María Eugenia Vidal
"Estamos en la mitad del río, no volvamos atrás"
No se arrepiente de haber unificado las elecciones. En una entrevista con LPO habla de todo: Macri, la tensión con Monzó y por qué cree que si gana Axel gobernará Máximo Kirchner.

Está en campaña. Viene de visitar una radio y se disculpa por llegar apenas unos minutos tarde. Se la nota segura, pese a que la mayoría de las encuestas vaticinan unas PASO muy peleadas. Dientes apretados en su entorno, pero ella sonríe y despliega su mejor tono de candidata en esta helada mañana porteña. Hasta que de tanto en tanto se le escapa una mirada de acero, que acaso explica porqué termina competitiva su primer mandato al frente de esa provincia inabarcable, que recibió de frente el núcleo radioactivo de la crisis económica. 

¿Viendo la paridad que señalan las encuestas, no considera un error no haber desdoblado la elección?

No, la verdad es que lo pensamos bastante y cada día que pasa me siento más convencida de esto. En primer lugar porque hubiera sido un impacto en $3.000 millones para los bonaerenses. Eso significa un esfuerzo que hoy es necesario en otras cosas como resolver el problema de gas de las escuelas, en cloacas, en agua potable, en sostener a las PyMEs que tienen que tienen dificultades. En estar ahí donde tiene que estar el Estado y no en un desdoblamiento electoral que lo hubieran tenido que pagar todos los bonaerenses.

Y en segundo lugar porque creo que no hay provincia posible sin país posible y al revés. Entonces me parece que está bueno presentarnos Mauricio (Macri) y yo en conjunto ante los bonaerenses. También con Horacio (Rodríguez Larreta) mostrando el resultado de 11 años de un mismo equipo en la Ciudad de Buenos Aires. Hoy vemos otra ciudad y nos asombramos y quisiéramos que toda la Argentina estuviera así. Pero bueno, son 11 años de trabajo en equipo.

Porque existía una lectura que afirmaba que si Usted desdoblaba podría tener una elección más aliviada y después traccionar votos a Macri. De hecho, cuando las encuestas la miden sola está por encima de Axel Kicillof.

No sé. No sé si soy buena en todos esos análisis que otros hacen. Pero la verdad es que yo sentí que era ser coherente con lo que siempre fuimos y al mismo tiempo debía cuidar el dinero que no es mío, es de los bonaerenses y que hoy tiene que estar en lugares más importantes.

¿Que estrategia que tienen con el gobierno nacional para el Conurbano que es donde Cristina le saca la mayor diferencia a Macri y se puede definir tanto su gobernación como la presidencia?

Trabajamos juntos hace 16 años. Y nuestro trabajo fluye no solo entre nosotros, sino entre nuestros equipos. Hoy vamos a Mar del Plata, estuvimos esta semana en Bahía Blanca, la semana pasada en Olavarría y en Azul. Desde que asumí como gobernadora junto a Mauricio recorrimos la provincia. Muchas veces juntos, tanto en el Conurbano como el interior. Pero además, tenemos la responsabilidad de gobernar, con lo cual no veo mucho cambio en relación a eso.

Volvamos un segundo al desdoblamiento. ¿No cree que es necesario replantearlo a futuro?

A futuro creo que sí. Creo que tenemos que rediscutirlo. Pero más que el desdobalmiento me preocupa que el Congreso nacional vote el voto electrónico y salgamos de esta manera arcaica de votar. Yo creo que hay que discutir el sistema de votación, y no es solo una discusión de la provincia porque nuestra provincia ya cuenta con voto electrónico. En la medida que el gobierno nacional logre que el Congreso apruebe el voto electrónico ya cambiamos la manera de de votar.

A futuro creo que habría que rediscutir el desdoblamiento de las elecciones en la provincia. Pero más que el desdoblamiento me preocupa que el Congreso nacional vote el voto electrónico y salgamos de esta manera arcaica de votar.

Hoy, en ciudades como Buenos Aires o Salta existen experiencias donde la gente vota de manera electrónica y le queda una copia o una impresión de lo que votó. No hay dudas y eso agiliza mucho el conteo y las ocho o nueve de la noche ya se sabe quién ganó. En la provincia a veces estamos hasta las dos de la mañana para ver el resultado electoral.

Usted habla de un costo de 3.000 millones para hacer la elección de la provincia. Pero también se puede argumentar que es un costo para los bonaerenses no tener una elección propia e independiente de la nacional.

