Provincia
Las primarias con Randazzo dividen a los intendentes entre veteranos y jóvenes
Pereyra y Descalzo creen que una interna implica un desgaste fuerte y ya piensan en irse a la Legislatura bonaerense.

En medio de un clima tensado por la posibilidad de que haya internas en el PJ, los intendentes se reunirán este miércoles a las 19 en la sede de la calle Matheu, donde buscarán dejar asentada una demostración de fuerza de cara al armado de listas. 

En la previa al encuentro general, los intendentes de la Tercera Sección se reunirán a puertas cerradas y buscarán fijar una postura común. El objetivo -que contaron fuentes del PJ a LPO- es compartido por la mayoría: quieren blindar las listas de concejales y las de diputados seccionales. 

Es que, más allá de la discusión por las PASO y la postura que se tomará en torno a Florencio Randazzo que actualmente divide las aguas entre los intendentes, los de la Tercera buscarán antes definir su posición frente a la negociación con La Cámpora por las listas. Por esa Sección, aspiran a que entren unos 8 diputados y quieren asegurarse que la lapicera estará en sus manos.

El pedido de esos distritos se repite en los demás. En el PJ no quieren que armar las listas sea una tarea exclusiva de Cristina Kirchner sino que la discusión se pueda plantear con un criterio de representación territorial. Además de esos requisitos, insistirán con poner aunque sea un diputado nacional con chances reales de entrar al Congreso. 

En esa discusión con la negociación de las listas existen coincidencias entre los intendentes y eso buscarán dejar plasmado. Sin embargo, las diferencias se manifiestan a la hora de hablar de la posibilidad de que haya PASO en el peronismo bonaerense.

Como contaron a LPO, si bien los intendentes más jóvenes de la Tercera preferirían que no haya internas porque saben que siempre hay conflicto, están confiados en que las ganarán y algunos incluso recuerdan ya haber transitado por instancias similares. "Es un mecanismo instititucional, si tenemos que ir a internas, iremos", dijo un intendente de la Tercera Sección a este medio. 

En contraste con esta postura está la opinión de los veteranos. Los barones como Julio Pereyra y Alberto Descalzo se niegan, porque saben que saldrían más perjudicados a sus distritos. Esto responde a un análisis sencillo: tienen las gestiones de peor imagen, miden mal en sus propios municipios y saben el desgaste que les implicaría una interna. 

Descalzo y Pereyra conocen sus limitaciones locales y eso se refleja en sus propias aspiraciones. Desde Ituzaingó, el intendente buscaría ser senador por la Primera Sección, mientras que Pereyra desde Florencio Varela aspiraría a entrar a la Legislatura bonaerense como diputado provincial por la Tercera.

Ambos saben que miden mal en sus distritos, donde ganaron con lo justo y la imagen de ambos va en picada. En ese marco, la Legislatura bonaerense se muestra como una salida elegante.

A la aspiración de Descalzo se oponen sus vecinos: Gustavo Menéndez, Ariel Sukarchuk y Leo Nardini no lo quieren de candidato. "Ituzaingo es un municipio muy chico", argumenta uno de ellos. 

El problema de fondo es que en el peronismo se estima que podrán poner a tres senadores por esa Sección y los tres intendentes aspiran en incidir en la lista, mientras que La Cámpora también quiere imponer un nombre. En tanto, Fernando Gray y Mariano Cascallares se opondrían a las aspiraciones de Pereyra. 

Mientras tanto, intendentes más jóvenes como Walter Festa ya se encolumnan en la estrategia de Máximo y se pegan al liderazgo de Cristina. El jefe comunal de Moreno dijo este miércoles que de haber una interna, en su municipio ganarían 9 a 1 porque "el amor de la gente" hacia la ex Presidenta es "muy fuerte". 

"El clima en el PJ está tensado, no hay más solidaridad entre los intendentes", resumió una fuente del PJ a LPO, y con estas discusiones buscarán plantarse en la reunión de Matheu.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    carlos a rossi
    01/06/17
    15:54
    Los Intendentes, tienen las ideas confundidas. Las primarias PASO, son obligatorias y simultáneas, para las fuerzas partidarias o frentistas, que quieran participar en octubre. En realidad, ellos arriesgan tanto si tienen varias listas de Randazzo compitiendo, dentro del PJ; como si logran con chicanas impedir, que Randazzo u otro dirigente peronista, compita dentro y entonces, arme su fuerza por fuera. Si la arma por fuera con un frente, eso no impide que en los municipios tenga varias listas de candidatos locales. Eso es lo que más va a debilitar, el poder de los intendentes en sus concejos deliberantes. Para los intendentes, sería mucho mas fácil, discutir lugares en las Secciones y la lista de Diputados Nacionales, con el equipo de Randazzo, que con la Campora y Cristina... En realidad, todos saben que se opera una renovación y todos pretenden renovar a los otros y no renovarse ellos... Es un tema profundo de la cultura hispánica y monárquica... por eso todos y todas, como diría Cristina, pretenden perpetuarse, aún cuando el rechazo social es masivo y las opciones que se presenten por fuera de los grandes bloques del Kirchnerismo y del Macrismo... tienen la oportunidad de hacer un buen papel electoral, ante la obvia polarización que pretende cubrir los defectos de ambas propuestas de la grieta. A todos los sectores parece importarles poco, el destino del movimiento peronista... toda la compulsa parece ser por los cargos en juego, sin importar si los pretendientes, sirven o sirvieron con eficacia y lealtad, al peronismo que dicen pertenecer.
    Responder