Diputados
Exclusivo: cómo se rearmaron los bloques de Diputados tras el cierre de listas
Camaño apuró un minibloque de Lavagna, pero no les avisó a varios candidatos. Massa la reemplazó con Pitiot y oficializó a Bossio. Apuran un gesto de gobernadores a Fernández. El PRO estalló en plena sesión y discuten el liderazgo.

Graciela Camaño se fue de la sesión del miércoles incómoda por el ninguneo de sus aún dirigidos diputados del Frente Renovador y, fiel a su estilo, no se quedó quieta: levantó el teléfono, consiguió tres aliados y armó el bloque Consenso Federal, el sello que representa a Roberto Lavagna en las elecciones.

La acompañó el hijo del presidenciable Marco Lavagna, el jujeño Alejandro Snopek y el santafesino Alejandro Grandinetti, congraciado como jefe de la bancada sin siquiera estar peleando por reelegir.

Sí son candidatos lavagnistas otros diputados del Interbloque Federal, referenciado en los gobernadores, como Eduardo "Bali" Bucca, rival de María Eugenia Vidal y Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires.

Camaño no lo llamó, aun cuando compartirá boleta con él, al frente de la nómina de diputados nacionales. Tampoco convocó a Pablo Kosiner, jefe de los federales y asesor full time de Juan Manuel Urtubey, compañero de fórmula de Lavagna. Junto a su coterráneo Andrés Zottos no tienen intenciones de exagerar su fervor por el economista en el recinto, que casi no se abrirá este año.

Aún sin agenda parlamentaria los diputados quieren dejar claro de qué lado están y no es fácil, porque muchos cruzaron un cerco impensado por ellos mismos y no pueden escatimar gestos y palabras para explicarlo. Sergio Massa no tardó en reaccionar y esta tarde nombró como jefa del Frente Renovador a Carla Pitiot.

Algunos diputados del PRO cuestionaron la designación de la defensora del niño porque fue crítica de Macri. Pero otros priorizaron la pelea entre verdes y celestes y dejaron caer un convenio de inversiones del Mercosur pedido por cancillería. 

Pitiot es una de las pocas heridas de la bancada en el cierre de listas: Máximo Kirchner le ofreció el sexto lugar de la lista de Todos en la Ciudad de Buenos Aires y casi sin chances de renovar la banca prefirió no firmar y salir por la puerta grande. Su jefe le dejó claro que la tendrá en cuenta.

Al Frente Renovador se sumó, ahora en los papeles, Diego Bossio, que todavía figuraba en AF pese a integrar el equipo de campaña de Massa y acompañarlo en cada acto público. Romper un bloque no es fácil, porque además de afinidad política, se comparten acuerdos administrativos y si el vínculo personal no está quebrado, los revoltosos a veces prefieren quedarse donde están.

Era la situación de los 34 federales. Kosiner les propuso seguir unidos puertas adentro, pero su coterráneo Javier David se sumó a la campaña de Alberto Fernández y no pudo cumplir. "Algún gesto de diferenciación tenemos que hacer", le anticipó a LPO.

Y así fue: junto a una decena de sus pares fue a visitar a Fernández a su oficina y anotó 20 federales dispuestos a levantar su bandera. Convertido en candidato a gobernador de Todos en Salta, gestionará para la semana que viene otra reunión con sus compañeros albertistas.

Eduardo Bucca, candidato a gobernador de Lavagna, junto a Diego Bossio. Ya no comparten bloque.

Pero los gobernadores dejaron claro que pese a su rendición a la fórmula de los Fernández, quieren sostener alguna imagen  de autonomía en el Congreso. Se mantuvieron en el bloque PJ en el Senado, con Carlos Caserio de jefe y en la Cámara vecina tampoco tendrán relaciones carnales con La Cámpora, aunque compartan campaña electoral.

Cambiemos los necesitará para aprobar el presupuesto antes del 10 de diciembre, opción que pocos creen probable en medio de una campaña tan intensa.