Bueno, yo creo que el voto electrónico ayuda a tener una elección más transparente, ya sea desdoblada o no. Si al momento de votar vas pasando pantallas y en cada una elegís al candidato por categoría, eso es una elección muy transparente.

Pero quiero decir que aún con este sistema, los bonaerenses se la arreglaron para votar sus preferencias. Creo que cuando entran al cuarto oscuro saben cómo votar, van, lo buscan y lo eligen. Las trampas que este sistema electoral habilitó durante muchos años ya la gente no se las compra. 

¿Cree en el planteo que hacen algunos analistas que sostienen que quedando hasta cinco puntos abajo de Kicillof es recuperable en octubre? Según este análisis si esa diferencia es mayor se complica Juntos por el Cambio y menor representa una derrota para el kirchnerismo.

No lo sé. La verdad es que no lo sé. En 2015, la primera vuelta la perdimos por diez puntos y después ganamos la elección. Y en 2017 recuperamos ocho puntos después de las PASO. No soy analista ni me quiero poner en ese rol. Mi rol es el de dar respuesta todos los días a la gente y trabajar en una campaña que sea lo más transparente posible.

En 2015 la primera vuelta la perdimos por diez puntos y después ganamos la elección. Y en 2017 recuperamos ocho puntos después de las PASO. No se que va a pasar, no soy analista ni me quiero poner en ese rol.

Para nosotros esta campaña es una enorme responsabilidad porque todos los que somos candidatos hemos tenido capacidad de tomar decisiones sobre la provincia de Buenos Aires y cada uno puede rendir cuentas de lo que hizo. Y al mismo tiempo tenemos que demostrarle a los bonaerenses de manera muy concreta qué es lo que vamos a hacer, cómo lo vamos a financiar y en cuánto tiempo. En todo lo que hace falta: salud, educación, seguridad, obras. Esa es la campaña que deberíamos poder hacer todos.

¿Qué pasó con Emilio Monzó? ¿Por qué nunca se pudieron poner de acuerdo y siempre hubo tensiones?

No existe ninguna cuestión personal. Tanto a Emilio, como a todo su equipo, lo respeto y nunca hubo una cuestión personal. Después, siempre en los cierres de listas hay muchas más expectativas que las que se pueden cumplir, siempre hay más gente que quiere ocupar espacios que los que se pueden ofrecer. En especial, porque en buena hora la provincia fue la primera en sancionar la ley de paridad. Entonces, ya de entrada había varones que no podían reelegir porque la lista era mitad y mitad.

Entonces, la verdad es que yo no lo veo como una pelea o como algo grave. Hubo expectativas políticas que no se pudieron satisfacer. Es un cierre de listas y punto. No sentí ninguna ruptura. Yo sigo trabajando para los bonaerenses.

Usted dijo que si gana Kicillof va a gobernar La Cámpora y generó una polémica interesante. ¿Puede ampliar un poco ese concepto?

Me sorprende que haya generado tanta polémica porque es una opinión política, no una descalificación. La Cámpora es un movimiento político dentro del Frente de Todos, como el radicalismo y el PRO dentro de Juntos por el Cambio.

Y sí. Va a gobernar La Cámpora porque esa agrupación tiene un peso muy importante en las listas del Frente de Todos y porque Máximo (Kirchner) es el principal referente político de ese armado en la provincia de Buenos Aires, más allá de que Axel sea candidato a gobernador. Esa es mi opinión del tema y no me parece que sea tan polémico.

La Cámpora va a gobernar la provincia de Buenos Aires. Porque Máximo Kirchner es el principal referente político del Frente de Todos en la provincia, más allá de que Axel sea candidato a gobernador. Esa es mi opinión del tema y no me parece que sea tan polémico.

¿Cree que Kicillof, cuando fue ministro y tuvo la oportunidad de ejercer la conducción económica del país no tuvo una buena actitud con la provincia, como han señalado algunos de sus ministros?

De eso tiene que rendir cuentas Axel con los bonaerenses. Lo que yo puedo decir es lo que yo hice y cuando nosotros llegamos la coparticipación era la más baja de toda su historia: era del 18% y hoy estamos en el 22%. Y la coparticipación a los municipios también aumentó gracias a que recuperamos el Fondo del Conurbano.

Y cuando digo la provincia y los municipios no estoy hablando de la gobernadora y los intendentes. Hablo de los bonaerenses. Esos son más recursos de los bonaerenses.

