Senado
Cristina y Perotti frenaron nombramientos de jueces
Exigieron revisar los nombramientos en sus provincias, que había acordado Urtubey con Cambiemos.

Cristina Kirchner y Omar Perotti lograron frenar en la sesión de este martes en el Senado el nombramiento de una tanda de jueces federales en su provincias. El argumento fue transparente: Exigían conocer los nombres y los antecedentes de los posibles magistrados de los territorios que los tienen como líderes políticos.

El reclamo fue planteado ante el salteño Rodolfo Urtubey, que preside la comisión de Acuerdos. El tema llegó al jefe de bloque Miguel Pichetto, que no tuvo problemas en postergar la votación hasta la próxima sesión que recién se concretaría en Mayo.

Entre los pliegos que quedaron sin tratar está el del titular de la Dirección de Escuchas Judiciales (Dajudeco) Juan Tomás Rodríguez Ponte, propuesto para el juzgado federal número dos de Lomas de Zamora; entre otros magistrados de la provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

Ponte obtuvo dictamen el 26 de marzo en la Comisión de Acuerdos, con las firmas de senadores de Cambiemos y Argentina Federal, el bloque de Miguel Pichetto, y estaba listo para aprobarse con otra treintena de pliegos.

El más relevante fue el de María Eugenia Capuchetti, la reemplazante del juez Norberto Oyarbide en el juzgado federal 5 de Comodoro Py, donde recaen las principales causas por corrupción.

Pero el secretario parlamentario de la Cámara, Juan Tunessi, recibió la indicación de postergarla la votación cuando en el recinto había más de 14 ausencias, entre ellas de muchos oficialistas como Alfredo De Angeli, Silvia Giacoppo y Federico Pinedo, que llegó más tarde. 

El pliego de Rodríguez Ponte obtuvo dictamen el 26 de marzo con la firma de senadores de Cambiemos y el peronismo. Se iba a votar este martes, pero se demoró. 

El kirchnerista Marcelo Fuentes lo había incluido entre los pliegos que rechazaría el bloque conducido por Cristina Kirchner y recién con la versión taquigráfica publicada supo que esa aclaración fue innecesaria. 

En rigor, la sesión de este martes fue convocada para aprobar la ley de financiamiento político y los pliegos fueron un misterio porque ni siquiera hubo una reunión de labor parlamentaria, la mesa de los jefes de bloque para ratificar el temario que llegará al recinto. Claramente, quedaban decisiones por tomar hasta el momento que sonara la campana y se pudieran contar las bancas vacías. 

Rodríguez Ponte es el ex secretario del juez Ariel Lijo, cuenta con la plena confianza del juez de la Corte Ricardo Lorenzetti y durante su gestión se filtraron conversaciones de Cristina Kirchner con Oscar Parrilli, que nutrieron el material de la campaña electoral en 2017.

Su pliego llegó al Senado en noviembre, cuando Lorenzetti había dejado de ser presidente de la Corte. En la sesión de Acuerdos, presidida por Rodolfo Urtubey, no recibió preguntas de la oposición y al día siguiente tenía el dictamen listo para aprobarse, con firmas de peronistas y cambiemistas. Deberá esperar unas semanas más. Como mínimo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Perfecto. Basta de meter jueces corruptos por la ventana bajo acuerdos políticos.
3
Te falta cerebro, el unico ministerio nuevo será el de la tronera sangrante, y estara lleno de kakinos desfilando
2
Clara medida de someter los jueces a la politica
1
Falta poco para la creación del Ministerio de La Venganza con Milagro Sala como Ministra.....