G20
Peña Nieto ignoró las presiones de Techint y firmó el nuevo NAFTA con Trump y Trudeau
Los líderes de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron antes de la cumbre del G20 y sellaron el T-MEC.

Donald Trump, Enrique Peña Nieto y Justin Trudeau sellaron este viernes en Buenos Aires el nuevo acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá que reemplazará al antiguo Nafta, y que implica un rotundo éxito político del mandatario estadounidense.

La firma del nuevo acuerdo, conocido como T-MEC o USMCA, se produjo durante una conferencia en el hotel Park Hyatt de la Recoleta, al margen de la cumbre de líderes del G20. Los líderes de los países norteamericanos firmaron un documento simbólico y luego dieron lugar a que los negociadores Robert Lighthizer, Ildefonso Guajardo y Chrystia Freeland rubricaran el pacto comercial, que aún debe ser ratificado por los tres Congresos.

Trump definió el T-MEC como "revolucionario" y aseguró que "cambia para siempre el panorama comercial". "Es probablemente el mayor acuerdo comercial jamás alcanzado", se envalentonó el republicano, que agregó que favorecerá la creación de "trabajos bien pagados en el sector de las manufacturas", además de suponer "un trato fenomenal para los agricultores" de EEUU.

En su último día como presidente Peña Nieto afirmó que el T-MEC dará "una base más incluyente, firme y moderna para nuestros intercambios" y "prosperidad" para "la región entera". Aunque intercambiaron elogios, el mexicano incomodó a Trump con un alegato a favor del libre comercio. Antes, había condecorado a su yerno, Jared Kushner, con la Orden Mexicana del Águila Azteca, una muy polémica decisión que le valió encendidas críticas en su país, donde el republicano es muy mal visto por sus constantes ataques a mexicanos y la idea de construir un muro en la frontera.

Pero el tema que puso en riesgo hasta horas antes la firma del acuerdo, fueron los altísimos aranceles unilaterales que Trump le impuso al acero y el aluminio. El grupo Techint que lidera Paolo Rocca tiene varias plantas de acero laminado en México con su firma Ternium y desplegó un intenso lobby sobre Peña Nieto para que no firmara el acuerdo hasta que Trump levante los aranceles.

Trudeau en el acto de este sábado le pidió a Trump que mantenga la negociación abierta para reducir sus aranceles al acero y aluminio. México y Canadá habían exigido como requisito para firmar el T-MEC que EEUU los eximiera, pero no lo lograron. "Tenemos que seguir trabajando para eliminar los aranceles al acero y aluminio a nuestros países", reclamó el canadiense.

Como anticipó LPO México, en las últimas horas Ternium lideró una fuerte presión de todo el sector siderúrgico de México sobre el secretario de Economía , Ildefonso Guajardo, para que Peña Nieto se retire de la firma del acuerdo, pero ese esfuerzo de lobby fracasó. Según fuentes de la delegación mexicana, Guajardo está convencido de que desde enero la nueva composición del Congreso en Washington impulsará a Trump a remover los aranceles.

En paralelo, debe decirse, Guajardo no está conforme con las presiones públicas de Máximo Vedoya, titular de la Cámara que nuclea a los acereros y directivos de Ternium. Las declaraciones de Vedoya en su último viaje a Colombia, diciendo que Economía reaccionó con lentitud a los aranceles de Trump, no fueron bien recibidas. 

Peña Nieto junto a Guajardo y Videgaray al llegar a Buenos Aires.

Los legisladores demócratas están especialmente inclinados hacia tal fin por el nexo de este partido con Trudeau y por el hecho de que los aranceles están inflando los costos de las empresas de EEUU que producen con el producto mexicano. En la delegación mexicana afirman que Jared Kushner, asesor senior de Trump, hizo un intento en las últimas horas por desactivar los aranceles pero chocó contra Peter Navarro y Robert Lighthizer que son los cruzados en la guerra comercial contra China.

El tema de las tensiones con la potencia asiática cruza esta reunión del G20, mientras se aguarda la reunión bilateral que este sábado tendrá Trump con Xi Jinping, que se estima podría terminar en un acuerdo que desmonte la guerra comercial entre ambas superpotencias. Como reveló LPO, para esta reunión, Trump aparece en una posición de fuerza, mientras que China está tratando de sumar de su lado a Europa, con el discurso de la defensa del libre mercado.

Los aranceles hacia México buscan anular cualquier chance de que el acero chino penetre en Estados Unidos libre de impuestos a través de firmas mexicanas. Por este hecho es clave lo que suceda este sábado en la cumbre bilateral que tendrán Trump y Xi Xinpig


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
El hipócrita de Paolo Rocca, quien no respeta sus propios códigos de ética (los he visto y leido), debe llamarse a silencio y renunciar a la presidencia de sus empresas.

A la larga, la Organización Techint (OT) terminará siendo vendida por prácticas antiéticas.
3
Saludo masónico.
2
Estos muchachos discutiendo el destino de mundo y aca Mauricio y Mariu, no pueden resolver la paritaria docente en un año o lograr que un colectivo con futbolistas haga 4 kilometros de recorrido para jugar un partido de futbol....MAMITA querida...QUE PAIS ¡¡
1
Mientras tanto, Macrin y Macron hablando de juntar al Mercosur y la UE