Elecciones 2019
En el kirchnerismo debaten cómo seguir con la campaña
Cristina viaja de imprevisto a Cuba y cancela un acto el sábado en La Matanza. Alberto posterga definiciones.

En el kirchnerismo cuentan los días y debaten cómo seguir con la campaña hasta octubre, cuando todavía falta más de un mes y medio para las elecciones.

Autorizada por el Tribunal Oral Federal 2, Cristina Kirchner viajará este martes de manera sorpresiva a Cuba. Desde el Instituto Patria aseguran a LPO que el viaje estaba previsto, aunque la ex Presidenta debió suspender las actividades que tenía confirmadas para los próximos días. Como había anticipado este medio, tenía en agenda un acto para presentar su libro este sábado en la Unlam de La Matanza, con las invitaciones realizadas. Se deberá reprogramar.

Cristina viajó por última vez a Cuba el pasado jueves 22 de agosto para visitar a su hija que se encuentra en ese país recibiendo un tratamiento médico y continúa internada. La senadora se fue en silencio y puso en práctica la campaña "en puntas de pie" que ordenó a su núcleo duro, como reveló LPO. 

Alberto Fernández también suspende algunas actividades, mientras hace equilibrio sobre cómo seguir. La situación es delicada:  tanto en sus viajes locales como en el exterior lo reciben como un presidente electo -e incluso le piden espacios para el próximo gobierno- aunque en rigor todavía nadie lo eligió.

Cristina ordena una campaña en "puntas de pie" y se va a Cuba

"No puede tomar definiciones ni tampoco anunciar su gabinete hasta que gane en octubre", admiten desde el Frente de Todos a LPO. Por eso programa algunos actos y se mantiene en un lugar incómodo tratando de que no lo acusen de desestabilizar a Mauricio Macri pero tampoco regalando espacio en la campaña. 

En ese marco, viajará mañana a Tucumán para una serie de actividades con Juan Manzur y el fin de semana irá a la misa por José Manuel de la Sota y buscará una reunión con Juan Schiaretti.

"Acotarán la campaña a visitas a lugares estratégicos", repiten desde el núcleo de Alberto, donde resaltan que necesitan los votos de Córdoba y que el acto con Manzur es clave para ampliar la diferencia que cosechó en el norte. 

"Es complicado que otros gobernadores o dirigentes le armen ahora un acto donde ya sacaron muchos votos y tienen la victoria garantizada", admiten en el albertismo, donde además la señal es clara: "silenciar" a la mayoría de las segundas líneas y esperar el momento del debate sin exponerse. Hasta entonces, sólo Alberto será quien lleve la voz oficial y se preste a entrevistas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Ya que estamos.................PODRIAN PEDIRLE A MACRI QUE ANUNCIE SU PROXIMO GABINETE ???
2
Pobre kirchnerismo, esta desesperado,..........casi derrotado gracias al despliegue de generosidad , humanidad e inteligencia de Cambiemos. EL mejor equipo esta logrando en 2 semanas lo que no consiguio en 4 años.............decime si no son geniales, ademas de millonarios que no nos van a robar
1
No entiendo el sentido de esta notita. ¿Es sólo para meter púa?
Los que no saben cómo seguir son, en realidad, los impresentables de "Juntos por el afano". En estos momentos se están matando todos entre sí. Macri se refugia en Netflix para no ver la realidad. La gorda Carrió se morfa diez kilos de pizza por día para calmar su ansiedad. Ministros y ex ministros de esta banda criminal ya están temblando ante la posibilidad de ir presos. Y la plata del FMI no viene hasta el 10 de diciembre.
Es a eso a lo que se tienen que dedicar, "LPO". A contarnos los kilombos internos de la mafia gobernante, el terror pánico de sus integrantes, la descomposición del régimen. Eso va a ser mucho más entretenido que andar diciendo lo obvio: que el peronismo (que ustedes llaman kirchnerismo) se mantendrá en una campaña de baja intensidad mientras el enemigo se cocina en su propia salsa.