Estados Unidos
Tillerson dice que sigue el acuerdo con Irán: "Donald Trump no me castró"
El secretario de Estado salió a tranquilizar al mundo: EU quiere mantener el acuerdo nuclear con Irán.

 Este domingo el secretario de Estado Rex Tillerson apareció en el programa de análisis político y entrevistas State of the Union, conducido por Jake Tapper en CNN, para tranquilizar al mundo sobre la postura de Estados Unidos ante el tratado nuclear de Irán, mismo que Donald Trump estuvo a punto de reventar la semana pasada cuando se negó a recertificar el cumplimiento de la nación persa en el tratado multilateral.

Tillerson aseguró que Estados Unidos deseaba permanecer en el tratado y que, a pesar de las declaraciones del presidente, la estrategia ante Corea del Norte seguiría siendo la diplomacia "hasta que caiga la primera de las bombas".

Tillerson tuvo que romper su tradicional silencio ante los medios en parte por las declaraciones que en los últimos días ha hecho el senador Bob Corker, una de las voces más influyentes en la cámara alta. La semana pasada, tras anunciar que no buscaría la reelección, Corker se desmarcó por primera vez de Donald Trump y criticó el caos evidente en el que la Casa Blanca ha permanecido desde el pasado 20 de enero. Ayer el senador, que es además el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, de plano acusó a Trump de "castrar" a su secretario de Estado, quien en repetidas ocasiones ha sido disminuido por las declaraciones y tuits del mandatario.

"No puedes castrar públicamente a tu propio secretario de Estado", dijo Bob Corker, sin correr el riesgo de quedarte sin opciones con Corea del Norte

"No puedes castrar públicamente a tu propio secretario de Estado", dijo Corker, sin correr el riesgo de quedarte sin opciones con Corea del Norte.

Como respuesta, Tillerson salió hoy a rechazar los señalamientos del senador, y aseguró, para shock de todos los televidentes: "Ya chequé, estoy intacto".

"Este es un presidente muy particular", justificó el ex CEO de una de las empresas más poderosas del mundo. "No creo que haya dudas para nadie de que todos lo ven como uno de los presidentes más particulares en la historia moderna".

El pleito con Corker explotó cuando Trump lo acusó desde su cuenta de Twitter de haberle suplicado su apoyo en su campaña de reelección, y que además le pidió ser el Secretario de Estado, posición que finalmente ocuparía el golpeado Tillerson.

"El senador Bob Corker me "suplicó" que lo apoyara para su reelección en Tennessee. Dije "NO" y el abandonó [la carrera] (dijo que no podía ganar sin [mí]. También quería ser el Secretario de Estado. Dije "NO GRACIAS". ¡También fue en gran parte responsable por el horrendo tratado con Irán! Por lo anterior, no es inesperado que Corker sea una voz negativa y se ponga en el camino de nuestra gran agenda. ¡No tuvo las agallas para competir!", acusó Trump en una serie de tuits.

La hoy legendaria respuesta de Corker llegó minutos después.

"Es una lástima que la Casa Blanca se haya convertido en una guardería para adultos mayores. Alguien obviamente no llegó a cubrir su turno".

Corker no es un senador cualquiera, se trata del presidente del comité de Relaciones exteriores del Senado, lo que lo hace una de las voces más poderosas en lo que se refiere a la política internacional de Estados Unidos, y fue además uno de los primeros republicanos respetables que apoyaron su candidatura. Cierto, lo hizo hasta que parecía inevitable que Trump ganaría las primarias, a pesar de eso fue el primer senador poderoso en apoyarlo, y es que no hay que olvidar que el hoy Fiscal General Jeff Sessions, quien abordó el tren Trump muchos meses antes, nunca mantuvo mucha influencia en la cámara alta y siempre fue considerado un vestigio del viejo sur ultraconservador.

Llama la atención que, en su defensa del presidente hoy, Tillerson nuevamente se negó a rechazar que haya llamado a Trump un "fucking moron" (maldito imbécil) durante una reunión con oficiales de alto rango en el Pentágono.

La presencia de Tillerson en los programas políticos del domingo buscó reforzar la confianza de que Estados Unidos sigue comprometido con el acuerdo nuclear de Irán

"No estoy jugando", respondió Tillerson al periodista Jake Tapper, después de que éste le preguntara sobre el ya infame comentario. "Estos son juegos de Washington. Son los destructores juegos de esta ciudad. No voy a dignificar la pregunta con una respuesta, Jake", insistió el secretario, "y estoy un poco sorprendido de que quieras pasar tanto tiempo en esto cuando hay tantos problemas alrededor del mundo".

La presencia de Tillerson en los programas políticos del domingo buscó reforzar la confianza de que Estados Unidos sigue comprometido con el acuerdo nuclear de Irán, a pesar de la incendiarías declaraciones que Trump ha hecho en contra del tratado.

"Veamos si no podemos arreglar las fallas que tiene quedándonos en el acuerdo, trabajando con los otros países participantes", sugirió el secretario. "Queremos tomar el acuerdo como existe, pero ejecutarlo por completo", aunque concedió a las demandas del presidente: "En el caso de que no lleguemos una solución con el Congreso y nuestros aliados, entonces el acuerdo será finalizado".

Tillerson aceptó también que lo iraníes habían cometido "violaciones técnicas" al acuerdo, pero insistió en que Estados Unidos se mantenía comprometido con cumplirlo.

Sin embargo, en otro canal, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, y la única funcionaria de alto nivel que estuvo de acuerdo con la posición de Trump de no recertificar el acuerdo, Nikki Haley, dio una versión muy distinta de la estrategia norteamericana hacia Irán. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.