Con 70 millones de dólares en campaña, Beto O'Rourke no alcanzó a derrotar a Cruz
El Kennedy texano se quedó a un par de puntos del aliado de Trump en Texas. "Estoy jodidamente orgulloso de ustedes", concedió el candidato al Senado.

El Kennedy texano Beto O'Rourke rompió todos los récords de recaudación este año cuando su campaña por el Senado reunió casi $70 millones de dólares en donaciones individuales, todo un logro para un sistema político regido por el dinero de las grandes corporaciones. Sin embargo, la impresionante cantidad no fue suficiente para derrotar al republicano Ted Cruz, que logró aferrarse a duras penas a su curul en uno de los estados más republicanos del mapa electoral estadounidense.

"Estoy jodidamente orgulloso de ustedes, amigos", dijo O'Rourke en un emotivo discurso en el que aceptó la derrota ante miles de seguidores en su nata El Paso, Texas. "La derrota de esta noche no cambia nada sobre lo que siento por Texas y este país. Estar con todos ustedes y verlos aquí esta noche me recuerda porqué hicimos esto para empezar. No estamos en contra de nadie, no nos definimos por a quién o a qué le tenemos miedo", agregó emocionado.

O'Rourke consiguió enamorar a celebridades de la talla de Beyoncé y la superestrella del basketball LeBron James, y con todo eso se quedó a un par de puntos de distancia del senador y excandidato presidencial Cruz.

En la recta final de la contienda, el presidente Donald Trump decidió organizar un evento en Houston para defender la curul de Cruz, a quien apenas hace dos años atacó de manera brutal cuando ambos competían por la candidatura presidencial republicana. "El mentiroso Ted", como le llamaba originalmente Trump, de pronto se convirtió en "el hermoso Ted" cuando la mayoría republicana en el Senado parecía estar en riesgo.

Beto O´Rourke, el Kennedy texano que apuesta al voto hispano para derrotar a Trump

Por su parte, la socialista demócrata Alexandria Ocasio Cortez tuvo un triunfo aplastante en el distrito 14 de Nueva York, donde embolsó casi el 79% de las preferencias, mientras que su rival republicano Anthony Pappas se llevó poco más del 13.5%.

Ocasio pasó a la historia en junio pasado cuando le arrebató su curul en la interna al también demócrata Joe Crowley. El futuro excongresista era uno de los demócratas más poderosos de la Asamblea de Representantes, y su nombre sonaba fuerte para sustituir a la líder Nancy Pelosi.

Con la caída de Crowley, Pelosi aparentemente aseguró su posición como la eventual presidenta de la Cámara cuando llegué a su fin el reinado de Paul Ryan, quien ya anunció su retiro de la vida política desde hace meses. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.