Dólar
El Central vuelve a subir los encajes frente al próximo vencimiento de Lebacs
Aseguran que gran parte de los pesos liberados terminarán yendo al dólar, presionando sobre el tipo de cambio.

 El próximo martes hay un nuevo vencimiento de Lebacs por $400.000 millones y ante la incertidumbre del mercado, el Central anunció una serie de medidas que buscarán evitar una mayor presión cambiaria.

De este importe, hay alrededor de $100.000 millones que pertenecen a los bancos que no van a poder renovarse a fin de continuar con el desarme de este polémico instrumento. Para orientar el destino de estos fondos, la máxima autoridad monetaria volverá a subir en 5 puntos los encajes obligatorios a partir del miércoles 19 de septiembre, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central.

Sucede que al tener un vencimiento a un año, en el último desarme las entidades financieras evitaron la compra de Nobacs y prefirieron trasladarse a las Leliq, las cuales tienen un cortísimo plazo de una semana, lo que incrementa la presión en cada renovación.

De esta manera, los bancos tienen un límite de acción mucho más acotado. No pueden comprar dólares por estar a tope del máximo de tenencia y sufrirán un nuevo golpe en el caso de no elegir las herramientas ofrecidas por el Central.

Con esta nueva suba, los encajes superan los 30 puntos y significan un serio problema para las entidades bancarias al tener que mantener inmóvil gran parte de su capital con su consecuente desvalorización. A su vez, debido al desplome de la demanda de crédito no tienen forma de trasladar este costo a una suba de tasas, lo que terminará impactando en sus balances. El perjuicio económico ya ha sido manifestado en los ADR´s que cotizan en Wall Street con caídas que superan el 65% para las principales firmas.

El FMI frenó el desembolso de USD 3.000 millones hasta cerrar el nuevo acuerdo

Por otro lado, de los otros $300.000 millones que vencen en manos de fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes, sólo se permitirá una renovación del 50% y ofrecerán como reemplazo Letras del Tesoro en pesos. El problema es que en el último desarme estas letras no despertaron mucho interés y la gran masa de fondos liberados terminó yendo a la compra de dólares, lo que presionó para que el tipo de cambio suba de $30 a $40 en menos de dos semanas.

"Cuando anunciaron el desarme de Lebacs el dólar estaba en $30 y la tasa de política monetaria en 45%. Hoy tenemos un dólar en $40 y una tasa en 60%, además de una aceleración de la inflación. Pero insistimos en ir por ese camino", manifestó el analista financiero Christian Buteler. 

Por su parte, el director de la consultora Eco Go, Federico Furiase sostuvo que el mercado ya se está anticipando y eso es lo que explica la mayor devaluación de los últimos días. "La combinación de la caída de reservas por un Tesoro que está renovando menos Letes en dólares de las que vencen y más pesos en la calle por el desarme de Lebacs termina desestabilizando el mercado de cambios", subrayó. 

Así, a pesar del contexto de alta volatilidad, Caputo mantiene el objetivo de eliminar el stock existente de Lebac que hoy ascienden a $600.000 millones. Para muchos analistas, se trata de una medida poco inteligente por la expansión monetaria que genera. Sin embargo, Furiase asegura que "no es una elección propia, sino que se está acomodando a una decisión del mercado de cambiar Lebacs por dólares". "El desarme lo determinó el mercado. El Central la viene corriendo de atrás", concluyó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    Alberto Perez
    14/09/18
    20:33
    Tienen miedo que la "corrida cambiaria" se transforme en una "corrida bancaria".
    Responder