Sobre todo porque el clima hacia el interior del oficialismo tampoco es el mejor. La semana última se inició con discusiones en grupos de chat por el sorpresivo proyecto de la UCR para suspender las primarias en las categorías que no haya internas, que aseguraban haberlo discutido con Marcos Peña y Alfredo Cornejo y conversado con Lavagna y Rogelio Frigerio, ambos públicamente a favor de no votar en agosto. 

El jefe de Gabinete estaba en viaje a China para participar del G20, nunca respondió los llamados, dejó que la propuesta vuele por los aires y su vínculo con el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR siga erosionándose.


Alberto sumó al kirchnerismo 20 diputados del bloque de los gobernadores

Por si fuera poco, también tendrá que cuidar su tropa de diputados del PRO, que el miércoles terminaron la sesión a los gritos e insultos por la aprobación de Marisa Graham como nueva defensora del niño, a mano alzada y sin debate.

Había ganado un concurso y obtenido dictamen de la bicameral, pero durante el trámite ninguna macrista que la integra advirtió que Graham fue muy crítica de la gestión de Macri en la Ciudad de Buenos Aires.

"Ganó un concurso, no podemos ignorarla", minimizó Pablo Tonelli durante la reunión de bloque del martes, ante las reiteradas quejas de Ezequiel Fernández Langan (cercano a Peña), Carmen Polledo y Jorge Enríquez, entre otros.

Los dos últimos, en realidad, se resistían a votarla por su posición a favor del aborto y pidieron al menos expresar su desacuerdo en el recinto.

Emilio Monzó, que había empezado la sesión homenajeando peronistas ganadores en las provincias, no quiso otro debate entre vedes y celestes y habilitó a votar sin más oradores que la miembro informante, ni tablero electrónico encendido. Unos cincuenta diputados le enviaron una dura carta de protesta, entre ellos el jefe del PRO, Nicolás Massot, aislado tras quedar fuera de la reelección y cruzar insultos con Elisa Carrió en los pasillos luego de la elección de Córdoba.

Diputadas de Cambiemos celebran la designación de la Defensora del Niño, mientras algunos de sus compañeros miran con caras largas. 

La interna PRO siguió: la sesión terminó antes porque el kirchnerismo se fue cuando iba a votarse el acuerdo de inversiones del Mercosur, esperado por Macri en Tokio mientras ultimaba el tratado de libre comercio entre el bloque regional y la Unión Europea firmado este viernes.

"¡No puede ser que le demos un cargo a una kirchnerista y nos dejen sin quórum! ¿Quién negocio esto?", gritaban los más talibanes de la agenda presidencial, entre los que se anota Pablo Torello, hermano del jefe de asesores de Macri. En la Casa Rosada no identificaban responsables plenos pero si un problema grave: muchos diputados priorizan la agenda de la campaña verde o celeste por encima de las urgencias de Macri, que son muchas.  

Intentarán controlarlos con un grupo de trabajo creado para mediar en estos conflictos, al que habrá que obedecer si el presidente logra la reelección. "Se terminan los proyectos personales y eso quedó claro en las listas que se armaron. No puede ser que la Coalición Cívica sea más disciplinada que el PRO", advirtieron. 

Para agregar leña al fuego, el cordobés Javier Pretto, cercano a Massot, consideró "buenísimo" sumar al gobernador Juan Schiaretti, una mojada de oreja más al radical Mario Negri, primero en la lista de diputados de Juntos por el Cambio que enfrentará la boleta corta del reelecto mandatario en agosto y en octubre.

Negri sigue siendo jefe del interbloque de Diputados. No le será fácil tenerlo el orden y mucho menos pedirle acción: el miércoles no fue posible debatir la ley de góndolas porque a nadie se le ocurrió presionar a Daniel Lipovetzky para acelerar los trámites, después de dejarlo fuera de la reelección. Hay muchos casos similares. Demasiados. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
No me termina de cerrar el grueso error de massa. Es cortoplacista y nada confiable para cualquiera? Si, sin dudas. Puede ser tan pelotudo? No, tampoco tengo dudas. Nunca fue boludo. No habrá sido un apriete o un billete, o ambos?
1
Chau macri