Diputados
La jefatura de Rossi revitalizó al bloque kirchnerista que pasó a la ofensiva
El nuevo jefe de bloque protagonizó los incidentes que llevaron al caos al Congreso.

La coreografía se repite, desconocidos o diputados pasan a la acción directa y chocan con sus colegas del macrismo o hasta con gendarmes y cuando las cosas amenazan con terminar de desmadrarse, aparece Agustín Rossi para contener a los exaltados. Un ejercicio de moderación elogiable sino fuera que la repetición del acting empieza a despertar sospechas.

El regreso del rosarino a la Cámara de Diputados se sintió fuerte: En su primera semana como jefe de la extensa bancada kirchnerista -más de 60 diputados-, Rossi protagonizó los incidentes en la reunión de comisión que trató el dictamen de la reforma previsional; luego chocó con los gendarmes que custodiaban el Congreso en la sesión convocada para aprobarla y ya en el interior del recinto encendió la mecha que detonó la sesión.

Lo festejó con una salida triunfante al salón de los Pasos Perdidos, con aplausos de colegas y empleados. Y dejó postales curiosas: merodeó en cada zona de conflicto pero no protagonizó peleas subidas de tono con sus colegas, mas bien dejaba que la tensión escale parea intervenir justo antes -o unos segundos después- que explotara.

Monzó lo llamó para recriminarle el clima de la comisión que debatía la reforma previsional, con grupos de jubilados y militantes insultando. Muchos habían ingresado como invitados de diputados kirchneristas: LPO vio como Axel Kicillof y Carlos Castagnetto guiaban algunos de ellos.

Rossi, que en su anterior etapa de jefe de bloque jamás asistía a las reuniones de comisión, los frenó con un salto cinematográfico cuando intentaron desmadrar la reunión. Pero luego permaneció absorto ante los reproches de un desbordado Monzó, convencido de estar ante un interlocutor mucho menos dócil que Héctor Recalde .

Escuchó sin chistar el encendido discurso de Nicolás Massot, que en otras épocas lo hubiera enloquecido. No tenía previsto reaccionar.

Rossi contiene a los exaltados que ingresaron a la comisión que dictaminó sobre la reforma previsional.

Y el miércoles fue de los primeros en inspeccionar el férreo operativo de la Gendarmería. Fue hasta el centro de la plaza y los intimidó con varios cara a cara, pero no llegó al enfrentamiento directo.

En la sesión dejó claro su dominio del conflicto. Esperó a las 14.30 para pedir levantarla por falta de quórum, repudió las agresiones a sus pares pero nunca se acercó a insultar a Monzó como la mayoría de sus compañeros.

Tampoco se preocupó en separar ni en frenar a los camporistas que le exigían a los aliados y hasta miembros de otros bloques levantarse de sus bancas. Máximo Kirchner, que venía siendo un diputado moderado, les exigió a los gritos a los misioneros a dos metros de distancia. 

Rossi ya trabaja para acordar unidad con los bloques de Massa y los gobernadores por "temas" en los que coincidan en su oposición al gobierno. Felipe Solá juega un rol clave en esas conversaciones.

Y Wado de Pedro hizo lo mismo con diputados del bloque de los gobernadores hasta que Diego Bossio lo paró en seco: "Tomatelas, anda a ocuparte de tu bloque", le dijo. Casi se van a las manos, pero finalmente se tranquilizaron.

El que no pudo resistirse a las provocaciones fue Monzó, que terminó tirandole una mano imprecisa al radical kirchnerista Leopoldo Moreau, inmortalizada por las cámaras de los fotógrafos que seguían la sesión. "Tuvieron un triunfo, pero de los que restan más que suman, porque fue gracias a la violencia", analizaba un diputado peronista, pero lejano al kirchnerismo.

De hecho, algunas voces experimentadas del Congreso aseguran que no se trataron de incidentes aislados ni mucho menos espontáneos y agregan que Rossi no sólo estaba al tanto, sino que lo avaló. 

Cuentan que su vieja relación con Pablo Kosiner, jefe del interbloque de los gobernadores, le habría permitido conocer su malestar y sus pocas ganas de colaborar con el quórum, enojados por el doble juego de Lilita Carrió que los dejaba expuestos como "socios del ajuste" del gobierno, mientras la chaqueña aparecía mediando ante Macri para conseguirles un bono a los jubilados. Hablan hasta de una reunión entre ambos en su despacho.

Lo cierto es que el santafesino logró afianzar su liderazgo en apenas una semana. Apenas asumido a muchos de los integrantes de su bloque tuvo que convencerlos para que no se mudaran a la bancada de los gobernadores y ahora ya trabaja para coordinar acuerdos "por temas" con el massismo y el bloque de los gobernadores. Felipe Solá juega un rol clave en esas negociaciones. El límite, claro, es la intransigencia de su jefa. Se verá si logra sortearlo con la misma muñeca que demostró para subirse a la ola del caos de esta semana.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 7
    18/12/17
    17:19
    ¿un ladron de armas, misiles, municiones? ¿Que dejó destruir a las fuerzas armadas? ¿diputado? ¿jefe de bloque? Acça hay que tirar la cadena y comenzar en 1800 de nuevo
    Responder
  • 6
    mariangel
    17/12/17
    12:40
    Rossi es un subversivo repugnante
    Responder
  • 5
    Jose Luis Quintana
    17/12/17
    08:33
    Militancia politica o defensa de los Chorros... Nunca explico o debera explicar que paso en su area de defensa cundo fue ministro (falta de municiones, armas. hasta un misil, tal vez lo tenga en su placard).
    Responder
  • 4
    facebook-144702302853992
    16/12/17
    23:53
    Ché....Ciudadanodeapie, comprate un monopatín.
    Responder
  • 3
    ciudadanodeapie
    16/12/17
    21:02
    Señores de LPO, por favor, pongan un poco de rigor periodístico en sus notas. Quien escribió este flojo artículo, de verdad cree que ese chanta Rossi, mentiroso y cómplice de la corrupción durante años, por pegar cuatro gritos ya "revitalizó a la bancada kirchnerista"???
    Lamentablemente, una buena parte del periodismo no puede escapar a la chatura y mediocridad general; es más, es parte de ella.
    Responder
  • 2
    pirucho
    16/12/17
    20:40
    Esto ya lo viví... ojalá que termine mejor
    Responder
  • 1
    alombardi
    16/12/17
    16:52
    se llama militante politico, boludo!
    Responder