Socialistas
Se cayó la reforma de Santa Fe y Lifschitz no podrá buscar su reelección
Ningún bloque de la oposición se sumó al proyecto de reforma constitucional y Bonfatti empieza a recorrer la provincia como candidato.

Los largos meses que duró el debate por la reforma constitucional que impulsó el gobernador Miguel Lifschitz tuvo su punto culmine este miércoles cuando la Cámara de Diputados rechazó el tratamiento sobre tablas del expediente oficialista.

De esta manera, naufragó la posibilidad de modificar la Carta Magna provincial, vigente desde 1962, y la habilitación para que Lifschitz sea candidato para un segundo mandato.

En off, fuentes del oficialismo reconocieron a LPO que el camino hacia la reforma se había dilatado demasiado y necesitaban una definición para empezar a trazar el escenario de cara al 2019. Por ello, desde la Casa Gris enviaron el expediente a la Legislatura para que se trate sobre tablas lo cual demandaba de una mayoría especial.

La jugada de por sí era intrincada y con resultado incierto pero lo curioso es que el oficialismo en ningún momento logró romper el techo de los 25 votos que le garantizaba el Frente Progresista.

Ni el peronismo, ni Cambiemos se sumaron al proyecto propuesto por el gobernador pero tampoco lo hicieron los integrantes del interbloque de centroizquierda, Igualdad, y en la Casa Gris apuntaban al presidente del partido Socialista y autoridad máxima de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, de no haber hecho los esfuerzos necesarios para que prospere la reforma.

La pelea por la sucesión entre Lifschitz y Bonfatti generó fuertes tensiones dentro del partido gobernante y dejó varias heridas que tardarán en sanarse. Ahora, con las cartas sobre la mesa y sin posibilidad de la reelección de Lifschitz, el ex gobernador comenzará a mostrarse como candidato.

El ex gobernador Bonfatti.

"Con la marca Cambiemos a la baja tenemos que confrontar con Perotti, con el pasado, con los 90 y recuperar los votos que se habían ido al macrismo" se entusiasmó un radical de Neo conversando con este portal. Es que a partir de la crisis económica que comenzó a impactar de lleno desde mayo, el panorama político cambió aceleradamente.

En este marco, el optimismo del Frente Progresista creció significativamente y aseguran que los estudios de imagen los ubican en una muy buena posición para el arranque de la campaña.

Con votación nominal y la totalidad de los diputados presentes, el proyecto de reforma de Lifschitz cosechó 24 votos a favor y 25 en contra y el expediente volvió a comisiones.

El debate

El presidente del bloque socialista, Rubén Galassi, tuvo a su cargo la defensa del proyecto oficialista en una Cámara con asistencia perfecta. El diputado hizo un repaso histórico del constitucionalismo provincial, recorrió los principales argumentos para la reforma y respondió a las críticas que desde la oposición le hicieron al proceso.

Sobre todo, se centró en rebatir a los ex socialistas Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger quienes alejados y con profundos resquemores a las autoridades partidarias, crearon un interbloque con los diputados del Frente Social y Popular de Carlos del Frade y Mercedes Meier.

"A veces nos ponemos la vara tan alta que lo único que hacemos es mantener el statu quo" disparó Galassi en alusión al reproche que desde el progresismo le hicieron al proyecto oficialista que propone una reforma parcial y con claro objetivo reeleccionista, según los diputados.

Además, en un intento por hacer reflexionar al interbloque del PJ, recordó que en la discusión de la Constitución del 62 el peronismo se encontraba proscripto y que algunos dirigentes pudieron colarse en la Constituyente usando artilugios para sortear la prohibición.

El primero en responder el informe del bloque socialista fue el rossista Leandro Busatto quien tildó a la reforma de tener "apetencias electorales -y consideró que- no se puede andar manipulando un tema tan serio como este".

"Esta sesión no será recordada por reformar la constitución pero sí de haber defendido la salud institucional de la Legislatura" concluyó Busatto.

El ex intendente de Rosario, Héctor "Tigre" Cavallero y Luis Rubeo también les respondieron al socialismo que los acusó de no ser reformistas: "No solo que estamos a favor de la reforma, sino que hemos presentado un proyecto propio que ni siquiera lo han tratado" dijo el Tigre.

Por su parte, Rubeo puso el acento al apresuramiento para tratar la reforma: "se apura el tratamiento un 29 de agosto porque se agotan los tiempos que le podrían permitir al señor gobernador la posibilidad de ser reelecto, esa es la verdad".

El ex senador nacional Rubén Giustiniani.

Los momentos más picantes se vivieron con los discursos del socialista Joaquín Blanco quien pidió que el pleno se constituya en comisión y se retire el artículo 64 que habilita la reelección y fustigó a aquellos que se oponen a la reforma porque "le tienen miedo a competir contra Lifschitz" disparó y agregó que se "resisten a la ampliación de derechos".

Sin embargo, la propuesta para modificar el mensaje que propuso Blanco no obtuvo respuesta y legisladores de distintos bloques de la oposición reconocieron que durante el debate no hubo mayores contactos desde el oficialismo para tratar de revertir la votación.

Por su parte, el ex senador Rubén Giustiniani comparó el intento reeleccionista de Lifschitz con las modificaciones de las reglas de juego que se hacen en otras provincias y puso el ejemplo de Insfrán en Formosa, una chicana difícil de digerir para el socialismo que hace alarde de respeto republicano.

En la noche previa a la sesión, el gobernador Miguel Lifschitz reunió en el Centro Cultural Paco Urondo de la capital provincial a los principales referentes del Frente Progresista, legisladores, militantes y funcionarios del gabinete

En su discurso ya había dejado trascender la dificultad para que prospere la modificación aunque advirtió que "si no logramos la reforma, también habremos ganado porque abrimos un camino, preparamos el terreno para que en el próximo período de gobierno del Frete Progresista, en el 2020 podamos lograrlo" en un mensaje de unidad que entusiasmó a funcionarios y militantes. A pesar de los esfuerzos, la reforma constitucional sumó otro fracaso.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Por dios, que se ubique en la palmera el gobernador, el país se prende fuego y le vas a pedir a la gente que vaya a votar para una asamblea constituyente para reformar la constitución y él pueda ser reelegido. Creo que hay otras cuestiones mas urgentes que atender en la provincia. O al menos hubiese tenido la grandeza como Obeid, que propuso la reforma y se excluyó de la reelección. Además, estas cuestiones son las que exasperan a la población en momentos de crisis, cuando notan la falta de tacto con la realidad de los gobernantes.
1
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!!!!!!!!!!!!!! $ocialistas santafesinos NUNCA MAS