Lava Jato
Por el escándalo de Odebrecht, la española Comsa se va de la obra del soterramiento
Redujo su participación en la UTE al simbólico 1%. LPO había adelantado que Macri quería dejar la obra en manos de Ghella.

La empresa española Comsa se alejó del consorcio encargado de la obra del soterramiento del Sarmiento en medio del escándalo de corrupción que rodea a la brasileña Odebrecht, a la que el Gobierno amenaza con sacar de ese millonario contrato.

Según reveló La Nación, Comsa pidió reducir a un 1% su participación en el Consorcio Nuevo Sarmiento. El trámite ante la Inspección General de Justicia (IGJ), pidió registrar a la italiana Ghella con el 37,4%, a Odebrecht con el 33% y a Iecsa con el 28,6% restante.  

Además de reducir su participación al mínimo, Comsa también pidió dejar de ser "representante" del consorcio. Otro cambio afecta al comité directivo: Ghella quedará a cargo de la "dirección del proyecto" y de la "dirección de producción", Iecsa a cargo de la "dirección de administración y finanzas" y Odebrecht, de la ingeniería. Pero no quedan cargos reservados para los españoles.

En Comsa no dieron explicaciones sobre el movimiento, mientras que desde el consorcio aseguraron que el cambio "es un trámite habitual" y que la española "seguirá teniendo un rol técnico en la obra". Desde la IGJ, sin embargo, dijeron que "tener un 1% es simbólico, si quisieran quedarse en cero, sería un trámite mucho más complejo".

Según señalaron fuentes empresarias al citado diario, la marcha de la obra del Sarmiento -todavía sin avances significativos- la llevan actualmente Ghella y Sacde, el nombre que eligió Marcelo Mindlin para rebautizar a Iecsa tras comprarle la firma a Calcaterra. Odebrecht quedó rezagada por el escándalo de corrupción y también porque nunca trajo el financiamiento del BNDES que había prometido. 

LPO había revelado el mes pasado que el gobierno de Mauricio Macri quiere sacar a la constructora brasileña de la obra, lo que derivó en una negociación fallida de Odebrecht para intercambiar información sobre los sobornos que pagó en el país a cambio de mantener el contrato. Incluso, Macri creyó que detrás del arrepentido Meirelles sobre Gustavo Arribas había amenaza encubierta de Odebrecht al Gobierno.

El plan del Presidente es dejar la obra en manos de Ghella, la firma que realizó el entubamiento del arroyo Maldonado en la Ciudad de Buenos Aires, una obra que Macri siempre mostró como uno de los grandes logros de su gestión porteña.

Incluso, este portal también informó que ejecutivos de la firma italiana ya se están moviendo en el mercado para conseguir el financiamiento para la obra, y evitarle al gobierno argentino el dolor de cabeza de tener que seguir explicando por qué puso 45 mil millones de pesos cuando el contrato establecía que las empresas traían los fondos. En esa búsqueda, Ghella le anticipó el mes pasado a los bancos que la salida de Obrebrecht de la UTE era inminente. 

Pero los primeros en irse fueron los españoles de Comsa.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.