Mercosur
Cardoso intenta enfriar la pelea entre Alberto y Bolsonaro
El ex mandatario brasileño llegó a la Argentina y pidió paz entre los principales socios del Mercosur.

Jair Bolsonaro y Alberto Fernández llevaron la relación entre Argentina y Brasil a un nivel de tensión inédito para la política contemporánea. Mientras que mandatario en ejercicio y el postulante kirchnerista intercambiaron acusaciones e insultos en los últimos días, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso intentó enfriar la pelea.

El sociólogo llegó de visita a la Argentina para participar de un seminario y se reunió con Mauricio Macri, pero también buscará un encuentro con Alberto. "Argentina será siempre nuestra vecina. Debemos tener buenas relaciones y no transformar nuestras opciones en un factor de fricciones entre naciones hermanas", expresó Cardoso desde su cuenta de Twitter como para traer un poco de paz.

Bolsonaro tomó partido por Macri antes de que comenzara la campaña. Ya había compartido algunos encuentros con el ex alcalde porteño donde se animó a bromear con su par argentino y le obsequió una gorra y una camiseta de la canarinha. Mientras tanto Alberto se reunió con Lula Da Silva, uno de los mayores enemigos del oficialismo brasileño, en la cárcel.

Bolsonaro dijo que los K son "bandidos de izquierda" y que Argentina se parece "cada vez más" a Venezuela

La cita no cayó bien en Itamaratí, la casa de gobierno brasileña. Bolsonaro dijo que la visita que Fernández implicaba una afrenta al Mercosur. "Es una señal más de que no quiere alinearse a lo que en su momento nos alineamos con Macri, con el presidente de Uruguay (Tabaré Vázquez) y con Marito (por el paraguayo Mario Abdo Benítez)", aseguró.

Pero aún no había llegado lo peor. La contundente victoria de Fernández en las Paso causó irritación en Brasilia y el presidente apuntó sus dardos contra el kirchnerismo. "No queremos hermanos argentinos huyendo para acá", señaló pocas horas después del triunfo.

Lejos de bajar el tono de la pelea, Alberto recogió el guante en su primera entrevista televisiva: "Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista. Yo lo único que le pido es que deje a Lula (da Silva, ex mandatario) en libertad", comentó.

Cuatro días después de las Paso, Bolsonaro redobló la apuesta y en un discurso ante sus seguidores dijo que Argentina "se hundirá en un caos" porque en las elecciones primarias "bandidos de izquierda comenzaron a volver al poder". "Argentina comenzó a transitar el rumbo de Venezuela", insistió.

En el medio se sumó otro interlocutor a la batalla. En una entrevista con Clarín, el Canciller Ernesto Araújo afirmó que Alberto Fernández "es una mamushka que contiene a Cristina, Lula y Chávez".

Desde una solicitada que lleva la firma de los principales dirigentes kirchneristas, Alberto pidió por la libertad de Lula y pareció que sobrevendría otro enfrentamiento con Bolsonaro. Sin embargo Fernández prefirió el silencio y ensayó una autocrítica.

"Cometí un error que fue entrar en el debate que propone Bolsonaro, cometí un error al contestarle. Lo que me importa es el vínculo entre Brasil y la Argentina", concedió Fernández consultado sobre el mandatario brasileño. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
Fernando Henrique Cardoso es un tipo muy valioso, para Brasil, para Argentina y para todos los que quieran ilustrarse.
5
Si llegara los K los unicos paises amigos seran Bolivia, Venezuela, Cuba, Iran. Creo que ya vì esta pelicula.
4
Sr. Cardoso, para frenar la absurda pelea que inició su presidente (y que tal vez haya fogoneado macri, visto su discurso del lunes post-electoral) tiene que hablar con su propio presidente en primer lugar, que le debe una disculpa a nosotros, los argentinos. Tiene razón en preocuparse, así empiezan las guerras
3
Solo hay que sentarse a esperar y veras pasar el cadáver de tu enemigo.
Recalcular. Dentro de un año y medio o dos Brasil va a estar peor que la Argentina.
Ya le está yendo mal y necesitan hablar de la Argentina para tapar sus propios problemas, Como Macri hablaba de Venezuela mientras que a nosotros nos iba de mal en peor.
El posible futuro de Brasil: Lula seguirá en la carcel, a fin de año y ante los desmadres y el desgobierno de Bolsonaro, se produzca un golpe de estado y Brasil vuelve a la década de los 60.
2
Fernando Henrique es lo único tipo racional que queda en la política de Brasil, tratando de poner paños fríos en la relación mientras el terrorista Bolsonaro incendia el Amazonas para que sus amiguitos siembren soja.
1
Nunca en Brasil la política internacional se ató a un presidente ,siempre fue dictada por itamaraty y transponia cualquier signo político que tuviera un gobierno. Solo este impresentable de bolsonaro se inmiscuyo en ella llevando la a una imagen vergonzante y nombrando a su hijo cómo embajador ante EEUU. Denigrando el estatus de Brasil ante el mundo,