G20
Macri recibió al príncipe saudí, que se fue de Argentina fortalecido
El presidente de Turquía Erdogan quiso debatir el asesinato del periodista, pero lo dejaron solo. Macri prefirió juntarse con el príncipe, que le prometió invertir en Vaca Muerta.

La foto inaugural delG20 con el príncipe de Arabia Saudita Mohammad bin Salmán (MBS) relegado a un rincón, analizada por la prensa internacional como un símbolo de aislamiento severo, no pudo estar más alejada de la realidad: el joven heredero mantuvo reuniones bilaterales con los presidentes de los principales potencias el mundo, las difundió feliz en las redes sociales del reino y esta mañana fue recibido por el anfitrión Mauricio Macri y parte de su gabinete.

El encuentro había sido anticipado por LPO y Marcos Peña lo había negado el jueves en el centro de prensa internacional. Dos días después, el jefe de gabinete estaba sentado junto a Macri, frente a MBS y no paraba de sonreír.

El príncipe coronó así un éxito diplomático que dejó en ridículo a los abogados argentinos de la ONG Human Righ Wacht, que antes de su arribo fueron a tribunales a pedir que lo detuvieran en Buenos Aires por la sangrienta guerra civil que digita en Yemen y el asesinato de periodista saudí Jamal Khashoggi en la embajada árabe de Turquía. Como anticipo LPO, el juez Ariel Lijo decidió no intentar una detención que los líderes del mundo supuestamente aclamaban.

Sin embargo, el magistrado ya decidió que continuará investigando el asesinato de Khashoggi, pero no así la guerra de Yemen, materia para otras instancias.

Faurie confirmó que Macri podría reunirse con el príncipe Saudí

Tanta demostración de poder frustró al presidente de Turquía, Recep Erdogan, rival regional de Arabia Saudita y que creía haber encontrado en el asesinato del periodista en su país una vía rápida para descarrillar al heredero del reino. Este sábado confesó su impotencia a la prensa reunida en Costa Salguero. Reveló que el viernes, en el primer en encuentro de los presidentes, pidió incluir en el temario de la cumbre la muere de Khashoggi, pero no lo dejaron. Sólo lo respaldó el premier de Canadá, Justin Trudeau, sin peso específico para marcar la agenda mundial.

"Lamentablemente el tema no entró en la cumbre. Intenté abrir con ese debate, pero el príncipe heredero dio una respuesta, que la verdad no lo puedo creer", se indignó el jefe de Estado de Turquía, en uno de los salones de conferencias más grandes del predio.

"Intenté abrir el debate del G20 con el asesinato de Khashoggi, pero no pude. Ya le pasé información a Francia, Inglaterra y Estados Unidos", anunció Erdogán, el presidente de Turquía. Macri anunció que el príncipe saudí podría visitar Argentina. 

"¿Pero qué fue lo que le dijo?", le preguntó un periodista turco. "Dijo que los hechos no eran definitivos, que no había ninguna prueba, un lenguaje jurídico que tiene validez, pero nosotros ya le mostramos las pruebas y Arabia Saudita había aceptado que se trataba de una operación planificada y tienen a 22 personas detenidas y acusadas de pena de muerte. ¡Pero cuando le pedimos información a su fiscal, vino a Turquía a buscar la nuestra!", se indignó Erdogán.

Intentó sin éxito convencer a sus colegas Vladimir Putin, el único jefe de Estado que palmeó al príncipe ante las cámaras del G20; pero también a la británica Theresa Mey y al francés Emmanuel Macrón, que este viernes celebraron bilaterales con MBS. La inglesa filtró a la prensa que lo "retó" con firmeza, algo imposible de comprobar.

El canciller saudí, Adel bin Ahmed al Jubier registró cada encuentro en Twitter para dejar claro que no hay muchos gobiernos dispuestos a romper relaciones con una de las principales potencias petroleras del planeta, capaz de hacer disparar el precio del crudo con una botonera.

Este sábado, el príncipe charló largo y tendido con Putín, con el primer ministro italiano Guiuseppe Conte (que a la tarde tuvo que dar explicaciones ante los cronistas de su país), con el secretario general de la ONU Antonio Guterres y al mediodía fue uno de los 17 líderes en hablar a solas con Macri, que más temprano había escuchado los reproches de Erdogán.

"Hablamos del asesinato del periodista y los dos decidimos en los organismos pertinentes seguir reclamando para que se llegue a la verdad, que es lo que tenemos como compromiso todos los argentinos", fue la definición de Macri sobre su encuentro con el turco, en la conferencia de prensa que brindó para coronar el G20.

Pero le puso más expectativa a su relación con el reino saudí: "Con el príncipe tenemos todas las posibilidades de inversión en energía, petroquímica y seguridad alimentaria. Lo hemos invitado al país y vamos a trabajar en conjunto, porque son los organizadores del G20 en 2020", anticipó.

Más específico había sido un rato antes Jorge Faurie. "El intercambio comercial con Arabia Saudita tiene que ser mayor. Es un referente en energía y sus empresas son muy relevantes para proyectos de envergadura, como (el yacimiento de shale oil) Vaca Muerta. Además, hay posibles inversiones del fondo soberano saudí", se entusiasmó el canciller, que ni ayer ni hoy quiso hablar de Khashoggi ante los periodistas.

