Finanzas
Powell aseguró que la Fed "puede ser paciente" en la suba de tasas y trajo alivio a los emergentes
El acercamiento del presidente de la Reserva Federal al discurso de Trump y resta presión sobre las monedas emergentes y los precios de los commodities.

El presidente de la Reserva Federal, la Fed, aseguró este jueves que la institución que representa "puede ser paciente" en la suba de tasas de interés "en tanto evoluciona la economía en 2019". El mensaje fue leído como una buena noticia para los mercados emergentes, en especial para los más expuestos financieramente como la Argentina

En una entrevista en el Club Económico de Washington, Jerome Powell se refirió a los pormenores del día a día de su labor y la relevancia de la comunicación clara de la política monetaria. En este sentido adelantó que proseguirá con la normalización de las tasas de interés, pero descartó que se hayan comprometido a dos subas durante 2019 como sostiene el mercado a la luz del último comunicado de la Fed e insistió en no hay un plan definido en cuanto al número de subas.

Aquel comunicado le valió a Powell el repudio de Donald Trump, quien busca fogonear el nivel de crecimiento económico desde la política fiscal y rechaza una política contractiva de parte del Banco Central de los Estados Unidos. En 2018 fueron cuatro las subidas de tipos de interés hasta el actual 2,5%.

En esta ocasión sostuvo también que apunta a una reducción de la hoja de balance de la Fed, pero no dio números y dijo que se dirigía hacia "un nivel más normal", aunque recordó que se casi cuadruplicó por la política de Quantitive Easing y bajará "pero no a los niveles previos" a la crisis financiera de 2008.

El hecho de que Powell asegurara que la Fed pueda esperar a subir las tasas de interés fue leído en el mercado como una señal de que la confrontación entre Powell y Trump se suavizó. En efecto, el titular de la Fed aseguró que no está "preocupado" por las críticas de presidente tuitero.

En tanto que la suba de la tasa depende esencialmente de evitar un recalentamiento de la economía, Powell deslizó que sí le preocupa que el "Government shutdown" -es decir la parálisis de la actividad pública por falta de acuerdo sobre el presupuesto- ya se está haciendo sentir sobre el nivel del PBI. Con tres semanas sin funcionamiento, se trata del segundo cierre de gobierno más largo de la historia de los Estados Unidos. De todos modos destacó la solidez de su economía e indicó que en el análisis de la Reserva Federal "la principal preocupación es la ralentización global".

Para este año, las expectativas de los miembros de la Fed prevén dos alzas adicionales de tasa. "Eso estaba condicionado a una perspectiva muy sólida para 2019, una perspectiva que aún podría ocurrir", aclaró Powell. La alternativa es una mayor desaceleración en línea con lo que marca la curva de interés de los bonos del Tesoro de su país.

"Especialmente porque la inflación es baja y está bajo control, tenemos la capacidad de ser pacientes y observar con paciencia y cuidado a medida que averiguamos cuál de estas dos narraciones será la de 2019", sostuvo Powell, si la de la actividad sostenida o de la del declive.

Repercusiones en mercados emergentes

La señal de que la suba de tasas de interés podría ralentizarse dio un respiro a las economías en desarrollo: "Si la suba de tasas es más lenta, es mejor para los países emergentes y, obviamente, para nosotros. Eso implicaría un reflujo de capitales más lento, menos presiones a depreciar las monedas de emergentes y menor riesgo país. Incluso si la Argentina no está emitiendo deuda, la baja del riesgo país ayuda como señal de qué piensan los inversores del país y da muestras de se puede volver a salir al mercado, aun si no fuese necesario", explicó a LPO el economista en jefe de la consultora Management & Fit, Matías Carugati.

Este jueves, el riesgo país de varias economías emergentes volvió a descender. Sin más, el argentino cedió 1,1% y cerró en 706 puntos básicos.

"Además, mantendría el apetito por activos de riesgo, lo que también sería bueno para nosotros. Ya tenemos un año bastante movido por las elecciones y toda la ayuda que pueda venir del contexto externo es bienvenida. A la vez, si el sendero de tasas de la Fed cambia, va a moverse el tipo de cambio del dólar versus las monedas del resto del mundo. Y eso impacta sobre precios de commodities, lo que también nos puede dar un empujoncito extra para mejorar la cuenta corriente", agregó el economista.

En tanto, para su colega y director de la consultora EcoGo, Federico Furiase: "Lo central no es solo el discurso de paciencia de Powell sino que fue reforzado también por los dichos de James Bullard [presidente de la Fed de Saint Louis] anticipando que no cumplirán con la meta de inflación ni de este año ni por los siguientes cinco años más, lo que refuerza el sesgo dovish de la Reserva Federal".

"Una Fed más dovish en línea con una pausa en el ciclo de suba de tasas frente a la menor expectativa de inflación en Estados Unidos y las señales de desaceleración, pero sin llegar a una recesión, sería un buen escenario para nuestro Banco Central, ya que necesita rollear vencimientos de Leliqs para contener la emisión monetaria. Y también es favorable para el Tesoro, que necesita rollear tanto Letes en dólares como Lecaps en pesos", agregó Furiase. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.