Elecciones 2019
Smartmatic se mete en la pelea por el escrutinio y amenaza la hegemonía de Indra
La firma basada en Londres tiene la mayor cantidad de patentes electorales y acaba de ganar un contrato con la ciudad de Los Angeles.

Smartmatic, una de las empresas que competirá por quedarse con el escrutinio provisorio argentino firmó un contrato millonario con la ciudad de Los Ángeles para proveer las máquinas y tecnología que utilizarán en el condado californiano.

Se trata de un vínculo por 10 años que podría extenderse por seis más hasta alcanzar una cifra máxima de U$S 282.097.321 para proveer los sistemas y las más de 31 mil máquinas que debutarán en las primarias presidenciales angelinas en 2020 y aseguran al menos U$S 189 millones para Smartmatic.

Por su población, la ciudad californiana sería el 89° país del mundo y tiene 5,1 millones de votantes registrados que en los próximos comicios elegirán a sus candidatos en 1000 centros de votación. El condado decidió adquirir las máquinas que al menos serán utilizadas en 5 elecciones prorrogables a tres más.

El contrato incluye que las máquinas sean fabricadas en EEUU, al igual que el diseño del software para evitar intromisiones extranjeras. Los Ángeles espera implementar el nuevo sistema -que viene desarrollando desde 2009- en sus elecciones de 2020, sobre todo después de los problemas que tuvieron en las primarias de junio de 2018, cuando 118.522 nombres desaparecieron del padrón oficial. En ese el proceso derrotaron a la compañía inglesa CGI.

Uno de los principales puntos del contrato es que el sistema pertenecerá a la ciudad de Los Ángeles y no a una empresa privada y que además permitirá cambiar los componentes de las máquinas o el software en caso de ser necesario.

El mercado electoral argentino es el tercero en América del Sur, detrás de Brasil y de Colombia. Según pudo saber el LPO el costo de la licitación será cercano 30 millones de dólares para las paso, las generales y una eventual segunda vuelta. Desde 1997 la empresa española Indra fue la encargada del escrutinio provisorio y la última vez se impuso a sus competidores en un cuestionado proceso.

El 20 de febrero se iba a realizarse la presentación de ofertas técnicas y económicas y además de Smartmatic el gobierno además verá en los sobres los nombres de Indra, la argentina MSA, la española Sctyl Secure Electronic Voting y posiblemente Thomas Greg & Sons. Según informó Infobae el plazo se extendería por otras dos semanas ya que el Correo Argentino, a cargo del proceso licitatorio, recibió gran cantidad de preguntas de los competidores.

La rama electoral de Indra, que también fabrica tecnología militar, sufrió un complicación en los últimos meses: perdió a manos de Scytl el contrato del recuento de los comicios municipales y europeos que se celebrarán el próximo 26 de mayo en España. Hasta ahora el estado ibérico le había dado todos los recuentos de votos a Indra.

Thomas Greg es conocida en Argentinas por motivos no electorales: uno de los socios compró el equipo de polo Las Monjitas, subcampeón del Abierto de Palermo y además tiene negocios ecuestres con el jefe de asesores presidencial José Torello. Se trata de una empresa colombiana que organizó desde 2014 las elecciones en el país caribeño. El ex presidente Juan Manuel Santos formó parte de su directorio.

En la Argentina Smartmatic ya se quedó con un contrato por U$S 1,3 millones para transmitir los telegramas desde las escuelas que se utilizarán para el escrutinio provisorio. Con una diferencia: en Estados Unidos el voto es optativo y en la Argentina, obligatorio y los niveles de asistencia suelen superar el 70% del padrón.

Para los comicios de 2017 la Cámara Nacional Electoral dispuso la adquisición de máquinas para realizar controles de identidad en los centros de votación fronterizos en el norte y este argentino donde sufragaron 438 mil personas. Smartmatic ganó la compulsa y las lectoras fueron adquiridas por el estado argentino y, según aclararon desde la empresa, pueden ser operadas por cualquier otra compañía.

El contrato con Los Ángeles, donde la empresa tiene oficinas, es uno de los más altos obtenidos por la compañía que recibió cuestionamientos por haber brindado soporte electoral para el chavismo en Venezuela. En 2017 Smartmatic se retiró del país caribeño y denunció que Maduro había realizado fraude. "Estamos orgullosos de lo que hicimos", señalaron desde la coompañía sobre su trabajo, denuncia y partida en tierras de Nicolás Maduro.

La empresa empezó a gestarse en el año 2000 cuando después de las controvertidas elecciones donde se impuso George Bush los ingenieros venezolanos Antonio Mugica, Alfredo Anzola y Roger Piñate fundaron Smartmatic que hoy factura entre 200 y 300 millones de dólares anuales y tiene 500 empleados.

Después de establecer su cuartel general en Boca Raton, Miami, sus primeros trabajos fueron para los comicios venezolanos de 2004 y luego se expandieron hacia Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Filipinas, Brasil, Bélgica y Noruega donde ganaron licitaciones para realizar distintas etapas de las votaciones locales y nacionales, proveyendo desde sofware y tecnología electoral hasta las máquinas mismas.

De Boca Ratón se mudaron a los Países Bajos y luego a Londres, donde se asoció con Lord George Mark Malloch Brown. El ex ministro de Gordon Brown adquirió una parte de Smartmatic, que quedó bajo el paraguas de SGO Corporation Limited en 2014. Mugica y Piñate fueron designados como CEOs de SGO mientras que el británico quedó como parte del directorio.

La empresa tiene la mayor cantidad de patentes electorales del mundo y contratos para contar votos, proveer máquinas y otros servicios en ciudades como Londres o la región de Lombardía en Italia.

Smartmatic organizó las elecciones de Filipinas, su mayor proyecto hasta ahora, donde contaron 55 millones de votantes y llevaron sus máquinas a 7107 islas del país asiático. "Los resultados del escrutinio pasaron de 6 semanas a 2 horas", aseguró Dan Murphy uno de ejecutivos de la compañía, durante una charla con periodistas desde las oficinas angelinas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.