Conurbano
Mussi se mete en la interna del PJ con un candidato en Quilmes
Busca instalar a un hombre de su riñón contra Martiniano Molina y complica a la camporista Mayra Mendoza.

Patricio Mussi derrumbó las versiones de que buscará ser candidato en Quilmes. Contundente, el intendente de Berazategui descartó probar suerte en el municipio vecino, aunque -confirmó LPO- se meterá de lleno en la campaña con un candidato propio.

La idea que barajan desde Berazategui es impulsar a Román Petrovich, un hombre del riñón de los Mussi que es oriundo de Quilmes y fue el impulsor de la propuesta de "exportar" el modelo local al municipio gobernado por el macrista Martiniano Molina.

En rigor, la irrupción de Mussi en la campaña de Quilmes es un gesto a la interna del PJ, de la que el intendente y su padre se corrieron hace tiempo. Implica, además, una complicación para la camporista Mayra Mendoza, quien suena con más chances en la áspera interna que atraviesa el peronismo local.

El peronismo se prepara para una interna en Quilmes ante la falta de consenso con Mayra Mendoza

Como dio cuenta LPO, el peronismo ya se prepara para una interna en ese municipio en el que la figura de Mayra no genera consensos y afloran otros precandidatos -algunos ya lanzados- como Ángel García, Matías Festucca y Roberto Gaudio. También asoma el rumor de que podría postularse el ex intendente Francisco "Barba" Gutiérrez, o promover a su sobrino, David Gutiérrez, con quien trabaja codo a codo en el distrito.

Sin embargo, en Berazategui admiten que desde el año pasado comenzaron a medir a Patricio en Quilmes -el intendente no irá por la reelección, sino que su padre Juan José Mussi buscará volver al municipio- y, según esas encuestas, la buena imagen de los Mussi los tendría primeros en la interna de Quilmes.

Sin embargo, en un acto el último viernes Mussi aseguró que no buscará una candidatura. "Ojalá Quilmes tenga a alguien que ame su ciudad como yo amo a Berazategui... Ahí podremos decir que el modelo de Berazategui se puede llevar a Quilmes. Pero allá lo tiene que hacer un quilmeño que ame Quilmes como yo amo a Berazategui", lanzó en un guiño a la candidatura de Petrovich.

En el círculo íntimo de los Mussi reafirman que no está considerando competir en Quilmes pero aclaran que dará su "aporte" y que apoyará a un candidato. Su irrupción en la campaña podría dividir aún más el voto y complicar la jugada de Mendoza para instalarse como la candidata única contra Molina. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Berazategui es un municipio limpio, decente, seguro, espectacular. Podés caminar por cualquier lado sin encontrarte ni con una sola puta villa miseria. Pero para aplicar el modelo de Berazategui en Quilmes habría que hacer algo parecido a lo que hizo el partido de Mussi hace años, cuando exportó las pocas villas que tenía a ese mamarracho que es Florencio Varela. Además, el intendente tendría que robar mucho menos.
Quilmes tiene la mayor cantidad de villas del conurbano bonaerense y también el mayor índice de muertes en ocasión de robo. Vas caminando por un lugar bonito de Bernal y de pronto, si no conocés, te topás con una favela. Eso no lo van a poder solucionar nunca. Menos todavía el actual intendente de "Afanemos", Casancrem, que se la pasa rompiendo calles sin ningún tipo de concierto y hasta intentó fundar un basural en una plaza pública.
Quilmes es una porquería de distrito. Lo fue antes con el socio de Aníbal Fernández, también con el Barba Gutiérrez y ahora con el cocinero Casancrem. Sin embargo, Quilmes tiene recursos que de ningún modo tiene Berazategui. Esto les está indicando que los que llegan al municipio afanan a cuatro manos.
Y a la gente que vive en el lugar parece que tampoco le importa. ¿Cómo puede ser, por ejemplo, que los dueños de los locales del centro comercial de Solano, que es bastante importante, no exijan nunca que les arreglen veredas y calles? El lugar se parece a un sitio bombardeado, me hace acordar a una pelìcula neorrealista de Roberto Rossellini.
Pero, aun así, algo se puede cambiar. Pasó también en zona norte: San Fernando era gestionada por un tipo corrupto que tardó cuatro años en hacer una peatonal de seis cuadras, hasta que su vecino Sergio Massa, de Tigre, le exportó su propio modelo haciendo que ganara un candidato de su riñón. Las cosas cambiaron, no espectacularmente, pero cambiaron. Parece que la fórmula es muy simple: no robar o robar muchos menos (digamos, un diego solamente).