Son 65 mil millones de pesos que recuperamos y 25.000 más que estamos pidiendo por la reactualización y que vamos a seguir peleando después de muchos años de silencio. Después de varios gobernadores que se quedaron callados frente al congelamiento del Fondo del Conurbano, nosotros lo peleamos en la Corte Suprema, lo peleamos con el resto de los gobernadores del país que no querían que la provincia de Buenos Aires recuperara los fondos. Y hoy eso está en obras que se pueden ver. La provincia aporta el 37% de lo que produce la Argentina y recibe el 22%. Y aún cuando le ganamos cuatro puntos a la coparticipación, todavía estamos abajo de lo que nos corresponde.

¿Cómo queda la discusión interna en Cambiemos de cara a 2023 si es que ganan la elección? Porque tanto usted como Rodríguez Larreta son muy cercanos desde el inicio de la carrera política y al mismo tiempo quedarían en la primera línea interna para el relevo de Macri?

Eso asume que yo voy a querer ser candidata a presidenta y la verdad es que es algo que no quise durante estos cuatro años y por eso pude ser consecuente con la palabra que le había dado a los bonaerenses. Yo les dije el 1 de marzo de 2016 que no iba a ser candidata a presidenta en 2019. Les dije que no iba a usar la provincia como un trampolín como hicieron tantos políticos a lo largo de todos estos años que vinieron a decirnos desde afuera lo que hay que hacer los tres meses de campaña y después no los ves más.

Yo soy de acá. A mí me gusta la provincia. Éste es mi lugar y acá me quiero quedar. Así que hoy no me imagino presidenta en 2023. Hoy no es una prioridad, ni es un plan para mí.

No me imagino presidenta en 2023. No es mi prioridad ni es un plan para mí. Yo les dije el 1 de marzo de 2016 a los bonaerenses que no iba a ser candidata a presidenta en 2019, que no iba a usar la provincia como trampolín, como hicieron tantos políticos. Yo soy de acá, a mí me gusta la provincia.

Kicillof sostiene que usted es la gobernadora que va a terminar su mandato con menos escuelas de las que había cuando asumió en diciembre de 2015. ¿Es cierto?

No, no es cierto. Lo desmienten los 130 edificios escolares nuevos. Si hay algo concreto es un edificio o una escuela y los pueden ir a ver, les puedo pasar la lista. A mí me parece que no tenemos que perder el tiempo ni en mentiras ni en descalificaciones personales.

En lo concreto, cuando llegamos en 2015, ese sistema que hoy conforma el Frente de Todos y que gobernó 28 años la provincia dejó 50 escuelas conectadas a internet. Hoy hay 8.000. Eso es así, se puede comprobar escuela por escuela. Ese sistema que gobernó la provincia les daba notebooks a los chicos del secundario para usar en escuelas que no tenían wifi.

Y hoy, no solo hay internet en las escuelas, sino que hay robótica y programación en todas las primarias. ¿Y por qué es importante? Porque cuando fui a Molinos Río de la Plata, el viernes con Mauricio, o ayer que estuve en Zárate, en la principal exportadora de legumbres del país, toda la línea de producción de las fábricas es cada vez más robotizada. Nuestros chicos tienen que poder manejar ese lenguaje desde hoy si de verdad queremos que en el futuro tengan buenos empleos y bien pagos. 

Lo mismo en Bahía Blanca. Estuve en la inauguración de un nuevo parque eólico de Pampa Energía. Los chicos de las secundarias técnicas de Punta Alta, Bahía Blanca y Coronel Rosales hoy tienen una tecnicatura en Energía Renovables porque cada vez más en el país van a crecer los parques eólicos y solares. Y hay que saber operarlos.

El otro día estuve con inversores de Europa, a raíz del acuerdo con la Unión Europea, y me decían que, así como hoy mucha gente paga más caros los productos que son orgánicos, en un futuro se va a pagar más caro cualquier producto que en la etiqueta diga "Hecho con energía renovable". Bueno, nosotros tenemos que preparar a nuestros chicos para ese trabajo. Porque por suerte tenemos una provincia que tiene viento y eso, que a lo mejor antes nos molestaba, es una bendición y una oportunidad.

Ese es el debate que tenemos que dar. No cuántos edificios escolares se hicieron, sino lo que sucede adentro. Cuando yo llegué, cinco de cada diez chicos del Operativo Aprender no podían comprender ni leer bien un texto. Hoy son ocho de cada diez los que ya pueden hacerlo bien. Nos falta que sean diez de cada diez.

