Cambiemos
Carrió escala la tensión tras el bozal mediático: "me hirieron y abandonaron"
La diputada se quejó por Twitter. En el gobierno afirman que ya perdió dos puntos por sus declaraciones sobre Maldonado.

Era previsible para cualquiera que la conociera. Lilita Carrió, la indomable diputada que alguna vez hizo gala de su rebeldía para someterse a las instrucciones de presidentes como Ricardo Alfonsín o Fernando de la Rúa, no iba a aceptar mansamente que le metieran un bozal mediático los jóvenes estrategas de comunicación del PRO.

Luego de sus desafortunadas declaraciones en el programa Los Leuco sobre la aparición de un cuerpo que podría ser el de Santiago Maldonado, la conducción de la campaña de Cambiemos le prohibió volver a aparecer en los medios hasta el día de la elección. 

No fue una medida apresurada: Fuentes del gobierno porteño confirmaron a LPO que Cambiemos perdió dos puntos en Capital y un efecto similar se insinuaba en la provincia donde la pelea con Cristina Kirchner es muy pareja. Lo más preocupante para el oficialismo es la tendencia.

Por eso, la decisión fue tan terminante que incluso la bajaron sin consultarla de los programas de Mariana Fabbiani de Canal 13 y "Morfi" de Gerardo Rozin en Telefé. En este último caso se dio la situación más violenta porque el conductor cuando entrevistó a Cristina Kirchner anunció que la próxima invitada iba a ser Carrió, entrevista que debería haber ocurrido este jueves.

Lo peor para la diputada es que su presencia fue directamente cancelada desde el comando de campaña, lo que generó un entredicho con Rozín que pidió que sea la propia diputada la que le cancele el encuentro. Con un agravante, la gobernadora María Eugenia Vidal si formó parte de ese ciclo, pese a que no es candidata. Y este jueves siguió con su raid mediático.

El doble rasero terminó de enervar a Carrió que este jueves por la noche no pudo más y empezó a destilar su enojo por Twitter. En tres explosivos mensajes encadenados, habló de abandono, se quejó del "mundo político" y cuestionó a aquellos que la "hirieron".

Lo curioso es que el miércoles había concluido la jornada, ya instrumentado el bozal mediático que reveló en exclusiva LPO, pidiendo perdón a la familia Maldonado por sus declaraciones.

Fiel a si misma, este jueves cuestionó a los que "tergiversaron perversamente" sus palabras.

Pero como suele suceder con Carrió, sus enojos, aún los que parecen surgir de manera más clara desde lo emocional, siempre tienen o anticipan un correlato político. La posibilidad de una ruptura con el gobierno de Macri es algo que ha sobrevolado -y asustado- a la coalición oficialista prácticamente desde su conformación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 14
    femama
    21/10/17
    16:24
    Nada malo dijo. Expresó que una de las hipótesis era que lo tenía la RAM (en un 20 %, es decir, en un 80 % estaría en Argentina).
    Parece que a mucha gente le cuesta entender cosas básicas.
    Responder
  • 13
    donchuma
    21/10/17
    10:45
    Nestor, no te olvides de toda la camada de lameculos que le festejan y justifican todo a ambas alejandolas aun más de la realidad...en este portal hay ejemplos de sobra de esos especímenes patéticos, incapaces de pensar por sí mismos por la devoción a su santa.
    Responder
  • 12
    Nestor Infoseries
    20/10/17
    21:53
    Coincidencias llamativas entre Carriò y Cristina. Ambas son lìderes naturales, soberbias, prepotentes y pierden votantes cada vez que abren la boca. Nunca visto.
    Responder
  • 11
    juan cruz
    20/10/17
    20:30
    Juego doble contra sencillo, que Carrio y Fernando Iglesias, no pasan un examen psicofisico, de esos que se requieren cuando uno entra a trabajar en una empresa,,,,,lo digo en serio...
    Responder
  • 10
    juguete de lobos
    20/10/17
    15:39
    Para mí, la tragedia es que cambiemos no tuvo ningún inconveniente para valerse de una loca. Leer estos mensajes lo confirma: ella es una loca y como en este caso la locura patinó hacia el error, cambiemos ya la barrió. Dejó de servirle...
    Responder
  • 9
    donchuma
    20/10/17
    15:27
    Es tan buena que perdona a los que la ofendieron reproduciendo textualmente sus dichos...en fin, agarransen porque la pitonisa con mínimo 50 de apoyo en Gorila City, 10 diputados y otros tantos en demases legislaturas/concejos deliberantes va a romper más los kinotos que ahora. Marquitos tendrá que construir una presa de Hoover para contenerla...
    Responder
  • 8
    Jorge Bacigalupo
    20/10/17
    12:50
    El pescado muere por la boca, es algo que esta mujer no entiende, como tampoco entiende que hay que mover el cerebro antes que la lengua.-

    Siempre ha sido así Carrió, dicen que burro (en este caso burra) viejo no agarra trote, Carrio lo confirma de la A a la Z.-

    En mi caso personal votare la lista 502 de Vamos Juntos, previo corte de la misma en la cual la "desbocada" de Carrio integra la lista de candidatos a Diputados Nacionales.-
    Responder
  • 7
    eloneo
    20/10/17
    12:21
    La "esposa" política de Makri ya traicionó hace rato a la República. Este gobierno es igual al anterior pero con estilo gancia; dicho en términos más prosaicos: son salchichas (chorizos con estilo)
    Responder
  • 6
    Jose Colella
    20/10/17
    11:02
    Para mi no perdio puntos, el electorado porteño adora ese tipo de declaracion...igual, este escandalo demuestra que Carrio no responde a Cambiemos, responde a sus verdaderos y unicos jefes, los que estan en Colombia al 4300
    Responder
  • 5
    dariush
    20/10/17
    11:00
    Parece que estaría necesitando un cura, y un sandwich de milanga, sempiternos recursos de esta señora, para rearmarse física y espiritualmente ante los contratiempos de la vida política.
    Se la creyó; irresponsablemente, pasó por alto que su supuesto posicionamiento, se debió más a la magistral maquinaria de compra de influencias del gobierno, que a sus méritos propios. Su excesiva presencia en los medios, y el marco que le creaban los periodistas para su lucimiento y autobombo, obedecieron a las magistrales sumas que derrama el gobierno, mediante publicidades, contratos, sobres por debajo de la mesa, prebendas, etc., y basta una orden de quien corta el bacalao, para que la defenestren con mayor velocidad que la de su coronamiento.
    Pero lo peor, es que este personaje, que pulula por los más diversos ámbitos del estado desde hace décadas, se ha transformado en una insoportable y grotesca caricatura de la identidad que intentaba transmitir, de fiscal moral de la república.
    Responder