Robert Kraft
El dueño de un equipo de fútbol americano podría ser el nexo de Trump con López Obrador
El magnate estadounidense se acercó a Emilio Azcárraga. Los planes para 2022.

 En febrero de este año la publicación Bussines Insider explicaba que cuando la esposa de Robert Kraft (magnate y empresario deportivo) murió en el 2011, a lo largo de un año tras el deceso Donald Trump llamó una vez por semana a Kraft para darle consuelo y alivio. Cinco años más tarde el dueño de los Patriotas de Nueva Inglaterra, equipo insignia en la NFL, donaría un millón de dólares para la campaña presidencial de Trump.

Históricamente ligado al Partido Demócrata, firme aportante en las campañas de Barack Obama, dueño de un enorme prestigio social, Kraft podría ser un actor a seguir de cerca en el futuro de la relación entre México y Estados Unidos, especialmente si este domingo se confirma la tendencia que ubica a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en Los Pinos.

En 1994 Kraft compró a los Patriotas por tan solo 172 millones de dólares. Hoy, 24 años después y cinco títulos de Superbowl el valor de la franquicia creció, se estima, un 2,051.16%. El magnate ocupa el puesto 83 en la lista de los 400 más ricos de Estados Unidos elaborada por Forbes, con una fortuna de 6,200 millones de dólares.

También es dueño del equipo de la Major League of Soccer (MLS) los New England Revolution, ambos ubicados dentro de la misma ciudad donde Patriots y Boston Celtics conviven.

Trump, Kraft y el equipo de los Patriots en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Entre otras cuestiones, Kraft es cercano a Emilio Azcárraga, propietario de Televisa. Juntos hicieron lobby en la FIFA para lograr que el mundial de fútbol de 2026 se organice en México, EU y Canadá.

De hecho, circula un rumor en el empresariado mexicano de que ambos magnates ahora podrían intentar que ese mundial previsto para dentro de 8 años sea en realidad dentro de 4 por serias deficiencias que implicaría organizarlo en Qatar, el pequeño país de la península arábiga.

Y ahora Azcárraga ha construido una relación afable con Andrés Manuel López obrador que incluyó el cierre de la campaña del candidato en el estadio Azteca, propiedad de Televisa. Antes de eso hubo dos hechos rutilantes. Primero una cena de Azcárraga con dueños de medios en la cuál el empresario dijo que la tendencia electoral ya era irreversible y mostró las encuestas encargadas por él mismo que favorecían a Morena.

Allí dijo que lo mejor era acompañar este cambio de clima política. El segundo hecho fue otra cena con algunos de los hombres del CMN en su casa de Distrito Federal para ver la presentación de AMLO en el programa Tercer Grado de Televisa. Allí comenzaría a gestarse la cumbre del tabasqueño con los mayores empresarios mexicanos.

Azcárraga, que cada vez pasa más tiempo en Estados Unidos, cree que Kraft puede ser un nexo positivo con Trump en medio de una relación bilateral que se avecina turbulenta con una pesada agenda en lo referido a comercio seguridad, defensa e inmigración.

Emilio Azcárraga, dueño de Televisa y cercano a Kraft.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.