¿Se suele argumentar que la provincia todavía tiene mucho camino por recorrer en materia de reforma del Estado, usted piensa que es así?

Sin dudas, y eso esta empezado. Más que reforma del Estado, que es algo que me suena a viejo, se trata de una modernización del Estado. Porque así como no había internet en las escuelas, tampoco había internet en el despacho del gobernador.

Lo que quiero decir es que no había internet en ningún lado. Y empezamos un profundo proceso de modernización que tiene que ver, primero con que todas las oficinas publicas tengan conexión a internet y que muchos trámites se puedan hacer digitalmente.

Hoy un partida de nacimiento, que era un padecimiento en el Registro de las Personas, se puede hacer por internet lo mismo si sos productor o sos una Pyme y querés hacer una Sociedad Anónima lo haces en cuatro horas y digitalmente. Así, alguien que vive en Daireaux (una ciudad de unos 13.000 habitantes del oeste bonaerense) no tiene que agarrar más su camioneta y hacer kilómetros y kilómetros hasta La Plata.

Nosotros combatimos el fraude en las licencias de los docentes, pero eso no es ajuste. Habrán visto que no hubo despidos masivos en la provincia, porque yo no creo en eso y no lo vamos a hacer.

De la misma manera que tenemos que seguir trabajando para achicar el gasto innecesario. Nosotros ahorramos casi mil millones de pesos en cargos que no hacían falta. Eran más de mil cargos que no existen más, que eran cargos para la política. Tenemos que seguir achicando lo que se gasta en flota automotor para comprar más vehículos para la policía, ambulancias para el SAME y no autos para los funcionarios. Nos ahorramos casi $1.000 millones en seguros de autos que estaban tirados en una playa de estacionamiento, porque ya no funcionaban.

Y otro punto es la carrera publica. Yo creo que los trabajadores del gobierno de la provincia tienen que tener su carrera pública y su jerarquización porque también se tienen que sentir reconocidos en su trabajo.

Scioli decía en su segundo mandato, cuando estaba con fuertes problemas económicos, que su gobernabilidad dependía de una reforma en la estructura docente que le consumía la mayor parte del presupuesto. Intentó hacerlo y le tomaron el Ministerio de Educación y se desactivó la reforma. ¿Cómo está hoy la situación?

No estoy de acuerdo con eso. Lo que sí hicimos fue combatir las licencias truchas por que por ahí se iban recursos importantes. Pero también, como reconocimiento a esos docentes que todos los días van a trabajar y a veces van enfermos, con mucho dolor de garganta. Los docentes tienen muchos problemas en las cuerdas vocales y lumbalgia.

Pero había médicos que firmaban 200 licencias psiquiátricas en un día. Y el fraude había que combatirlo, pero eso no es lo mismo que ajuste. Ajuste es otra cosa, y eso no lo vamos a hacer. No lo hicimos estos años. Ustedes habrán visto que no hubo despidos masivos en la provincia de Buenos Aires, y no los hubo porque yo no creo en eso.

Yo creo que el que viene a trabajar motivado y comprometido con la provincia tiene que ganar lo mejor que le podamos pagar, y tiene que saber que su trabajo vale la pena, y que de ese trabajo dependen miles de bonaerenses. Y que el que se viene a hacer el vivo sepa que este no es su lugar. Pero eso es algo muy distinto a plantear un ajuste masivo y generalizado.

¿Qué pasó la obra del acueducto del Río Colorado que su gobierno decidió suspender pese a que tenía créditos internacionales asignados? ¿Si fuera reelecta tiene en vista iniciar alguna otra obra emblemática?

Nosotros redefinimos el destino del crédito con la CAF [Banco de Desarrollo de América Latina, antiguamente conocido como Corporación Andina de Fomento]. Cuando lanzamos en 2016 el proyecto, se me acercó Jaime Linares (ex intendente de Bahía Blanca) que es un dirigente opositor y que conoce muy bien esa zona y me dijo: "Esa obra no la tenés que hacer. Es una obra muy cara y no es necesaria".

Entonces empecé a insistir a los especialistas y de tanto insistir me trajeron un proyecto nuevo, más económico que le va a asegurar el agua a esa región. Nosotros vamos a resolver el problema técnico y con muchos menos recursos, y ese crédito que ya está aprobado lo vamos a destinar a obras no solo de la región, sino del resto de la provincia.

¿Tiene planificada alguna otra obra emblemática si reelige?

