México
Un grupo de fans del Chapo Guzmán interceptó a Pompeo en Ciudad de México
El ex abogado del narco se cruzó con pancartas en el convoy del secretario de Estado de EEUU.

 La pelea por la incalculable fortuna de Joaquín "El Chapo" Guzmán, estalló este domingo en la cara del secretario de EStados, Mike Pompeo, cuando un grupo de personas lideradas por el ex abogado del capo, José Luis González Meza, lograron interceptar el convoy del funcionario estadounidense

Con pancartas de cartón escritas a mano, Meza y quienes lo acompañaban reclamaron a Pompeo que envíe de nuevo a México al Chapo y no avance sobre los fondos del capo. Llamó la atención que los manifestantes hayan podido aproximarse con tanta facilidad al secretario de Estado.

"Nosotros venimos a pedirle al señor Pompeo que regrese al Chapo a México porque además es un ciudadano mexicano", afirmó el abogado a los medios presentes. El abogado viene sosteniendo que Guzmán Lorea fue muy mal defendido en el juicio que enfrento en una corte de Brooklyn, Nueva York, y pide al gobierno de México que busque la repatriación del sinaloense, condenado a cadena perpetua más treinta años, la semana pasada.

Su reclamo se mezcla con otro más delicado a nivel diplomático. Tanto México como Estados Unidos pretenden quedarse con la fortuna del capo, estimada en unos 12 mil millones de dólares.

De hecho, en base a esas estimaciones el juez neoyorquino Brian Logan condenó al Chapo a pagar 12 mil 600 millones de dólares. La cifra fue calculada en base a las estimaciones que se hicieron sobre la cantidad de droga traficada por el capo durante su carrera criminal.

Sus abogados en Estados Unidos afirman que no existe un solo centavo que se haya podido comprobar, mientras que González Meza dice que de existir pertenece al Estado mexicano.

Este reclamo fue respaldado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en su conferencia de prensa del jueves pasado se manifestó por reclamar el dinero para dirigirlo al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, que creó su administración.

"Lo vamos a revisar. Estoy de acuerdo con lo que dijo el abogado de Guzmán Loera. Vamos a ver. Él sostiene de que en todo caso, esos bienes, esos recursos, pertenecen a México", expresó AMLO en conferencia de prensa.

Jeffrey Lichtman, el abogado que encabezó la defensa del capo mexicano en Estados Unidos, aseguró ayer que el dinero forma parte de "esta ficción" como llamó al juicio, ya que dijo, el cálculo "es mayormente un ejercicio académico, debido a que el gobierno de Estados Unidos nunca ha ubicado ni identificado un centavo de estos millones de dólares en ganancias que presuntamente generó el señor Guzmán".

Mientras que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, informó que ya se trabaja con el gobierno estadounidense para ubicar presuntas cuentas del Chapo.

El ex abogado del capo, José Luis González Meza.


A un día de que se cumpla el plazo de 45 días acordado que impuso EEUU a México, en la mañana del domingo Pompeo se reunió con el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

La cancillería mexicana publicó un comunicado donde informó que la reunión tuvo el objetivo de "discutir los principales asuntos de la relación bilateral". Según la dependencia, Pompeo reconoció los esfuerzos del gobierno mexicano en materia migratoria, por lo que Ebrard "no considera necesario iniciar ningún tipo de negociación con respecto a un eventual acuerdo de Tercer País Seguro entre México y Estados Unidos". Dijo que continuarían con la estrategia para reducir el flujo migratorio.

Según el documento, Ebrard comunicó la preocupación de México "con respecto a los aranceles impuestos al tomate mexicano puesto que estas medidas afectan negativamente a más de un millón de empleos en México".

Llama la atención que, como tercer punto en la agenda, apareció la conformación de un "grupo binacional" que tendría por objetivo recuperar los bienes y activos vinculados al Chapo Guzmán. Ebrard solicitó también a Pompeo que despliegue "un operativo para frenar el tráfico ilegal de armas" que entran a México desde EU.

El funcionario mexicano también solicitó a su símil estadounidense la reinstalación del programa de repatriación "que brindaba apoyo a los ciudadanos mexicanos repatriados de Estados Unidos y que fue suspendido en 2018".

La semana pasada Trump anunció una nueva medida que fuerza a todos los solicitantes de asilo a primero pedir refugio en México, o de la contrario sus solicitudes serían rechazadas. México insiste en que no entraría a un acuerdo de tercer país seguro con EU, con todo y la amenaza arancelaria de Trump.

En un tuit después del encuentro, Pompeo aseguró que EEUU y México "comparten mucho más que una frontera". El funcionario dijo que durante la reunión con Ebrard "reafirmamos nuestros valores democráticos y nexos culturales". Reafirmó que "México es uno de nuestros socios más importantes para incrementar la prosperidad y la seguridad de nuestros países y la región".

Ebrard junto a Pompeo

El viernes Ebrard aseguró que México ha cumplido con su parte del acuerdo. Como parte del esfuerzo para detener el flujo de migrantes, el Gobierno de AMLO ha desplegado más de 20 mil elementos en las zonas fronterizas. Tan sólo en la frontera sur se enviaron 6 mil efectivos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.