Gobierno
Retenciones, Bienes Personales y Blanqueo: los impuestos que el PJ quiere subir
La propuesta que el Partido Justicialista le llevó a Alberto incluye crear 2 impuestos extraordinarios por los primeros dos años y luego una baja de la presión tributaria.

La propuesta oficial del Partido Justicialista para un eventual gobierno de Alberto Fernández fue sintetizada en 118 páginas. El objetivo es devolver la economía al crecimiento y crear un millón de puestos de trabajo entre 2020 y 2023; y por eso aseguran que no van a subir los impuestos, pero sí redistribuir su carga para hacerlos más progresivos.

Por eso, lo primero que propuso el PJ fue la reestructuración de las retenciones a las exportaciones agrícolas "segmentadas por tipo de producción" para no perjudicar a las economías regionales ni a los pequeños productores. Esto necesariamente discrepa con la solicitud del FMI de subir las retenciones a todas las exportaciones, pero sí implicaría la suba de las retenciones para los productores de grandes superficies.

Vallejos propuso triplicar Bienes Personales en el exterior para recaudar USD 2.800 millones 

En segundo lugar, la propuesta que fue coordinada por Ginés González García, postula la creación de impuestos "extraordinarios por dos años" que graven a las utilidades del sector financiero impactando sobre la rentabilidad de los bancos, a la compraventa de divisas y a los Bienes Personales con eje en los activos reales y financieros en el exterior.

La propuesta ya es resistida por el sector privado porque es sabido que en la historia argentina todos los impuestos extraordinarios y transitorios, una vez implementados, jamás se levantaron. Tal fue, por ejemplo, el caso del impuesto al cheque.

Respecto del primero de ellos, se trata de un "Impuesto extraordinario sobre la rentabilidad registrada por parte del sector financiero, en base al Informe sobre Bancos que publica el BCRA".

La propuesta postula la creación de impuestos 'extraordinarios por dos años'que graven a las utilidades del sector financiero impactando sobre la rentabilidad de los bancos, a la compraventa de divisas y a los Bienes Personales con eje en los activos reales y financieros en el exterior.

Además se trataría de un impuesto retroactivo a los dos años previos a la sanción de la normativa: "El tributo debe cubrir solamente la diferencia entre la rentabilidad promedio, registrada en el período 2015-2017, y la rentabilidad extraordinaria registrada en 2018 y 2019. La rentabilidad de 2015-2017 será ajustada para su comparabilidad con el período 2018, según el IPC-CABA (2015-2016) y el IPC del INDEC (2017)".

Dentro de estos lineamientos, el grupo de investigación de la diputada K Fernanda Vallejos propuso triplicar los impuestos sobre los Bienes Personales en el exterior como una forma de recaudar 2.800 millones de dólares adicionales.

La diputada Fernanda Vallejos.

Respecto del impuesto a los Bienes Personales, el documento propone que sean castigadas las personas que adscribieron a Blanqueo de comienzos del gobierno de Macri con un "Impuesto extraordinario y con alícuota progresiva del 2% al 15% sobre las personas que adhirieron al Régimen de Exteriorización de Activos de 2016- 2017".

Así y todo, el documento señala que la intención es bajar la presión tributaria del 40% del PBI actual al 32% al término del mandato (25% del Gobierno nacional y 7% en cabeza de las provincias), pero con una fuerte recomposición al punto tal que el 30% de lo que se recaude provenga de "tributos provenientes de rentas y patrimonios".

Para eso sería necesario, de acuerdo a la propuesta del Justicialismo, "Redefinir la estructura de los impuestos internos para alcanzar efectivamente y de modo diferenciado a las manifestaciones de consumo suntuario y superfluo" e "Incorporar un impuesto sobre las transacciones financieras con tasas diferenciadas según los objetivos de política económica, que reemplace al actual ‘impuesto al cheque'".

A la vez, habría que "Mejorar el gravamen sobre las rentas financieras para darle mayor progresividad al impuesto a las ganancias. No debe ser cedular: debe integrarse al resto de los ingresos computables y "Redefinir el ajuste por inflación para evitar la multiplicación de quebrantos impositivos y la disminución de la recaudación en la Inspección de Personas Jurídicas.

Y finalmente, sería recomendable "Crear un impuesto de alcance nacional sobre la propiedad inmueble, articulado y coordinado con el inmobiliario provincial" y "recrear un Impuesto al Enriquecimiento Patrimonial a Título Gratuito". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Si se creara un impuesto al pobre y que lo paguen la iglesia, caritas, grabois, persico, etc...y todos los que han hecho de la pobreza un gran negocio, el pais sale adelante al toque
4
quieren joder a los ricos? no va a funcionar. sorry
3
que los que mas tienen, mas paguen. No es comunismo ni chavismo ni nada, está en la Biblia.
2
De trabajar ni hablemos. Penalizar al que trabaja para pagar al morochaje cortando calles
1
Nosotros ya donamos el 20% de nuestro sueldo durante cuatro años. Les toca a los chetos, tranqui que no les va a faltar un plato de comida, a ponerla parásitos!