Las obras emblemáticas llevan muchos años y nosotros no vamos a verlas finalizadas durante este mandato. Pero lo bueno es que, sin importar si la gente nos elige o no, esas obras tienen financiamiento y se van a poder terminar las obras planificadas para las grandes cuencas.

¿Por ejemplo?

La presa de Pergamino, que no arrancó pero que va a arrancar antes de fin de año. Este martes se terminó la obra del partidor Piñeyro, en Las Encadenadas, una obra hidráulica de alta inversión que esperó 30 años.

Las obras de la cuenca del Salado se van a terminar. Yo le quiero contar a los bonaerenses que se trata de una obra que nadie ve porque se hace en el medio del campo, pero son nueve dragas trabajando que sacan 1.500 metros cúbicos de tierra por día. Cuando esa obra se termine vamos a recuperar un millón de hectáreas productivas, hectáreas que hoy se inundan y no producen. 

Lo mismo con la obra de la Región Capital (por La Plata) que falta muy poco para finalizarla en su totalidad. Lo más importante está terminado: el derivador de la la calle 31 y el del Arroyo El Gato. La cuenca del río Areco está en su última etapa y afecta a varios municipios. También la cuenca del río Luján que tiene una draga trabajando y que avanza.

Tenemos previsto 100 kilómetros de Metrobus en el Conurbano, donde ya hicimos 50. A fin de año se termina el de Florencio Varela que es el séptimo.

Tenemos el plan de rutas, hicimos 5.900 kilómetros, pero mi objetivo a 2023 es que todos los peores tramos hayan sido reparados. Para que el siguiente gobierno se tenga que enfocar en el mantenimiento, que no deban hacer todo de nuevo como nos tocó a nosotros.

La crisis económica golpeó sobre todo al Conurbano ¿Ahora que el dólar está estabilizado, piensa que el gobierno nacional aprendió realmente a manejar una macroeconomía tan frágil como la argentina?

Creo que en la política, como en la vida, gobernado un país o una familia, nada de lo que vale la pena se logra rápido y sin ningún esfuerzo. Ni un título universitario, ni tu primera casa, ni que tus hijos estudien, ni formar una familia y sostenerla en el tiempo. Bueno, en un país o en una provincia es igual. Y yo siento que en estos tres años y medio -que no desconozco lo difícil que fueron para muchos bonaerenses- avanzamos en algunas cosas que sería bueno no volver atrás.

Creo que en la política, como en la vida, nada de lo que vale la pena se logra rápido y sin ningún esfuerzo. Y yo siento que en estos tres años y medio, que fueron muy difícil para muchos bonaerenses, avanzamos en algunas cosas que sería bueno no volver atrás.

La primera es que hoy hay un presidente o una gobernadora que no desconoce los problemas, ni los quiere esconder, ni los tapa con un Indec intervenido. Ni le dice a la gente que lo que siente no es lo que sucede. Hay un reconocimiento de los problemas y de ponerlos arriba de la mesa porque además es la única manera que los podes resolver, reconociéndolos.

Segundo, que hemos estado ahí, desde la provincia con el acompañamiento social a los que menos tienen, que han sido los más protegidos en estos tres años y medio por el gobierno nacional y por nosotros.

Yo siempre digo que cuando hay una dificultad, lo que tenemos que preguntarnos quienes hacemos política es qué podemos hacer. Y yo como gobernadora, cuando vi que la tarifa de electricidad era muy cara dije: "Bueno, saquemos los impuestos provinciales". Eso ayuda, eso no depende del Presidente, eso depende nosotros.

Cuando vimos que las PyMEs la estaban pasando muy mal porque las tasas eran altísimas dijimos: "Bueno, para qué está el banco público". El Banco Provincia no está para hacerse rico. Esta para poner la plata en créditos a la mitad de la tasa. Y como a la gente le cuesta llegar a fin de mes pusimos descuentos del 50% por ciento en los supermercados. 

Yo siento que esa actitud, el gobierno nacional la tomó el último año, cuando puso en marcha precios esenciales que se están respetando. Cuando congeló tarifas, cuando definió que había que retomar  el "Ahora 12", cuando se implementó el plan para automotores, para que mucha gente tenga ventajas impositivas y pueda comprar los autos más baratos. Creo que todas esas medidas son un camino que empezó y que creo que no se detendrá en los próximos años.

