Corrupción
La Cámpora apela a De Vido para vincular los casos Correo y Odebrecht
El ex ministro de Planificación tiene información sobre la maraña de operaciones que cruza ambos escándalos.

Esta semana diputados de La Cámpora, superaron sus recelos históricos y se acercaron a Julio de Vido para que les cuente algo de lo que sabe sobre el caso del Correo que jaquea a Mauricio Macri. Tenían el dato que había un link entre ese escándalo y el Lava Jato que tiene a Odebrecht en el epicentro de un sismo continental.

El ex ministro no suele hacer un culto de la denuncia pese a que conoce como nadie el entramado de negocios lícitos e ilícitos de la obra pública de los últimos doce años, en el que participaron destacados macristas como Nicolás "Nicky" Caputo y Angelo Calcaterra. En su megaministerio también tuvo a su cargo el Correo y por eso días atrás se despegó de Franco Macri.

Acaso esa discreción sea la explicación por la cual apenas lo rozan casos en los que debería ser el primer comprometido, como el de Lázaro Báez. Igual de llamativo es el silencio mediático de las primeras espadas del macrismo con quien fue el cajero en jefe de la década pasada.

De Vido no es proactivo a la hora de soltar los secretos que acumuló en los 12 años que manejó la obra pública del país, pero esta vez los camporistas lo encontraron más predispuesto a hablar.

Pero esta vez algo cambio. De Vido no es un proactivo de soltar secretos, pero los camporistas lo encontraron bien predispuesto a contestar preguntas sobre la vinculación Correo, Macri, Odebrecht. Una línea que se vuelve aún más inquietante cuando se tiene en cuenta que ya se investiga la relación de esa multinacional con el caso Panamá Papers.

El circuito es conocido. La información se filtra y el diputado camporista Rodolfo Tailhade arma la denuncia, que algún fiscal vinculado a Justicia Legítima o al menos cercano a la procuradora Alejandra Gils Carbó, le da curso e imputa a los funcionarios involucrados. Que sea evidente no significa que no sea efectivo.

La conexión Odebrecht

Este domingo ocurrieron dos novedades que apuntan a sumergir a Macri en el pantano Odebrecht, que como se sabe comparte con la firma Iecsa la obra del soterramiento del Sarmiento. Será por eso que tanto a las autoridades de Brasil en su reciente visita al país, como en una comunicación con Estados Unidos, Macri pidió que le entreguen la información sobre el capítulo argentino del caso.

No es el único interesado en conseguir información. La propia Gils Carbó viajó días atrás a Brasil a juntarse con fiscales de ese país para intercambiar información sobre el caso.

La primera fue la aparición de una nota en Página 12 donde se afirma que el banco austríaco Meinl -comprado por Odebrecht para cursar parte de las coimas que confesó haber pagado en este continente por más de u$s 1.000 millones-, está metido en el concurso del Correo como un actor central.

Según reveló Página 12, en el último balance que presentó Sideco -controladora del ex Correo Argentino SA- ante la Comisión Nacional de Valores, el Meinl Bank Aktiengesellschaft tiene prendadas 93.183.300 acciones de titularidad de Socma Americana S.A. y 16.626.899 acciones de titularidad de Inversid S.A. Esta última es el último vehículo societario elegido por la familia Macri para sus operaciones.

La fiscal General, Gabriela Boquin, afirmó en su escrito que destapó el escándalo que el acuerdo de los otros acreedores del Correo, la familia Macri lo consiguió gracias al "peso determinante del voto favorable otorgado por Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ($ 194.452.533,06), Banco Rio ($ 31.699.599,07) y Corporación Financiera Internacional (CFI) ($ 179.665.285,93)", que cedieron sus créditos a Meinl Bank.

El caso Arribas

Sin tener relación directa con este caso, pero en una notable coincidencia temporal, este domingo el fiscal Federico Delgado, que tiene imputado al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas -por haber recibido transferencias de unos de los grandes coimeadores del Lava Jato-, dio una entrevista para afirmar: "Yo ví las cinco transferencias, el dato es real".

Arribas negó ante la Justicia y la bicameral de Inteligencia del Congreso, esa información publicada por el periodista Hugo Alconada Mon. Dijo que sólo recibió una tranferencia de 70 mil dólares en su cuenta del banco suizo Credit Suisse por parte del cambista brasileño Leonardo Meirelles, confeso coimeador de la multinacional brasileña.

El amigo del Presidente se enredó mal en sus declaraciones: Primero dijo que los fondos eran por la venta de un departamento en San Pablo y como los números no eran consistente con el valor de la propiedad en esa megalópolis, luego se desdijo en el aire y lo atribuyó primero a "muebles" y como en ese caso quedaban bajos, agregó "cuadros". Y presentó una adenda a la escritura, muy vidriosa.

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas.

Mon había escrito en La Nación que en realidad Arribas recibió de Meirelles cinco transferencias por 600 mil dólares y especuló que acaso serían parte de una coima vinculada a la obra del Soterramiento que ganó Calcaterra.

Este domingo, el fiscal Delgado le dio la razón en la primer parte. En una entrevista con el periodista Gonzalo Aziz por Radio Mitre, Delgado afirmó: "El dato es real. El documento fue presentado. Yo vi las 5 transferencias. Se abrió el pendrive que trajo el periodista, se hizo la impresión y se sumó al expediente".

El dato es real, yo vi las cinco transferencias que figuran a nombre de Gustavo Arribas. No sé si Arribas mintió, pero hay contradicciones muy evidentes, afirmó el fiscal Delgado.

El fiscal agregó que "los papeles son coincidentes con la nota que se publicó en el diario (La Nación) y que derivó en la denuncia de Elisa Carrió. Las 5 transferencia figuran a nombre de Gustavo Arribas. Ahora tenemos que cotejar que sean reales las planillas que trajo Alconada Mon y que el banco ratifique la información".

"No sé si Arribas mintió, pero hay contradicciones evidentes, muy manifiestas", apuntó y señaló que "había una persona que se encargaba de los sobornos en la Argentina. A esa persona la tenemos que buscar e indagar".

En el mundo de la obra pública se menciona por estas horas el nombre del conocido operador Martin "Pica" Benedittini. Odebrecht en el acuerdo que firmó en Estados Unidos ante la SEC, reconoció que pagó más de 1.000 millones de dólares de coimas en todo el continente y que en Argentina fueron 35 millones, Se trata de un número que para los empresarios del sector está muy por debajo de la realidad, ya que en el kirchnerismo la coima -comentan- rondaba el 10 por ciento y la firma brasileña recibió obras por 5.000 mil millones de dólares.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.