Cruces en el Congreso por la denuncia de Human Rights Watch contra el príncipe árabe

Como había anticipado LPO, el vínculo comercial con Arabia Saudita y su potencial crecimiento se había hecho sentir entre los legisladores de Cambiemos que ofician de nexo con la Embajada y se movieron para cajonear los pedidos de repudio a la visita real.

"El vínculo comercial con Arabia Saudita y su potencial crecimiento se hizo sentir entre los legisladores de Cambiemos que ofician de nexo con la embajada de ese país árabe y se movieron para cañonear los pedidos de repudio al visita del príncipe heredero. 

Pero Erdogan, un presidente poco amigo de los eufemismos, hizo saber en Buenos Aires que hará lo imposible para que el costo político de mirar para el costado sea cada vez mayor.

"No es un conflicto político, es un asesinato. El príncipe dice que no podemos culpar a nadie pero enviaron dos aviones a Estambul y según sus versiones hicieron una operación planificada. La cambiaron, porque al principio su vocero decía que Khashoggi había abandonado el consulado, pero es imposible, porque su esposa lo esperó afuera", se descargó.

Khashoggi era un ex consejero de Arabia Saudita que abandonó medio oriente y criticaba la familia real en sus columnas del diario Washington Post. El 1 de octubre fue a su embajada en Turquía para hacer unos trámites junto a su futura esposa, pero nunca salió y abrió un conflicto diplomático que no se cerró en el G20, donde la pelea mayor la libraron Donald Trumpo y el chino Xi Jiniping por el orden del comercio mundial.

Pero lo cierto es que estos líderes cenaron y acordaron una tregua antes de partir de Buenos Aires, mientras que Bin Salmán y Erdogan retornaron más enfrentados que antes y dispuestos a alterar la paz de sus socios comerciales, grandes y chicos.

"Está documentado que Khashoggi fue estrangulado y compartimos información con Estaos Unidos, Inglaterra, Francia, ofrecimos pruebas y seguiremos colaborando con la justicia internacional. Y habrá un juicio en Estambul", anunció el jefe de Estado turco.

Prometió mantener el episodio vivo en la prensa mundial y reveló que su agencia de inteligencia es fuente de información de los medios de comunicación de Estados Unidos, última residencia de la víctima. Puede anotarse algunos logros: en el G20, cada presidente que se reunió con el príncipe, debió responder alguna pregunta incómoda cuando se cruzó con algún periodista.

Muchos de los datos de la inteligencia turca fueron utilizados por la CIA para concluir en que Khashoggi fue asesinado, pero la tesis no convenció a Trump y a sus colegas europeos de romper relaciones con Arabia Saudita. Hay intereses mayores.

Aunque insistió en que no se trata de un conflicto político, sin que nadie le preguntara el líder turco anunció medidas que al menos le impedirán llevarse bien con el reino, como repudiar la guerra civil que MBS coordina hace tres años en el territorio vecino de Yemén, considerada una de las mayores crisis humanitarias del planeta y justificada en la supuesta influencia de Irán en el territorio.

"El mundo está guardando silencio con esta guerra. Y es una crisis humanitaria que nos hace sufrir y nos entristece, porque hay niños que mueren y aparecen debajo de los escombros. ¡No podemos quedarnos insensibles!", exigió.

Algunas de sus rabietas debe haber escuchado Macri: cuando en la conferencia de prensa le preguntaron sobre la crisis humanitaria de Venezuela, respondió que se habló de las "crisis humanitarias en general".

Pero no mencionó a Yemén, eje de la fallida denuncia de HMW, pero también un gran negocio de las potencias mundiales que venden armas al reino árabe, cuyo contingente se fue muy feliz de Buenos Aires. Nunca olvidará su estadía. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
El titulo engaña. Macri recibió al principe saudi y le entregó las llaves de la ciudad y de todas sus viviendas, también por una buena coima le entregó vaca muerta. Ba la mitad porque la otra mitad se la entregó el Lacayo Aranguren a la corona de holanda.
3
Nuestro gobierno no debe ingresar directamente en una discusión sobre la cuestión del crimen Khashoggi y la guerra en Yemen , ni tomar posición mas allá de sostener que cada cuestión debe ser tratada en los organismos competentes. Se trata de hechos lamentables que se producen en un escenario donde existen intereses geopolíticos confrontados de países de Oriente Medio y , eventualmente de algunas potencias europeas por las consecuencias económicas que se pueden derivar.
2
Erdogan viejo basura, que era tu novio el periodista ese??? Negaste el genocidio armenio basura, negaste millones de armenios asesinados por tu país, y venis a romper las bolas por un traidor que los árabes ejecutaron según su ley, y en territorio saudí ya que la embajada es suelo extraterritorial. No vuelvas mas a argentina, quedate perdido 'como turco en la neblina'
1
A los Presidente habría que hacerles test psicológicos o periciales antes de la elecciones.

Cuanto mal le puede hacer a un país... el desorden y la poca claridad de un Presidente no?