Esas medidas surgieron luego de planteos muy fuertes que usted, junto a Larreta y los radicales le hicieron a la Casa Rosada. Y a partir de ese momento se ve que en las encuestas que les dio resultado. Pero por otro lado, Macri en la entrevista que le hizo Vargas Llosa, asegura que si reelige va a hacer lo mismo pero más rápido ¿Qué significa eso?

No vi la entrevista de Vargas Llosa, pero yo creo que hubo un trabajo de equipo. Lo que sé es que Mauricio no tenía nada que ganar metiéndose en política, solo hacer una acción de servicio al otro y eso ocurrió hace 11 años.

Y me acuerdo que teníamos muchas discusiones, distintas y en otra escala. Me acuerdo del Metrobus en la 9 de Julio, cuando muchos en la oposición, que hoy reclaman un Metrobus, decían que eso iba a ser un desastre. Hoy uno mira la ciudad y piensa en lo linda que está. Bueno, son 11 años y creo que Mauricio tomó decisiones muy valientes y muy difíciles porque él era consciente que esas decisiones iban a tener un costo político. Y esas decisiones evitaron algunas cosas. Ustedes como periodistas saben muy bien, que lo malo que se evita no es tapa de ningún diario.

No hay nada gratis, nunca. Este trabajo difícil que le tocó a Mauricio nos pone más allá de la mitad del río. Y a todos los que dudan, que se preguntan si esto nos va a llevar a un mejor lugar, yo les digo que veo la orilla. No volvamos atrás, porque atrás ya sabemos lo que encontramos.

Y yo siento que si podemos pensar en recuperar la energía el año que viene es gracias a las decisiones difíciles que Macri tomó. El otro día estuve en Bahía Blanca y le decía a los bahienses que de ese puerto veíamos como llegaban los buques trayendo gas y este verano vimos como salían nuestros barcos con nuestro gas. Y cuando veo que muchos hablan de empleo y nos acusan de no querer a la industria, yo digo que no hay industria sin gas. Este era un país donde en invierno a la industria le cortaban el gas. Y pagaba la tarifa más cara, porque la batata la pagábamos los residenciales.

Entonces no hay nada gratis, nunca. Creo que este trabajo difícil que le tocó a Mauricio nos pone más allá de la mitad del río. Y a todos esos que dudan, que se preguntan si esto nos va a llevar a un mejor lugar yo les digo que veo la orilla. Vamos a bracear un poco más que ya llegamos. No volvamos atrás, porque atrás ya sabemos lo que encontramos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
47
En la mitad del rio, con la boca cerrada, el agua golpeando la nariz, todos cagados, guiados por un tremendo mentiroso, que nos dice sigamos adelante superamos la parte mas profunda.Sabes no les creo mas.
46
Un lujo la gobernadora!!! Qué diferencia con kichi que no distingue una naranja de una mandarina, que nunca pisó la provincia, que su legado político fué el cepo y los miles de millones de dólares que le regaló a Repsol. Son el día y la noche. Otra vez va a ser la artífice principal de la derrota de los camporistas y la empresaria hotelera a la que tienen que esconder para que no hable ni la recuerden.
45
Pobre johnnny, hasta se tuvo que hacer otro usuario porque seguro se lo bloquearon por tarado jajaj. Mulin de peña con aires de rico!!
44
Una genia!!!
43
una pena que no haya una alternativa potable, porque esta en gestion es peor que scioli. en el interior no han hecho nada salvo liquidarte a impuestos.
42
Johnny quedate en NY pero no vuelvas mas. . Vas a buscar los.usd para darle de comer a la conejera aca jajajaja. No hay nada mas lindo que vivir en Argentina. Quw no te agarre Trump que te deportan por.limpiar baños y letrinas. Sos un negro aca y alla jajajajaja.
41
Chau .Maléfica.
40
Directo a los comentarios a expresar la verdad porque no vale la penA leer a peronistas empobrecedores.
Ps: el tracejito no la favorece gobernadora!
39
Que horrible debe ser morir ahogado......
38
Malebranche. es verdad. que la argentina es un estado fallido ademas de desquiciado de tercer mundo y . sin retorno.....estructuralmente esta disenado solo para un 20 por ciento de la poblacion que tiene un nivel de vida mas o menos similar al de las clases medias del primer mundo ....pero el 80 por ciento restante nada en la caca de la mera subsistencia ........y como tal esta condenado siempre a votar al mal menor....y no me parece que la campora , activa defensora de Nicolas Maduro , sea el mal menor. Saludos desde Nueva York