Facebook
Semana negra para Zuckerberg: Estados Unidos empieza a ajustar el cerco regulatorio sobre Facebook
Durante años Silicon Valley logró evadir la regulación del gobierno. Esos días podrían estar terminando.

Las recientes revelaciones respecto al rol que jugó Facebook en el escándalo de Cambridge Analytica, firma que utilizó la información de unos 50 millones de cuentas para influir la elección presidencial de EU a favor de Donald Trump, ha puesto al gigante del social media en la mira del Congreso estadounidense. Detrás de CA está la poderosa familia Mercer, financistas de personajes como Ted Cruz y otras figuras anti establishment al interior del movimiento conservador. El escándalo está poniendo en jaque a una industria que durante años ha logrado en gran medida evadir la regulación gubernamental, pero la época de oro de la libertad en Silicon Valley podría estar llegando a su fin.

No sólo es el Congreso norteamericano. El Parlamento del Reino Unido también llamó a comparecer a Zuckerberg, quien respondió que enviaría a sus dos lugartenientes, aunque sí accedió a presentarse ante los congresistas de su país. El domingo el joven magnate y CEO publicó un mea culpa de página completa en distintos diarios estadounidenses.

"Tenemos la responsabilidad de proteger tu información", decía el encabezado. "Si no podemos [hacerlo], no la merecemos". En la misiva, Zuckerberg reconoció que la filtración de la información a través de una app académica había sido "una violación a la confianza, y lamento no haber hecho más en el momento". Dijo que están tomando medidas para que no vuelva a ocurrir. "Gracias por creer en esta comunidad. Te prometo que voy a hacerlo mejor para ti", aseguró el billonario.

Pero este martes, quien si compareció ante el Comité de Cultura del parlamento británico fue Christopher Wylie, uno de los fundadores de Cambridge Analytica. Este científico de datos afirmó en el Parlamento que el Brexit se impuso en el plebiscito con trampa.

Según este arrepentido, el colectivo Vote Leave -que impulsó el Brexit y fue liderado por el ahora ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson- apeló a las técnicas de manipulación en las redes sociales de la firma canadiense AggregatelQ (AIQ), que forma parte de Cambridge Analytica. Explicó que esta firma utilizó perfiles psicométricos y técnicas de 'microtargeting' para llegar a siete millones de votantes. 

"Es completamente razonable el decir que pudo haber habido otro resultado del referéndum si, desde mi punto de vista, no hubieran hecho trampa", señaló Wylie.

Republicanos y demócratas ya pidieron públicamente que los altos mandos de Alphabet y Twitter, se apersonen y expliquen ante el Congreso cómo protegen la información de sus usuarios.

Mientras tanto, la Comisión Federal de Comercio de EU lleva a cabo una profunda investigación respecto al manejo de la información personal que Facebook practica y dijeron en un comunicado que tienen "preocupaciones sustanciales" sobre el comportamiento de la empresa. Al mismo tiempo, los Fiscales Generales de 38 estados firmaron una carta donde exigieron a Mark Zuckerberg responder una serie de cuestionamientos sobre su modelo de negocio y la forma en que tratan a sus usuarios. Las preguntas van desde cuáles son los términos de servicio de la plataforma; cómo monitorean la manera es que los desarrolladores de aplicaciones ajenas a Facebook manejan la información de los usuarios y qué tipo de control tienen sobre dichas empresas; desde cuándo la empresa sabía de la violación a la privacidad de sus usuarios; y qué otras firmas mineras de data habrían comprometido a los ciudadanos de sus respectivos estados

"Facebook aparentemente argumenta que este incidente en que se cosecharon decenas de millones de perfiles no fue el resultado de una violación técnica de datos; sin embargo, los reportes indican que Facebook entregó la data personal de usuarios que nunca autorizaron a estos desarrolladores para que la obtuvieran, y confió en términos de servicio y configuraciones que era confusas y quizás engañosas para los usuarios", detalló el comunicado de los fiscales.

Christopher Wylie compareció este martes ante el Comité de Cultura del parlamento británico.

La presión de los legisladores no se limita únicamente a Facebook. Republicanos y demócratas ya pidieron públicamente que los altos mandos de Alphabet -la entidad que controla Google- y Twitter se apersonen y expliquen ante el Congreso cómo protegen la información de sus usuarios y evitan que sea explotada por terceros, ya sea para motivos publicitarios u otros más siniestros.

La presión de los legisladores no se limita a Facebook. Republicanos y demócratas ya pidieron que Alphabet -la entidad que controla Google- y Twitter, concurran al Congreso.

"Facebook, Google, y Twitter han amasado cantidades sin precedentes de datos personales y usan estos datos cuando venden publicidad, incluyendo publicidad política" declararon los senadores Ami Klobuchar, demócrata de Minnesota, y John Kennedy, republicano de Louisiana. "La falta de supervisión sobre cómo se guardan estos datos y cómo los anuncios políticos son vendidos despierta preocupación sobre la integridad de las elecciones de Estados Unidos así como de los derechos a la privacidad".

Klobuchar y Kennedy son miembros del Comité Judicial del Senado, y ya solicitaron al presidente del comité, el republicano Chuck Grassley, que convoque a audiencias públicas. Ellos dos, junto con el veterano senador John McCain, uno de los líderes morales del Partido Republicano, están impulsando una propuesta legislativa bajo el nombre de la Ley de Publicidad Honesta que tiene como objetivo llevar transparencia al mercado de los anuncios en línea. En particular, revelaría qué personas o entidades están detrás de un anuncio en las plataformas digitales.

Zuckerberg, durante una entrevista reciente, indicó que es el tipo de propuesta que su empresa podría apoyar. "Hay algunas cuestiones por matizar sobre cómo regular, que creo que serían en extremo intelectualmente interesantes", dijo. Sin embargo, dicha ley no hubiese detenido los esfuerzos de Rusia, quienes llevan años inundando la red social con noticias falsas y páginas con información para manipular la opinión pública en occidente.

El senador Jeff Flake, miembro del mismo comité y una de las voces más críticas del presidente al interior del Partido Republicano, cuestionó quién dentro Facebook sabía de lo ocurrido, "¿Cuándo lo supieron? ¿Durante cuánto tiempo ha estado ocurriendo? ¿Y qué pasará con esos datos ahora?". El Comité de Inteligencia de la cámara alta también expresó consternación. "Esta es más evidencia de que el mercado de publicidad política en línea es esencialmente el viejo oeste", sentenció el demócrata Mark Warner.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.