Gobierno
Quintana prepara un drástico ajuste del Estado y sólo están fuera de peligro los "doers"
Quiere eliminar las dependencias de descentralizados como Inta, Inti, Inai y todo lo que empieza con "i".

Cuando Mauricio Macri le transfirió hace dos meses la dirección de diseño organizacional del Gobierno a Mario Quintana no lo hizo en vano.

El vicejefe de gabinete, que absorbió esa área proveniente del ministerio de Modernización de Andrés Ibarra, recibió la misión de ejecutar la reducción de estructuras del Estado una vez pasadas las elecciones.

Desde hace meses se viene especulando con la disminución del número de ministerios del gabinete, el más extenso de la historia. Pero donde va a atacar primero Quintana es en las estructuras que están por debajo de los ministros.

"Será un achique hacia adentro, va a ser un festival", aseguraron a LPO en el Gobierno.

En ese sentido, Quintana planea que haya menos secretarías, subsecretarias y direcciones, que le reportan al Estado un gasto que en el Gobierno consideran desmedido.

'Será un achique hacia adentro, va a ser un festival', aseguraron a LPO en el Gobierno. 

Además, se espera una reducción drástica en las dependencias de los organismos descentralizados de los ministerios que tienen delegaciones en todas las provincias. Ejemplos de organismos descentralizados son el Inta, el Inti, el Inai y el Inaes, que dependen de los ministros Ricardo Buryaile, Francisco Cabrera y Carolina Stanley.

"Todo lo que empiece con i está sujeto a revisión", sintetizaron en el Ejecutivo.

"La idea de Macri es tener un manejo west wing del Estado, con ministros protocolares", señaló a LPO un funcionario. The West Wing es una célebre serie norteamericana que hace referencia al ala oeste de despachos de la Casa Blanca. Allí están el Despacho Oval y las oficinas de los funcionarios más importantes.

Los doers

Para aplicar la aniquilación de cargos, en el Gobierno tienen una categoría para definir a los funcionarios que están a salvo: los "doers", un juego de palabras con el verbo hacer en inglés. Es decir que los que "hacen" no tienen que preocuparse por pasar por la guillotina.

Ejemplos de "doers" para la Rosada son los funcionarios que ejecutan altamente el presupuesto de sus áreas, como Javier Iguacel, de Vialidad Nacional; Iván Kerr, a cargo del Procrear y de la subsecretaría de Vivienda; Pablo Bereciartúa, de Recursos Hídricos y Marina Klemenziewicz, de Hábitat. No es ejemplo de doer Jorge Sábato, subsecretario de Obras Públicas.

Tanto Sábato, Kerr, Klemenziewicz y Bereciartúa dependen del ministro del Interior, Rogelio Frigeiro, quien aún no nombró al reemplazo de Daniel Chaín en Obras Públicas a casi un año de su partida. En Interior se espera una reestructuración en las próximas semanas aunque la posible llegada de Jorge Macri fue aplazada al menos hasta enero.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Se esfumaron los dólares pedidos al extranjero, con la bicicleta financiera en rojo y al no saber, no conocer de gestión estratégica destrozaran todo, total ellos se irán y nosotros garparemos la avaricia
3
No quiero ni en fotos a CFK ni a nada que tenga referencia a eso.

Pero este Macri...este Quintana...este país...qué tilingueria monumental.

No aprendieron nada de los años de Menem?
2
Si es como en una serie norteamericana debe ser bueno.
No hay nada mejor que copiar lo que funciona ................. guest guing jauajauaaa
1
Causa gracia cuando hablan de achique de ministerios y secretarias usando es este gobierno el creador de ministerios y secretarias récord. Es como el festejo del crecimiento de la economía que apenas está intentando llegar a los niveles del 2015.