Diputados
La pelea de Macri con Massa frenó la ley del mercado de capitales que exigen en Wall Street
Se iba a tratar a fin de año. El FpV lo rechazaba y el tigrense pedía cambios. Pero el Gobierno cerró el Congreso.

Mauricio Macri envió en noviembre a la Cámara de Diputados el proyecto de reforma del mercado de capitales que nunca trató, una deuda que el Banco de Inversión Morgan Stanley incluyó entre los motivos para mantener a Argentina con la calificación de "mercado fronterizo".

El presidente tenía expectativa de ser elevado a "mercado emergente", ascenso que hubiera empujado la llegada de nuevas inversiones extranjeras, aun muy por debajo de lo esperado por los referentes económicos del Gobierno.

Pero para cumplir ese objetivo, sostuvo Morgan Stanley, hacen falta reformas estructurales como la de mercados de capitales, que el propio Macri decidió congelar para no volver a negociar con Sergio Massa y Diego Bossio.

Fue lo que hizo durante 2016 para tener las principales leyes de su gestión, como fue el pago a los holdouts, el blanqueo de capitales o la ley para inversión público-privada, todas sancionadas con respaldo del Frente Renovador y el bloque Justicialista en Diputados y de los senadores peronistas.

En noviembre llegó el último paquete de leyes, pero Macri y la postergó cuando no pudieron aprobar la reforma de ganancias sin tocar la puerta del Frente Renovador y el Frente para la Victoria-PJ, que ni bien supieron de la jugada se unieron, consensuaron un proyecto común y juntaron la mayoría para enviarla al Senado.

Para ese entonces, Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), había participado de una reunión informativa en la Comisión de Presupuesto de Diputados para empezar a negociar la reclamada reforma de capitales.

El respaldo del Frente Renovador y el Bloque Justicialista volvía a ser elemental, porque parte central de la ley es cambiar la sancionada en 2012, escrita por Axel Kicillof.

Por ejemplo, se elimina de un plumazo el artículo 20 de aquella norma, que le permite a la CNV colocar veedores con poder de veto en las empresas y como nunca se tocó está vigente.

La ley Kicillof también estableció el fuero contencioso-administrativo para dirimir controversias sobre las resoluciones de la CNV. El proyecto de Macri propone que actúe el fuero comercial.

Macri volvió a pedir la ley en la apertura de sesiones ordinarias y la negociación comenzó en reuniones informales, entre los macristas Luciano Laspina y Álvaro González y Marco Lavagna (Frente Renovador) y Diego Bossio (BJ). Pero nunca se decidieron a escribir borradores, como fue tan habitual en 2016.

"La orden de la Casa Rosada fue que la ley era necesaria como estaba y no se podía negociar a contrareloj", confesaron a LPO fuentes de Cambiemos. Y todo quedó en la nada.

En diálogo con LPO, Lavanga contó que la ley iba a ser aprobada en diciembre con cambios y su bloque exigía un incentivo fiscal para invertir en la economía real.

Es que la ley, como la envió Macri, exime de pagar el impuesto a las Ganancias a los fondos de inversión, con el argumento de que ya están gravados sus integrantes y de esa manera se cae en una doble imposición.

Como fue costumbre en el primer año de Cambiemos, ante cada propuesta de bajar impuestos, los gobernadores mandan a sus legisladores a protestar (cualquier merma de recaudación, es un quita de coparticipación) y Massa propone solucionar el problema gravando la renta financiera.

La ley del mercado de capitales no iba a ser justo la excepción. "Un mercado de capitales para hacer carry trade no sirve. Y es lo que ya está pasando. Hace falta un servicio a las empresas que puedan colocar obligaciones negociables, o el armado de un fondo cerrado para temas productivos. Y para lograrlo hay que incentivarlo", explicó Lavagna a LPO.

Atento a la calificación de los bancos de inversión de Wall Street, Macri y su ministro de Finanzas Luis Caputo no quieren saber nada con partir el tablero entre fondos productivos y especulativos, que el propio proyecto de ley incluye en el paquete: dedica varios artículos a regular los asesores de inversiones y los productos derivados.

La última charla entre diputados fue hace no menos de 3 meses y aún Macri y Marcos Peña no bajaron la orden de acelerarlas, tras las malas noticias que llegan desde New York.

Incluso, hace un mes circuló una versión en Finanzas de una tanda de DNUs con proyectos de ley que nunca se trataron, pero no sería un mensaje claro a los mercados, sobre todo porque la oposición puede unirse en el Congreso y eliminarlos para siempre.

Nunca ocurrió, pero tal vez no haya inversores financieros con tantas ganas de provocar al Congreso como Macri.

Tal como explicó LPO, la falta de esta ley impidió que dinero del blanqueo se volcara en la economía real y casi todo fue al carry trade que el massismo quiere desterrar. Pero no lo logra.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    juan domingo liturgia
    22/06/17
    18:40
    No se equivoquen entre esta suerte de liberales, no hay peleas, hay cuestiones de precios y tarifas. Cada Ley tiene un costo, que por supuesto pagaremos todos los argentinos a 100 años.
    Responder