado hace un año, pero lo activó días antes de irse. Un equipo de profesionales seguirá las denuncias por violencia de género.

Gabriela Michetti activió el comité de violencia laboral y de género con un decreto firmado el lunes 25, tres días después de conocerse la denuncia de violación contra el senador tucumano José Alperovich.

Como anticipó LPO, se lo habían reclamado las senadoras radicales, porque el comité fue creado por paritaria hace un año, pero sin embargo nunca se puso en funcionamiento y no llegó a aplicarse para prevenir el caso Alperovich.

Las senadoras radicales piden un protocolo de violencia de género por el caso Alperovich 

Es que entre sus funciones está la de recibir denuncias sobre maltrato laboral como las relatadas por la denunciante del senador peronista, su sobrina, que brindó detalles a la justicia. Al momento de su denuncia prestaba servicio en la oficina de la senadora tucumana Beatriz Mirkin, fue trasladada a secretaría parlamentaria con un permiso especial para no asistir a trabajar por un tiempo.

El comité sobre violencia de género tendrá 6 miembros, la mitad profesionales y la otra representantes gremiales. Crsitina deberá definir si los mantiene o los cambia. 

El comité será integrado por la psicóloga Gabriela Fassio, la trabajadora social Sofía Macías y la abogada Claudia Piedrabuena; todas empleadas de carrera del Senado. Los suplentes serán la psicóloga María Monserrat, la socióloga Ana Creppy y la abogada Liliana Zuccottini.

Mientras que los gremios UPCN, la Asociación de Personal Legislativo (APL) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), designaron a un representante y a un suplente cada uno. 

Alperovich pidió licencia luego de conocerse la denuncia, el Senado se la concedió sólo por seis meses, por lo que si en ese tiempo la justicia no falla a su favor, deberá pedir renovarla si no quiere volver a su banca.

El Senado sólo le dio seis meses de licencia a Alperovich 

No tiene un frente interno fácil. Anbael Fernández Sagasti, la flamante vicejefa del bloque Todos que iba a integrar Alprovich, reivindicó que "nosotras siempre le creemos a las mujeres" y pidió que la justicia "sea rápida y ágil", para que "la víctima pueda tener su reparación, si así se confirma, y por supuesto todos los argentinos podamos saber que ha sucedido. A todos los argentinos nos duele".

"Para cualquier argentina rige el principio de inocencia. Pero él deberá demostrar qué es lo que sucedió", lo acorraló la mendocina, mano derecha de Cristina Kirchner, quien deberá supervisar el funcionamiento del Comité contra violencia de género desde el 10 de diciembre. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Lo escribió en francés con su manejo fluido del idioma o lo puso por escrito en italiano. Al senador de la pampa y serpico de inteligencia Marino, lo incluyo en el tema o lo dejó afuera? Vale saber porque ese es un muñeco maligno.
3
Tuvieron un diputado radical de cambiemos acusado por mas de un año y ahora les pica, antes no. Solo cuando salpica al otro. Ya lo veo, mas allá de que sea verdad lo de Alperovich o no, esto se va a convertir en otra puertita para el lawfare local. A ver, la justicia, que se ponga e investigue esto y rápido, porque a nuestros representantes no se les cae una idea nada mas que para hacer daño.

#3 Disiento; En la Argentina denunciar es tan facil como estornudar, como hacemos entonces? Es casi el deporte favorito de los incapaces de la política, como no pueden convencer con obras, el mecanismo es destrozar al oponente como sea, la difamación es la herramienta favorita, y muy eficaz, alimentó en grande el odio y la intolerancia fascista estos últimos 8 años.
En todas partes del mundo para considerar a alguien culpable hace falta la condena. Lo que usted propone, se convertiría rápidamente en un mecanismo de proscripción. Ya lo usó Carrió, y es lo que pretenden instalar. Hay que tener cuidado con lo que se pide.
2
No existe poder judicial que se resista a semejante lobby por condenar, porque esto es persecución y odio contra el hombre. Nada más. Y ahora la prioridad es eso...
1
La creación del Comité tiene que tener definiciones políticas y punitivas ( no solo de seguimiento )
Ningún Diputado o Senador debería poder jurar una banca cuando tuvo o tiene denuncias sobre violencia de género ( física psicológica sexual económica o patrimonial)
Es impropio. Es poco ético y Habla mal .... de lo que permite la política; no tanto por lo que se dice.... sino por lo que se hace...